Arroz saborizado afecta el bolsillo y puede generar problemas de salud

Diana Calderón: "Con arroz saborizado no se puede hacer el tetero de los niños"

Diana Calderón: "Con arroz saborizado no se puede hacer el tetero de los niños"

Credito: Prensa INN

 9 de marzo de 2009.-Una ración de arroz blanco (50 gr. en crudo) aporta 106 calorías que se traducen en energía en el organismo, ayudando a realizar las actividades del día a día. Esto se debe principalmente a que el componente mayoritario del arroz es el almidón. Además, el arroz aporta unas 350 calorías por cada 100 gramos y 7% de proteínas. “El problema que se ha presentado en el país en los últimos días relacionado a la venta de ‘arroz saborizado’ afecta  la disponibilidad de calorías en el pueblo venezolano”, aseguró la nutricionista Diana Calderón, directora Técnica y de Educación del Instituto Nacional de Nutrición  quien calificó de sabia la decisión del gobierno bolivariano de llevar de nuevo a la mesa del venezolano el arroz blanco.

  “No es solo una cuestión de competencias, ni de disponibilidad en el mercado” indicó Calderón  enfatizando el hecho de que los venezolanos tienen sus hábitos alimentarios ya establecidos y el arroz es pieza fundamental en ellos. “Son sólo artilugios de las industrias para evadir la regulación de precios”.

 El arroz constituye el segundo cereal de mayor consumo después del maíz, es un alimento de producción nacional por lo que nos da independencia y contribuye a garantizar soberanía alimentaria.

 ¿Y los pacientes con regímenes especiales?

Calderón indicó que otro factor fundamental del uso del arroz es en la alimentación de pacientes con intolerancia al gluten, en niños con problemas de imperactividad o  autismo, entre otras patologías, debido a que las harinas del pan y la pasta, por ejemplo son ricas en gluten.

 Incluso cuando un paciente tiene diarrea se recomienda tomar agua de arroz tostado; pero ¿qué pasa? Ese remedio sólo puede hacerse con arroz blanco. “Muchas de las recetas y tratamientos que contienen arroz no pueden hacerse con arroz saborizado.

 No podemos hacer arroz con leche con arroz saborizado, galletas o las cremas de arroz para los bebés”.

 Destacó que en los empaques de dichos productos no se especifica el nombre exacto del saborizante si no que indica “sabor criollo”, “sabor a vegetales” “sabor idéntico al natural”, “arroz salvaje” ya que “la norma venezolana en cuanto al rotulado y etiquetado nutricional es amplia y hasta flexible, pues en muchos casos es hecha con participación de la industria privada en las mesas técnicas”, afirmó Calderón.

 En ese sentido, la experta destacó la importancia de hacer de obligatorio cumplimiento la declaración que especifique cuáles son los químicos utilizados para dar olor, sabor o cualquier otro agregado a los productos. Recordó que hace unos años sucedió algo similar con el llamado amarillo número 5, saborizante de obligatoria declaración en la norma venezolana luego de que se comprobara sus perjuicios en algunas personas.

 “Si no sabemos qué contienen esos arroces saborizados, nos exponemos por ejemplo a tener reacciones alérgicas, aunque la etiqueta diga que el sabor es idéntico al natural. Si la ama de casa desea saborizar su arroz lo hace con un diente de ajo o un pedazo de cebolla y ese gasto sigue siendo más bajo que el precio del arroz saborizado, que dobla incluso el precio regulado del rubro” apuntó Calderón.

 Se apuesta a lo natural

En la actualidad las sociedades científicas de nutrición a nivel nacional e internacional recomiendan que la alimentación debe ser lo más natural posible. De hecho, el Trompo de los Grupos de Alimentos que se fomenta desde el INN hace alusión al consumo de alimentos naturales y autóctonos. La directora Técnica y de Educación del INN comentó por ejemplo que resulta mucho más saludable comer una naranja o tomar un jugo de naranja natural que una bebida con sabor artificial.  

 “El Instituto Nacional de Nutrición respalda categóricamente las medidas de los ministerios del poder popular para el Comercio y Alimentación, la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), el Mercado de Alimentos (Mercal) y la política en general del gobierno bolivariano ya que se está afectando la disponibilidad de energía de la familia venezolana. Es decir, una mamá que tradicionalmente utiliza el arroz como guarnición o acompañante principal para la comida diaria que ya no tiene esa disponibilidad”.

 Finalmente, Calderón hizo un llamado a la población a asumir el Trompo de los Grupos de Alimentos como parte de su cultura alimentaria y a no caer en el juego de los empresarios de la industria privada y comprar productos a doble de su precio, “debemos ser firmes porque esos juegos están afectando nuestra economía familiar y pueden hasta poner en riesgo nuestra salud”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14510 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n130327.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO