Los diputados Kardashian

Es de antología cada actividad que WhiteDog organiza con miras a mantener su escenario de vida excéntrica. Cada vez son menos los alcances que tienen él y su tribu Kardashian en los límites de nuestro país, pero evidentemente la sarta de guaidioteces continúa al servicio de las personas desinformadas o con ingenuas expectativas de liderazgo asumido por el grupo de diputados que cada día interpreta un nuevo y aburrido número en su afán de ser "influencers".

Últimamente el diputado Kardashian, con su pequeña corte de mercenarios de la política, le ha dado por mostrar al menos dos escenas de esfuerzo titánico; una, gritando con histeria desencadenada a los guardias nacionales y polícías que custodian el Palacio Legislativo, descomponiendo el rostro hasta formar arrugas que no podrían existir sin un esfuerzo real por lograr la deformidad de la cara; y otra, ensartándose sacrificadamente sobre la reja del Palacio Legislativo en vez de utilizar la puerta de entrada. Estas son las imágenes que ven en el exterior, y al fin es lo que le importa, con independencia del escenario gris en el cual se arrastra.

¿Qué hacen estos diputados, además de hacer quedar a nuestro país en ridículo con ese comportamiento poco menos que incivilizado, retrechero, primitivo? ¿De verdad están capacitados para al menos sostener una discusión que conlleve tres palabras seguidas?

¿Y la diputada ladrona de teléfonos celulares? ¿"ejenserio" que puede ser tan caradura como para negar que ha robado flagrantemente un teléfono celular? ¿Es tan bueno el show de tan peculiar bajeza como para ser un chiste que merece la atención del mundo entero? Y hay quien la defiende, con video y aún la efectiva negación de la ladrona frente al hecho que se muestra con una evidencia pura.

Evidentemente estamos ante un despliegue de bajeza infinita en el modo de hacer política, con los efectos especiales que WhiteDog ha querido agregar mediante gritos y movimientos de ensarte en las rejas de protección del Palacio Legislativo Nacional, acompañado de flagrantes escenas de robo, vulgares peleas e insultos, y la infaltable prensa ultraderechista que se ha convertido ya en un disparate.

¿Seguiremos viviendo el Show de WhiteDog durante 2020, nivel Epico? ¿Tendremos que observar un día de estos que el hombrecito de las nalgas peladas baile el "perreo" sobre las rejas del Palacio? Mucho más importante que el tema del Reality Show de estos dipuKardashian, es preguntarse si el Pueblo seguirá como un simple mirón de palo frente a la televisada Asamblea, o tomará de una vez por todas el Poder Popular como le corresponde. Hemos tardado demasiado en hacer posible el Estado Comunal, distraídos en las actuaciones de bandoleros jalabolas del Emperador de Norteamérica. Para pensar un rato.

De todas formas, ¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1277 veces.



Carolina Villegas

Investigadora. Especialista en educación universitaria

 saracolinavilleg@gmail.com

Visite el perfil de Carolina Villegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: