Otro puente para los Ministros Arreaza, Francisco, Loyo y Menéndez

El Satélite Miranda para la construcción de nuestro modelo de producción ecosocialista

El oportuno, necesario e indispensable despliegue, que han tenido las introductorias imágenes sobre varios escenarios de la geografía nacional que nos ha proporcionado el Satélite Miranda; nos motivan en seguir ubicando las distintas funciones que la cabal utilización del Satélite nos estará proporcionado. En especial el tema de la producción de alimentos. La cual debe impulsarse partiendo de la aplicación de los principios de la sustentabilidad, encontrados en ellos, las razones del impulso por la agroecología.

Tal como lo hemos venido afirmando. El Satélite Miranda no puede, ni mucho menos debe pensar utilizarse para el desarrollo de iniciativas productivas extractivistas, contaminantes y depredadoras. Todo lo contrario, tal instrumento de teledetección espacial aplicado a las ciencias agrícolas y ambientales, es una base fundamental para el desarrollo de cualquier plan de ordenación o de intervención en cualquier área especifica. Hoy día en los países de avanzada no se elabora un plan de cualquier tipo, sin una cartografía actualizada del año en curso. De ello, lo hemos aprendido de países vecinos como Brasil y en alguna medida muy localizado en Argentina. Hace años estos países tomaron conciencia de la importancia de las aplicaciones de la teledetección en el trabajo agrícola.

 Aunque todavía no conocemos con exactitud las características y los alcances de los sensores del Satélite Miranda y la capacidad que van a tener, podemos deducir por lo que se conoce, que se podrían realizar teledetecciones básicas como por ejemplo: usos actual de los suelos; cobertura de la vegetación; tipos de vegetación; hidrografía; vialidad existente; diferentes tipos de erosión de los suelos; humedad de los suelos; biodiversidad vegetal(hasta cierto nivel); análisis ecológicos de los agroecosistemas; determinación de corredores biológicos; seguimientos de las plagas dependiendo del rango del espectro electromagnético, el cual capture datos e indicadores en las bandas del sensor del Satélite Miranda. También, análisis de pendientes, situaciones de deslizamientos y espacios creados por la sedimentación de las escorrentías, también podrán interpretarse con la teledetección.

Todas las mediciones mencionadas y otras que se pueden precisar podemos, valorarlas a la luz de los indicadores de sustentabilidad, los cuales nos han de servir para caminar en los distintos procesos de transición, no sólo hacia una agricultura sustentable como lo exige el articulo 305 de la constitución bolivariana, también el Programa Patria 2013-2019 lo solicita cuando expone en avanzar hacia un plan de adaptación en la transición hacia el ecosocialismo.

Como cualquier sociedad de avance, que toma en cuenta las herramientas de la teledetección para su planificación agrícola, la llegada del Satélite Miranda a los espacios agrícolas venezolanos, implica re-plantear las actividades u acciones que se han venido dando en la agricultura nacional y construir nuestras capacidades tecnológicas en consonancia con ello.

Se trata de impulsar un gran debate sobre las nuevas políticas públicas que en materia de soberanía alimentaria y producción agrícola sustentable. Algunas de dichas acciones se mencionan:

1) Urgentemente caminar hacia la re-ingeniería de Agropatria, la cual consistiría en diseños de nuevas políticas; re-dimensionamiento de infraestructuras; migraciones organizacionales y distintas articulaciones de procesos de formación intra y extra empresas, orientadas al despliegue de la producción de insumos biológicos para el devenir y desarrollo de las distintas tecnologías agroecológicas.

2) Avanzar en la integración socio-educativa sobre las condiciones físico-naturales, en que se encuentra la dinámica territorial. En especial la apertura y definición de políticas públicas para recuperar, preservar y manejar agroecológicamente los recursos suelos, aguas y biodiversidad.

3) Todo proceso de transición productivo agrícola, pecuario, pesquero y forestal tienen que encaminarse bajo los principios de sustentabilidad y avanzar integrando la producción, transformación-distribución y consumo.

4) En los centros de investigación y formación universitaria, aceleradamente promover e impulsar seminarios, talleres, cursos y metodologías para la formación de nuestras capacidades tecnológicas en materia de teledetección.

5) Impulsar distintas líneas de investigación en el área agroambiental, las cuales puedan articularse entre las instituciones que bien se orienten, a partir de las bondades que el Satélite Miranda nos estará deparando.

6) Conformación de eco-redes de asociaciones productivas, orientadas a impulsar y ordenar la industria del reciclaje orgánico e inorgánico.

7) Consolidar prototipos de híbridos tecnológicos, haciendo uso de la integración agroecológica, con la producción de energías alternas y desde la producción de biomasa que usa la materia orgánica para después impulsar la energía solar, eólica y bio-gas.

8) Aprovechar eficientemente la capacidad e infraestructura agrícola instalada y revalorar los agrosoportes desde la perspectiva ambientalmente sustentables.

9) Utilizar mas efectivamente la cantidad de talento humano de nuestras direcciones nacionales, donde enérgicamente exigimos definitivamente eliminar la burocracia y la errónea manía que tenemos de duplicidades y ocios laborales que después de 14 años todavía se mantienen y se agravan con celeridad.

10)Es de resaltar que por nuevas y oportunas tecnologías que utilicemos, para mejorar nuestra soberanía alimentaria, la participación de los campesinos y productores es determinante en la integración de estos procesos, por cuanto los distintos saberes que en ellos se encierran, son fundamentales tenerlos en cuenta para precisar con más detalles algunos indicadores de sustentabilidad para la prospección y simulación de escenarios de producción agroecológicas.

De impulsar con creces las acciones precedidas, estaríamos caminado en la conformación de un modelo de producción ecosocialista, dándoles respuestas a los distintos objetivos estratégicos que se aperturan en el Programa Patria 2013-2019. Ello implica que también estaríamos ordenando la dinámica territorial nacional, la cual se apremia frente las distintas agresiones agro-ambientales que nuestras socio-bioregiones han sido objeto por la irracionalidad de las políticas extractivista que se han impuesto.

Realidad que como bien dijo nuestro Ministro de Industrias Ricardo Menéndez cada una de estas imágenes pintan realidades. Allí están transitando los que hemos sido invisibles para buena parte de la historia de nuestro país. Los invisibles sabemos que el satélite está reconociendo nuestros rostros y planificando nuestro futuro.

 Demos-les pues con nuestro Satelite Miranda, otros rostros a la agricultura en Venezuela, para dejarle un mejor futuro a la planificación agroambiental misma y a nuestras generaciones de relevo que vienen en camino.

email:[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8081 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ecología y Ecosocialismo

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ecología y Ecosocialismo

US Y /tecno/a152745.htmlCUS