Por que el rangelismo pretende acaparar al chavismo en el estado Bolívar

Primero que todo, en un principio, cuando se decía que chavismo era lo mismo que “bolivarianismo-revolucionario” o “socialismo-bolivariano”, siempre me opuse a ello, porque aun en esa época, finales años 90 y principio de la década 00 de este siglo, estaba y me manifestaba en contra de la personalización de las ideas, y siempre he sostenido que había que resaltar, la doctrina y no la figura de una persona por mas líder legitimo que fuese, como en verdad lo es Hugo Chavez.

Ahora, no hay nada que hacer porque la palabra “chavismo”, ya está inculturada en el pueblo, ya forma parte del lenguaje y el imaginario popular y traduce, eso que precisamente dije arriba; “socialismo-bolivariano”, en si revolución venezolana, y eso está reconocido por el mismo Chavez, es decir, que hoy cuando digo que los partidarios del Gobernador Francisco Rangel Gómez, pretende acaparar o apropiarse indebidamente (Ambos hechos son la misma cosa, políticamente hablando), del “chavismo”, en Bolívar, quiero decir que su pretensión, es ser los “únicos” chavistas o revolucionarios en Guayana.

Ahora, la pregunta seria, el por qué si están “tan claros”, “tan seguros”, y cuentan con el apoyo de Chavez, como en efecto lo cuentan, entonces, repito, se pregunta: ¿Cual es el motivo de, a troche y moche, pretender ser los “únicos chavistas” Guayaneses, para el 16-D?; las pretensiones se hacen más oscuras, cuando existen otras candidaturas chavistas, con personas y organizaciones apoyantes importantes, como el PCV, que es la segunda fuerza del chavismo en el Estado Bolívar y el Novel PRT, y a la vez llevan a dos conocidos luchadores de la zona con 20 y 40 años de consecuencia como los son Manuel Arciniegas y Edwin Sambrano, respectivamente. Por qué tanta manipulación e intenciones excluyentes de invisibilizar y silenciar a “los otros Chavistas”.

LOS PUMALACAS COMO TODA BUROCRACIA NO TIENEN IDEOLOGIA; ES UN FENOMENO DE HECHO, EL PODER POR EL PODER MISMO.

Hay estudiosos que han llegado a conclusiones que el fenómeno de la burocracia conformaría una nueva clase burguesa, que convive con ella, aunque aparentemente es diferente. Esta burocracia no solo es exclusividad del estado como el “alto funcionariado” sino que la empresa privada los tiene en los denominados “yuppies” o “Chicagos boys”, en Venezuela los celebres “IESA-Boys”; una elite, que es el principal sostén técnico-ideológico del neoliberalismo.

La burocracia, en nuestro caso, que al principio se nuclea en torno a una figura, una idea o algún acontecimiento relevante, primero se manifiesta en tendencia y termina constituyéndose en fracción mineralizada y encapsulada, con el agravante que tiene el poder del estado, es decir “captura”, “secuestra” al estado y con ello a una sociedad entera, “si esta se deja”; es netamente pragmática, no tiene ideología, por ello el slogan (Único) del rangelismo, es ser candidato de Chavez, es el poder por el poder mismo, mas nada.

La burocracia roja, rojita guayanesa, cuya expresión por antonomasia es el “rangelismo”, no quiere, ni va y ni le interesa discutir con el PCV, ni con Manuel Arciniegas ni con el PRT ni Edwin Sambrano, sobre ideología o tan siquiera porque no han aplicado tanto los lineamientos del estado (I Plan Venezuela Socialista y su hijo orinoquense directo, el Plan Guayana Socialista), o tan siquiera o porque no han hecho ninguna obra de importancia sino “obritas”, las mega obras las ha hecho el estado nacional.

Los pumalacas van a utilizar su poderío mediático y el control que tienen del estado para ponerse como “los únicos” chavistas, sin razonamiento de fondo alguno, e invisibilizar, silenciar, ningunear, a las otras candidatura chavistas y competir con la oposición de extrema derecha expresada en Andrés Velásquez, a quien (Soterradamente) ayudan con esa polarización artificial, para que entre ellos se apoderen del Estado Bolívar, como lo han venido haciendo.

Con razón he visto en “Aporrea.org”, que como dice Gonzalo Gómez, es la batea, en donde se lavan los trapos sucios de la revolución, allí se ejerce, con bastante limitaciones, la crítica y la autocritica del proceso, ya que dentro de este proceso revolucionario, no existen instancias validas de discusión interna. He leído por aporrea, repito, una crítica generalizada y con bastante sustento, acusando a Mario Silva García de la Hojilla y a Miguel Pérez Pirela de cayendo y corriendo que son amplificadores de Globovisión y los medios de la derecha. Si lo creo así y es muy válida la crítica; eso forma parte, precisamente, de la política pumalaca de repartirse el país con la ultraderecha, solo existen dos, y es mentira, existen terceros y hasta cuartos, no solo en nuestro seno se anidan dos tendencias una reformista y la otra revolucionaria sino que la misma derecha no es monolítica, en ella se abrigan también dos tendencias.

¿QUE HACER?

En Lo Nacional:

Hacer de los medios públicos (Comenzando por VTV), un debate permanente de críticas y autocritica, al poder constituido, por parte de la izquierda chavista, para que como dice el amigo Campos de consultores 30.11, el “reparto” del país, sea Chavez V.S Chavez; un Chavez (Reformista) V.S Chavez (Radical), como llegó a ser en un momento en Argentina, donde las dos principales fuerzas políticas era el Peronismo. En ese escenario llegó Kirchner a la presidencia, por primera vez.

Como lo propone el PCV, convocar al GPP político y social, para darle materialidad al programa de la patria ganador el 7-O. Por ser Venezuela un país centralista, el poder nacional es de mayor relevancia que el poder regional, y nos estamos diluyendo y desgastando en unas elecciones regionales.

En lo regional (Solo Bolívar).

Impulsar discusiones en las bases del chavismo y del pueblo inconforme, por el pésimo gobierno actual, que sería una lucha ideológica, de clases, por ser esta reformista en la gestión y antiobrera en lo sociopolítico.

Denunciar la comunión de intereses entre el Velasquismo (Ultraderecha) y el Rangelismo (Reformismo), quienes ambos invisibilizan, silencian a una candidatura tercerista, revolucionaria, de izquierda obrera y de industrialización de las empresas básicas, con la clara intención de repartirse el estado Bolívar con la ultraderecha imperialista.

El rangelismo, como único argumento válido pretende acaparar a Chavez y al Chavismo, pero en esta oportunidad si se debe cantar loas a la madurez del pueblo Guayanés, quien está resteado en derrotar al Velasquismo y al Rangelismo, así venga el propio Chavez a levantarle la mano a Rangel Gómez.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1914 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /regionales/a153222.htmlCUS