Barlovento: repensar el poder local

La crisis por la que atravesamos no es coyuntural, es totalmente estructural y multidimensional. Aun así tenemos como sacar el país hacia adelante trazando líneas concretas de acción que tendría su punto de partida con un corolario de rupturas en cuanto al modelo del estado rentista que nos sigue dominando, y por otro lado las autocríticas descarnadas que conlleven, mas allá de la demagogia discursiva, a sincerarnos y a recuperar el hilo conductor de unas de las experiencias políticas que sin lugar a duda es una referencia mundial no solo para los desamparados del mal llamado tercer mundo sino incluso para los pobres y gente conscientes del llamado mundo desarrollado donde también existe el sur.

REHACER LA POLITICA

Los resultados de las elecciones del pasado 6 de diciembre evidenciaron que la forma como nuestros dirigentes estaban haciendo la política no era de la mejor manera. Compadrazgos, amiguismo, actitudes prepotentes, imposiciones de candidatos y de gerentes institucionales para nuestra región sin tener una visión política y técnica sobre nuestra barloventeñidad, el no saber aceptar las criticas justamente constructivas al momento de cuando se estaban cometiendo los errores, así como desalentar iniciativas e imponer criterios mas personalistas que colectivos fueron en parte las causas de la pérdida de la mayoría de diputados en el poder legislativo.. Sin embargo como hemos dichos en Barlovento y las mayorías de las comunidades afrovenezolanas la lealtad electoral a un proyecto social inclusivo, aun con ciertos retrocesos de los últimos años, prevaleció el proyecto político bolivariano a la hora de votar, ojo no por los o las candidatas impuestas a las comunidades afro, sino porque en estos últimos quince años la conciencia política afro hizo una ruptura con el medio siglo de democracia representativa que les había arrebatado sus tierras, y la miseria a que eran sometidos por el Fondo Nacional del Cacao y por las empresas privadas chocolateras, que por cierto siguen teniendo el control de la venta del cacao.

Nuestra región barloventeña, pese al aumento impresionante de la inseguridad por causas exógenas, donde la gobernación de Miranda no ha ejercido ningún dispositivo de seguridad, sigue siendo un ejemplo para restaurar los proyectos iniciados por el comandante Chávez desde el año 2000. Esos proyectos centrados en el buen uso de la tierra, su potencial agrícola y turismo no depredador sino sustentable constituyen un espacio para retomar el poder local que no se ajuste a los intereses o caprichos de algún dirigente político manipulador o alcalde convertido en reyezuelo o con mentalidad de esclavizado doméstico obedeciendo las líneas que le bajen desde arriba y no captar las necesidades mas sentidas de su comunidad. En cuatro asambleas realizadas por sectores y lideres de diferentes municipios están dispuestos a tomar iniciativas y agendas vinculadas a los problemas cotidianos, prevención, cultura, familia y educación. Son iniciativas del poder popular local, donde no fueron no serán mediados pues son parte del problema y la solución de los mismos. Conscientes están que hay que exigirles a las instituciones que funcionen para poder articular con agendas pertinentes a cada localidad. Es así como se podría retomar el proyecto inicial bolivariano, desde los mas profundos sentimientos y necesidades de nuestras comunidades. Lo demás es buchi pluma no más.


CHU CHE RIAS

LA LAGUNA DE TACARIGUA ESTA AGONIZANDO, ESTA SECA. LA PROFECIA DE MOROCHITO IRIZA, HOY DIFUNTO SE ESTA CUMPLEINDO. LOS TACARIGUEÑOS TIENEN QUE IR A BUSCAR PESCADO AL HATILLO. LAS FIESTAS DE ESTA LAGUNA EL PROXIMO 2 DE FEBRERO SERA UNA FIESTA DE ARENA.

ES LAMENTABLE QUE DESPUES DE TANTO LUCHAR Y DESIDIA A MOROCHITO IRIZA LE SALIO SU PENSION POSTMORTEN…YA PA QUE……..

Esta nota ha sido leída aproximadamente 725 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Chucho García

Jesús Chucho García

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /regionales/a221466.htmlC0NON-VE