Elijamos: Un reacomodo mundial

La historia representa la razón y la causa de la situación del presente, esquemáticamente, define el mapa de las actitudes, aptitudes, y de los comportamientos de los seres humanos. Los sucesos acaecidos en la humanidad todos se generaron a través de un encuentro intempestivo de culturas, que conmovieron la vida de las naciones, y estas a su vez reaccionaron ante el resto del mundo.

En el siglo V los nativos del norte de Irlanda, invaden Gran Bretaña, los Anglo, Sajones, y los Vikingos, se sitúan en el sur y este de Gran Bretaña, individuos indómitos, fueron desplazando a los originarios de estas tierras durante varias generaciones. Luego del descubrimiento de América, una población numerosa de ellos, emigraron hacia Norteamérica, por sus espíritus de coloniaje, y por la miseria en estas tierras, partieron en busca de nueva oportunidades, estos poblaron el norte del continente en varias partes del mismo, que fue creciendo poco a poco en número de habitantes. Desde el año 1775 hasta 1783, tendrían que luchar por su independencia. Es así que varias batallas se libraron para este fin, pero Norteamérica, se enfrentó a tres potencias bélicas, para ese entonces, como lo fueron Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) , Francia y España. Dada, la bestial fuerza del enemigo, los colonos norteamericanos, acceden a la firma de tratados con los cuales de una u otra manera se integran a estas naciones. Estados Unidos de América, no fue libertada el 04 de julio del 1776, solo realizaron un acto protocolar luego de que en ese año el General británico William Howe evacuara a Boston por no considerarse preparado para la Batalla.

Luego del tratado de Paris, con Francia, esta nación les obsequia la estatua de la libertad, realizada por el Francmasón Auguste Bartholdi, la cual, degrada en significado de la mujer estadounidense, con la figura de una ramera egipcia, que llama la atención a los barcos que llegan a la costa.

No, se es, sino quien se pretenda ser; pero nadie puede ocultar la verdad por tanto tiempo. Estados Unidos en la historia ha defendido los intereses de estas naciones, aun perjudicando a las naciones hermanas de su propio continente. Ha atacado sin piedad a naciones pequeñas con estrategias terribles de dominación, sin tomar en cuenta los derechos humanos de millones de personas.

En la actualidad, el ataque hacia la República Bolivariana de Venezuela, ha causado innumerables muertes, a razón del bloqueo económico y el saboteo interno por parte de los sectores que siguen esta patraña absurda de continuar haciendo daño a seres humanos, con el fin de la opulencia excesiva de otras naciones, por aberración o por simple temor de enfrentarse pacíficamente a esta injusticia.

Estados Unidos de América es una nación que ha creado un ideal de valores, y de grandilocuencia al resto del mundo, es hora de que, levante con sus acciones esa imagen de héroes poderosos, dentro del marco del dialogo y la paz, entre las naciones de mundo, y aún más hacia los pueblos más necesitados. Este siglo XXI, debe de ser de reflexión hacia el equilibrio del bienestar en el mundo. Por qué, seguir haciendo daño, si se tiene todo el potencial para ayudar, orientar y convertirnos en un solo mundo, de respeto a la mujer como símbolo del surgimiento de la vida en el planeta y a los niño y niñas como el futuro de la humanidad.

No puede ser más fácil construir bombas e instrumentos de guerra que consolidarnos como seres razonables, hermanos todos, independientemente de la religión y sitio donde nacimos; deténganse en pretender ser más poderosos y gigantes ante las demás naciones. Ser grade, no amerita destruir; se logra a través de la albergadura de nuestras buenas obras, admirables ante los demás. La República Bolivariana de Venezuela, de la mano con los demás países de Centrosuramérica, culturalmente libres, desean dirigir el futuro hacia nuevas alternativas que apunten hacia el progreso. El mundo entero, amerita un reacomodo mundial, con nuevas organizaciones internacionales justas y transparentes, que se encarguen de velar por la paz mundial.

Como escribiente, pido disculpas si de alguna forma he ofendido a una o varias personas con este artículo, pero sé, que no soy la única que quiere se quiere expresar al respecto, el fin de mis palabras es la reflexión.

lidisaguilarpinto@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 218 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a253572.htmlCd0NV CAC = Y co = US