Te equivocaste Nicolás, ni con china y mucho menos con alcaldías y gobernaciones se construirá el socialismo

 

En el llamado gobierno de “calle”, que comenzó en el estado Zulia, hay elementos políticos que nos permiten ser crítico y advertir  que por donde se esta proponiendo la construcción del socialismo, no es el mejor ejemplo a seguir y con quien y como se esta haciendo, tampoco.

 

Vamos a comenzar como y con quien, ya estamos hablando de cómo ejecutar políticas y los sujetos sociales que ejecutarán dicha política, por tanto, hacemos énfasis en lo político ya que ésta es la que define en definitiva el rumbo para donde vamos y que sociedad nos planteamos construir.

 

Cuando hablaste Nicolás, de los gobiernos itinerantes y de calle, sin duda creo que gran parte de los revolucionarios pensamos que se debería de dar una constituyente comunitaria de gobernabilidad popular, vimos la oportunidad de comenzar a aniquilar el viejo estado burgués que no termina de morir (en verdad esta mas vivo que nunca) que se materializa en alcaldías, concejos municipales, gobernaciones y clep, y se impulsarían los consejos de trabajadores  y las comunas como prefiguración del nuevo estado transitorio a la sociedad del hombre libre, ó sea, del libre productor.

Estamos hablando entonces de los autogobiernos del pueblo, sin pasar por los estamentos burocráticos y gobiernos regionales y locales que en fin de cuentas nos llevaron a casi una derrota electoral, pero no, lo que se llamo gobierno de calle es solamente consulta con los sectores populares y estos sectores, llámense comunas y/o  consejos,  estarán bajo la ordenes de las gobernaciones y alcaldías, ya sabemos de sobra que cuando esto pasa nada nuevo nace, muy al contrario, lo que comenzamos a construir se hace a imagen y semejanza del estado burgués.

 

Estos gobiernos de calle o autogobiernos populares deberían permitir:

 

1.    Que de la planificación comunitaria o comunal salieran sus necesidades, proyectos de inversión, proyectos productivos, que nos lleve a hacer la planificación nacional (de lo micro a la macro).

2.    Saber la cantidad de consumo de alimentos que ayudaría a saber para que se deben asignar las divisas y a quien, permitiendo un control de las mismas.

3.    Cuál es el consumo de alimentos para cuantificarlo y así elaborar su planificación y distribución directamente bajo control comunal, rompiendo con la relación mercantil de los mercados, supermercados y los distribuidores privados que han jugado con el hambre del pueblo.

4.    El control territorial, profundizando los elementos culturales que se expresan en las comunas.

5.    Que la legislación parta del conocimiento de los procesos productivos, culturales y sociales de las comunas.

 

Pero no, se sigue el criterio o lógica de poder, por lo tanto, todo pasa por los centros de poder establecidos, que son controlados por las cúpulas o fracciones que dominan el partido, fracciones que se viene conformando en una nomenclatura, que en vez de combatir y subvertir el orden establecido, lo consolida. Luego, le echamos la culpa al pueblo por no votar a favor de los candidatos del proceso, decimos que con la muerte del compañero presidente centenares de miles se abstuvieron afectados por este problema, entonces no vamos al meollo del mismo para determinar que tenemos un estado corporativo, burocrático y con grandes niveles de corrupción que no permite la construcción del socialismo.

 

Bueno, pero esto no se quedo así en Maracaibo,  el compañero presidente Nicolás nos plantea que debemos seguir el ejemplo de China, lo que se ha hecho en esa nación del Asia, ni más ni menos, nos dice que de una sociedad feudal, en medio siglo pasa a ser una gran nación, una potencia.

 

Entonces, debemos aclarar algunas cosas, Venezuela debe incrementar sus relaciones políticas y comerciales con las llamadas economías emergentes, si, sin dudas, esto nos lleva a no ser sometidos por un centro hegemónico (imperialismo) como también permite profundizar contradicciones en el continente suramericano, así podemos decir que hay naciones aliadas y naciones con las que podemos construir políticas de liberación, estos es necesario definirlo.

 

Ahora bien, la  China de hoy no es el mejor ejemplo a seguir, en esa nación donde triunfó la gran revolución campesina, dirigida por el gran timonel el compañero Mao Set Tung, se planteó la construcción del socialismo en momentos bien difíciles y tormentosos políticamente, con una visión revolucionaria se planteo la tarea de la formación política ideológica de su pueblo, en plena revolución se profundiza la lucha de clase, se implementa una lucha frontal contra la contrarrevolución, luego cuando aparecen los signos de burocratización se empuja con la revolución cultural una revuelta revolucionaria contra la burocracia, corrupción y privilegio que cuadros del partidos que se venía sucediendo, pero fundamentalmente un combate contra quienes planteaban el desarrollo de las fuerzas productivas. Al abrir el país a los capitales internacionales, lleva a China a abandonar la solidaridad con las revoluciones mundiales, a la derrota de socialismo y en la mayoría de los países asiático, propuesta que al final triunfó y es hoy la que gobierna.

 

Hoy en China es donde se concentra la mayor explotación del trabajo;  hombres, niños, mujeres trabajan hasta 16 horas continuas, sin seguridad alguna, millones de trabajadores son precarizados y tercerizados, creando una asimetría bien notable entre regiones, una separación al viejo estilo capitalista entre el campo y la ciudad, entre las ciudades industriales con una miseria en su periferia y las ciudades no industriales.

 

En china tenemos entonces, al igual que los países que asumieron esta línea de “desarrollo”:

 

  1. Manos de obra barata, con un nivel alto de calificación y disciplina.
  2. Materia prima barata y segura.
  3. Legislaciones por áreas industriales que le dan seguridad a los inversionistas privados.
  4. Tercerización y maquilas, como forma de organización del trabajo industrial.
  5. Extensión de los horarios de trabajo, hasta 16 horas diaria.
  6. No tienen ninguna seguridad social, es el reino de los capitales internacionales.
  7. Un estado con capacidad represiva, para contener protestas y luchas obreras.

Como vemos, desde el triunfo de la diplomacia del ping pong  en China se dejó de construir socialismo, peor o igual están los llamados tigres asiáticos, todos estos países son el paraíso de los capitales imperiales, cada vez con mayor desigualdad social y con una explotación incalculable, ese tipo de desarrollo es parte de la barbarie denunciada magistralmente por Rosa la Rebelde cuando nos dice socialismo o barbarie.

 

En fin, ya veníamos denunciando la parte instrumental del llamado plan socialista o plan patria, las críticas y aportes hechos en todo el territorio nacional fueron dirigidas precisamente a esta propuesta instrumental de las fuerzas productivas, que llevó la mayoría del cuestionamiento lo que no ha sido incorporado al Plan Patria.

 

Si nos planteamos construir el socialismo, toda nuestra política debe ir encaminada para la construcción de dicha sociedad, política que debe tener como fundamento los cambios de las relaciones sociales de producción, la forma y manera de construir la política se debe reflejar en una nueva forma de gobernar, así como quienes son los sujetos para ejerce dicha conducción y con quien se construye dicha política, por lo tanto la construcción del socialismo pasa por profundizar la lucha contra la burguesía su sociedad e ideas, y no es con los empresarios ni transnacionales(capitales imperialistas) con quienes se va a construir sino con la clase obrera y sectores explotados que luchen por su emancipación.

 

En Guayana, en los equipos que conformaron el plan Guayana socialista, discutimos e hicimos propuestas para el desarrollo de las fuerzas productivas en las áreas  industriales, plan que quedo en el olvido, ya que hasta ahora no hemos tenido respuesta de por qué no se ha implementado. Las diferencias, si las hay, no se han discutido, pues solo hemos tenido un silencio por parte del gobierno.

 

Entre los planteamientos hechos por el equipo 1 están:

 

1.    Propuesta orgánica de los Consejos de trabajadores y trabajadoras por  corporaciones.

2.    Unión de las diversas unidades de producción por proceso industriales.

3.    Construir plantas aguas abajo, para la transformación de la materia prima en beneficio de la sociedad e industria y aguas arriba, para ir hacia la independencia de nuestras empresas, hoy atada a las transnacionales y sus intereses.

4.    Eliminación de la tercerización de la mano de obra, humanizar los puestos de trabajo y reorganizar dichos puestos que permitan avanzar contra la enajenación del trabajo.

5.    Organizar las unidades de producción en consejos de trabajadores y trabajadoras, con  incorporación de miembros de las comunidades organizadas en dichos consejos, mesas permanentes de trabajo.

6.    Eliminar todos los compromisos con las empresas transnacionales y sus intermediarios que lesionan los intereses de la nación.

7.    Eliminación de los tiempos completos sindicales (más de 300 en todas las empresas básicas) que obligan a contrata r y tercerizar a trabajadores.

8.    Democratizar la planificación de todo el proceso productivo, compras, ventas, y libros contables en el seno de los trabajadores y pueblo como dueños de las empresas básicas.

9.    Eliminación de la división social del trabajo  y  jerarquía.

10.  Revisar y transformar todos los manuales de cargos y delegación de responsabilidades, ya que los que tenemos son hechos para la opresión al trabajador y reproducen la lógica del capital.

 

Es necesario abrir un debate sobre que fuerzas productivas debemos desarrollar, y  que debemos industrializar, además para que lo debemos hacer, dándole prioridad a las necesidades reales de la población, que permitan resolver los problemas inmediatos como:

 

1.      Vivienda, que se viene haciendo.

2.      Alimentación, de allí masificar en todo el territorio la siembra rural y urbana, en las diversas escalas, teniendo como principio lo ecológico, esta se debe llevar a los diversos niveles, desde el conuco hasta la gran escala, pero que permita el control de estos espacios por los trabajadores del campo.

3.      La agroindustria, haciendo énfasis en la producción de conservas, lácteos y sus derivados.

4.      Impulsar el desarrollo de la pesca y su industria.

5.      Una industria intermedia metalmecánica que permita resolver los problemas de todas las industrias en fabricación de piezas y equipos.

6.      El problema de la salud, donde se debe ir a la eliminación total las clínicas privadas, que son mantenida por los aportes de los trabajadores y el estado fundamentalmente, en desmedro de la salud pública y que permite ver al ser humano como una mercancía.

7.      Impulsar con fuerza la empresa del transporte publico

8.      Desarrollar políticas de recreación y cultura, que permitan el disfrute del tiempo libre partiendo de nuestros propios elementos culturales como país pluriétnico.

 

Estas propuestas deben ir  a la eliminación de los impuestos impositivos al pueblo, como el iva y el impuesto al salario, así como también se le debe aplicar un impuesto alto a la ganancia (poner márgenes reales, no especulativo), al lujo, que abarque a las urbanizaciones de las burguesía, tierras sin utilización, sincerizar el costo eléctrico ya que actualmente el que más consume menos paga, poner orden en la entrega de divisas, como por ejemplo a los sectores de la burguesía parasitaria, que en palabras de Giordani solo traen chatarra.

 

En fin, se trata de ir construyendo tanto en lo político como en lo económico, nuevas relaciones sociales que prefiguren la sociedad que nos planteamos construir, y esto solo es posible con la participación y dirección de los trabajadores, trabajadoras y sectores populares.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5546 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Osvaldo León Vargas


Visite el perfil de Osvaldo León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Trabajadores Aporreando

¡Palo al Tiburón! Contra el Imperialismo en Defensa de la Soberanía

Actualidad

US Y /trabajadores/a165064.htmlCUS