Contra el avance de la derecha en Latinoamérica: Unidad revolucionaria

El imperio y la derecha enfilan nuevamente su plan bien orquestado para detener el avance de la revolución bolivariana en América Latina, pareciera esto una exagerada pretensión, pero ello es así, porque desde que el Libertador Simón Bolívar echó a los cuatro vientos independentistas, el sueño de la Patria grande desde Méjico hasta la Argentina, él creó una idea que no ha muerto, porque desde sus inicios fue un proyecto bien asentado en la más pura certeza. Pero este sueño, pareció morir al nacer, cuando el primer intento de comunicarlo con amplitud a los países independizados del yugo español en nuestra América Latina, en el célebre Congreso anfictiónico de Panamá convocado por el Libertador, fue boicoteado por el gobierno de los Estados Unidos con la complicidad del nefasto General Francisco de Paula Santander Vicepresidente de la Gran Colombia, para la época. Cierto es, que este sueño fue olvidado y pareciera haber sido sepultado en la misma tumba del Libertador, pero pasados 167 años el Comandante Chávez resucitó este sueño integracionista del Libertador y volvió a imponer la doctrina bolivariana, Esta nueva verdad irrumpió con gran fuerza, tanto, que irradio contundentemente fuera de nuestras fronteras, especialmente en nuestra América Latina. No obstante esta agradable y justiciera situación, que ha ido afianzándose en estos 17 años de revolución bolivariana. En esta oportunidad percibimos con sorpresa e incredulidad un indeseado éxito en las agresiones de la derecha contra nuestros gobiernos progresistas, desgraciadamente mediante el voto popular en elecciones de diferente propósito.

Para enfrentar con contundente eficacia, estos hechos políticos adversos a las revoluciones progresistas y socialistas, que se han suscitado en nuestra región, los cuales, obedecen a una estrategia finamente orquestada por la derecha fascista imperial contra los pueblos de América Latina, eventos que hacen peligrar la seguridad política, social y económica de nuestros pueblos. Deben impulsarnos a construir una poderosa unidad, de manera urgente y contundente.

El triunfo de la derecha en Argentina desplazando del poder ejecutivo a la izquierda progresista, el triunfo de la derecha en las elecciones del pasado 6D, desplazando a la izquierda de la Asamblea nacional con una aplastante mayoría calificada en Venezuela, el triunfo de la derecha en el referéndum para solicitar una enmienda en la constitución que permitiese la reelección de Evo Morales a la Presidencia de la republica boliviana. La denuncia, incoada en el Congreso, contra la Presidenta Dilma Roussef para enjuiciarla y eventualmente sacarla de la presidencia de Brasil, la detención burda e injustificada contra el expresidente Lula Da Silva, para un interrogatorio relacionado con el juicio que se le sigue a funcionarios de Petrobras por corrupción, la renovación por un año más del decreto de Obama que considera a Venezuela como una amenaza a la seguridad de los Estados Unidos, solo porque, ellos, haciendo caso a la matriz internacional, que propalan sus medios aliados, y, que dicen que Venezuela viola los derechos humanos de los políticos presos, y mantiene al pueblo venezolano en una total angustia. Por otro lado, la amenaza de muerte contra el presidente Evo Morales, echas en pasados días por los medios de comunicación, las evidentes violaciones a los derechos humanos de ciudadanos argentinos y venezolanos perpetrados respectivamente por el gobierno de Macri en argentina y la mayoría de diputados en la asamblea nacional de Venezuela. Todos estos hechos conforman o constituyen fases bien diseñadas y dirigidas a defenestrar los gobiernos latinoamericanos que le son incómodos al imperio y acólitos.

Los pueblos con gobiernos progresistas debemos unirnos y crear una estrategia común para enfrentarnos a la agresión que la derecha imperial nos perpetra.

Ya el comandante Chávez nos dijo en su última proclama, "Unidad, Unidad de los patriotas" solo unidos venceremos aislados nuestros países caerán uno a uno. Por ello debemos convocar a todos los pueblos progresistas que luchan contra el imperio a un congreso para discutir planear y ejecutar la lucha necesaria para eliminar la lucha que se nos plantea para apartarnos de nuestra justicia social.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 602 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /tiburon/a224637.htmlC0NON-VE