La Quinta Columna

La Quinta Columna

Históricamente en toda revolución o proceso emancipador se infiltra un buen número de personajes e instituciones que en teoría son parte del mismo pero que, en esencia, su juego es otro.

En algunos casos, estos personajes sólo buscan objetivos personales: beneficios económicos y poder político para ellos, sus familiares y allegados. Ellos ven el nuevo proceso como la oportunidad única de amasar fortuna y poder, y para ello se codean con los auténticos líderes regionales y nacionales, a los que presentan su máscara de revolucionarios, su sonrisa servil y traidora, pero que luego muestran al pueblo su cara templada de fascistas y mentirosos, cuando se les solicitan los beneficios a los que tienen derecho todos los ciudadanos de la patria. Esta facción de la quinta columna no tiene una cara política definida, y bien podría prosperar en cualquier gobierno, porque su objetivo no es precisamente político sino económico. Estos traidores no debilitan el proceso revolucionario por ser contrarios ni declararse en la oposición, debilitan el naciente proceso porque se esfuerzan en mantener el status quo que les facilita las prebendas económicas y, por ende, alejan los recursos y beneficios de aquellos que si tienen derecho a ellos, y al suceder esto, el pueblo termina por perder la fe.

Hablando de un pequeño caso especifico, el del Municipio Jáuregui del Estado Táchira, cuya alcaldía ha sido manejada desde antes de Chávez por el MAS, hoy en día PODEMOS. Desde 1992 el alcalde y el grueso de concejales y funcionarios claves siempre han sido los mismos, el mismo alcalde que en 1998 no le permitió la entrada al entonces candidato a la presidencia, Hugo Chávez Frías, a la denominada Casa de Bolívar, en la que El Libertador pernoctó a su paso por esta ciudad durante la Campaña Admirable.

En las elecciones del año 2000, el MVR consiente del gran número de militantes en el municipio, pretendió presentar su propio candidato a alcalde, pero la dirigencia regional y nacional prefirió la alianza con Podemos y el PPT, y en este caso el candidato fuerte era Macario Sandoval de Podemos, coartándose la posibilidad de que el MVR llegara a la alcaldía con su propio alcalde y con sus propios concejales. Con el apoyo mayoritario de los votos del MVR Macario Sandoval fue electo alcalde junto a sus sempiternos concejales. Aparentemente se hizo un pacto con Podemos en el cual el alcalde se comprometía a darle la correspondiente cuota de poder al MVR. Esto nunca se logró.

Vienen las elecciones del 2004, se repite la historia, se seleccionan a dedo los candidatos oficialistas a alcaldes, aunque la dirigencia local del MVR no estaba de acuerdo, se esgrimía el tema de la “unidad” para afianzar el chavismo en todo el país, Macario Sandoval es de nuevo electo alcalde, con los votos del MVR contribuyendo con un 70% del total obtenido. Esta vez se convocó a los dirigentes de los partidos involucrados en la coalición a una reunión con el alcalde, se hicieron promesas de participación equitativa, pero la situación continuó idéntica.

Ahora se aproximan las elecciones de concejales a nivel nacional, el MVR decide seleccionar sus propios concejales para enfrentarlos a los quistes de Podemos. Podemos, en respuesta, invoca la ayuda de los dirigentes regionales para que convenzan al MVR de seguir con la alianza. El domingo 10 de abril se presenta en La Grita Luís Tazcón, se reúne con los dirigentes locales del MVR y les pide que “sean más flexibles” y vayan a las elecciones en unión de Podemos y del PPT. Los emeverristas le responden que la alianza con Podemos es imposible, por razones harto conocidas, y en efecto, las elecciones selectivas se dan por separado. Infortunadamente, después de haberse realizado las elecciones internas, Podemos parece que movió las cuerdas del titiritero y los dirigentes regionales asesando llaman a los dirigentes del MVR a una reunión para convencerlos de la alianza, la que finalmente logran haciendo caso omiso del sentir de la mayoría de la militancia del MVR. Entiéndase que la lucha, al menos en este municipio, no es contra Podemos, sino contra los dirigentes locales de este partido, quienes han traicionado la confianza y la esperanza, por mucho tiempo ya, de aquellos les han apoyado con su voto en dos elecciones sucesivas.

¿Por qué no conviene continuar la hegemonía de Podemos en el municipio?
1. Todo el poder ha sido ostentado y manipulado única y exclusivamente por este grupo. El alcalde eludió siempre las promesas de participación de los otros factores que lo apoyaron. El MVR aspiraba por lo menos que se removiera a su vitalicio administrador, a quién la mayor parte de los ciudadanos no ve con buenos ojos, pero el alcalde jamás quiso que le tocaran a su compañero de “llave”.
2. El alcalde se ha negado a que se nombre el contralor municipal y por ende a los grupos de contraloría municipal que establece la Constitución Nacional y la Ley de Régimen Municipal, lo que no ha permitido monitorear la transparencia en el manejo de los dineros municipales.
3. El señor alcalde reparte religiosamente las obras públicas municipales a dos compañías constructoras cuyos dueños son conocidos enemigos jurados del Proceso Bolivariano. Negándole el derecho a otras pequeñas firmas a participar, incluidas algunas cooperativas de construcción.
4. El alcalde ha sido siempre una piedra de tranca en la implementación de las misiones sociales en el municipio. Sólo después de fuertes presiones por parte de la ciudadanía y de algunas organizaciones políticas se iniciaron las misiones en la localidad, pero no sin objeciones y trabas que han ocasionado que los resultados de estas no sean los mismos que en los municipios en los que se les ha brindado un apoyo abierto.
5. El alcalde nunca ha oído las denuncias ni ha investigado las presuntas irregularidades que ha cometido la dirección de educación municipal, en la escogencia y asignación de maestros contratados y en la escogencia de los facilitadores de las misiones educativas. Generalmente se escogen para estas funciones a personas contrarias al proceso, las cuales, en vez de ayudar a empujar el carro de la educación y toma de consciencia para la patria y el futuro, colocan grandes rocas en el camino trazado. Con algunas excepciones, las misiones han servido aquí para que se le asigne una beca a los allegados, familiares y amigos (y contribuyentes personales) de las autoridades escolares locales.

Todos los puntos señalados, y algunos que se escapan, no son otros sino los mismos vicios del pasado. Alinearse con el partido de gobierno es para muchos la oportunidad soñada para remontar unos cuantos peldaños en la escala económica y social.

Jamás un líder nacional como Tazcón debe prestarse para tratar de afianzar el continuismo de grupúsculos que, aunque se autoproclaman “revolucionarios”, demuestran con los hechos, que son lo contrario.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1673 veces.



Samuel Contreras


Visite el perfil de Samuel Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a13423.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO