¡Gochos pero no pendejos!!!

Quedan sólo un par de días para que decidamos el futuro de nuestro estado, sólo unas horas por el futuro de “Mérida (Mi herida)”, como diría el poeta.

Es verdad, Mérida está herida desde hace tiempo, entre otras cosas, por la basura que la decora. A los merideños, siempre tan “presumidos” de tener la ciudad más limpia de Venezuela, se les golpeó bajo, con saña, a lo más profundo de su gentilicio; y es tal el descaro, que alguno usa como slogan de su campaña: “Vota con orgullo merideño”, que cinismo !!!, que morro, diría una amiga vasca.

Este señor cree que los merideños además de ser ciegos, tenemos tan mala memoria, como para no recordar –entre otras cosas- como le regaló el título de politólogo a Nixon Moreno y después critican dizque el nivel académico (ético) de la UBV, que bárbaro!!!

Mérida también está herida por los Judas, por quienes dicen ser revolucionarios pero se comportan como verdaderos Judas, Judas en la oficina, Judas en el barrio, Judas en los medios, Judas en la revolución.

Este momento de angustia y de dolor es momento propicio para la reflexión profunda, para el llamado a la conciencia. El domingo los venezolanos debemos recordar –sin excepción- el 27 de febrero del 89, pero, para los que tienen dudas, les sugiero que recuerden el 11 y el 12 de abril de 2002 y para los patriotas, para quienes se dicen revolucionarios, recuerden que un verdadero revolucionario nunca traiciona.

Sí, es verdad, somos gochos, pero no pendejos, por mi parte yo (como Calle 13),

Perdono, pero nunca olvido!!!

[email protected]

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2099 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Marisol Yanes Gil


Visite el perfil de Marisol Yanes Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US N /regionales/a156013.htmlCUS