Un Desarrollo agroproductivo en lo que era basura y escombros

Rubén Laya, productor agrícola y fundador de "Mi Conuco 86".

Rubén Laya, productor agrícola y fundador de "Mi Conuco 86".

Credito: CiudadCCS

9 marzo 2016 - En lo que hace 10 años era un espacio baldío, donde solo había lugar para la basura y escombros se erigió el desarrollo agroproductivo Mi Conuco 86, rememoró Rubén Laya, productor agrícola y fundador de este lugar.

Es un espacio de aproximadamente 2 mil 500 metros cuadrados, ubicado en la calle Penacho, cerca de la alcabala Nº 2 de Fuerte Tiuna, parroquia El Valle, donde se producen plantas frutales, ornamentales y medicinales.

Este sueño socioproductivo, nacido en el año 2006, se llevó a cabo gracias a las ganas y el amor por la siembra que tenían siete personas que trabajaban en el Programa de Hidroponía –un sistema de cultivo en el cual se logra el desarrollo de las plantas en medios acuosos sin la necesidad de suelo–.

Laya explicó que lo primero que se realizó fue la adecuación del espacio, trabajo que se prolongó por varias semanas.

"Cuando decidimos recuperar el lugar, en lo primero que pensamos fue en colocar una escuela taller de agricultura urbana.

Para ello conformamos una cooperativa junto a la comunidad que se denominó Mi Conuco 86, e iniciamos con el proceso de la siembra", dijo.

Laya recordó que los los primeros productos que se cosecharon fueron pimentón, ají, lechuga y acelgas. A partir de esto se sientieron entusiasmados y continuaron con el proyecto.

Socioproductivo-El-Valle-Nathalie-Sayago-8

Alimentos cosechados

Ahora en estos espacios conformados por 27 canteros y 12 mesas organopónicas se producen: aguacate, limón, lechosa, mango, mandarina, guayaba, cambures, plátanos, topochos, entre otros.

En estas tierras también se plantan medicinales y ornamentales como: menta, yerbabuena, atamel, malojillo, toronjil, altamisa, zábila, moringa y morela.

También tienen siembra de repollo, pimentón, albahaca blanca y morada, acelga china, lechuga, perejil, cebollín, ají picante y dulce, maíz blanco y café.

Laya indicó que las hortalizas y legumbres una vez cosechadas se venden a precios solidarios a la comunidad con la finalidad de contribuir al combate de la guerra por los alimentos emprendida contra el pueblo.

"La guerra económica no ha llegado a este conuco, pues si no hay harina yo con el maíz la hago, si no hay azúcar tengo caña de azúcar y si no hay café yo tengo café. Produzco para mi consumo y para la comunidad. Los habitantes vienen directo a este sitio a llevarse sus rubros a precios muy bajos, nada que ver con los precios de los supermercados y abastos privados", agregó.

Además cuentan con 120 gallinas ponedoras que dan diariamente de dos a tres cartones de huevos, que luego son expendidos a los habitantes de la zona.

Talleres de agricultura urbana

A través de Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCE), desde hace tres años Laya imparte conocimientos sobre agricultura a estudiantes de esta institución desde los espacios de Mi Conuco 86.

"Habilité un pequeño espacio donde pueden estar unas 20 personas, allí les enseñó a todos todo lo referente a la siembra, desde cómo preparar el abono hasta cómo recolectar la cosecha. Este proyecto se llama Proyecto Agrícola Integral Urbana Ecosocialista", dijo.

En este taller los asistentes aprenden todo sobre la siembra, desde la extracción de la semilla artesanal (que incluye semillas secas y pulposa) hasta la construcción de herramientas para trabajar en los jardines,

Además de información sobre la siembra, el taller abarca conocimientos sobre las diferentes formas de producción de peces, aves, y ganado porcino.

Socioproductivo-El-Valle-Nathalie-Sayago-26

La cría de gallinas ponedoras también forma parte del programa de estudio. En le se incluye la producción de alimentos artesanales para gallinas y pollos de engorde.

En este socioproductivo Laya tiene tres cerdos, con los cuales los estudiantes aprenden conociminetos básicos sobre la cría de esta especie. Asimismo imparte orientaciones sobre las técnicas para el levantamiento del tanque destinado para el criadero de peces como la cachama, que es un pez de agua dulce y se destaca por su gran adaptabilidad al cultivo.

El taller tiene una duración de 11 meses y se imparte de lunes a viernes de 8:00 am a 12:00 pm.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2250 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /poderpopular/n287073.htmlC0http://NON-VEca = .