Difunden por radio en EEUU

Médico en Colombia culpa a Venezuela por alto número de pacientes con virus "Zika" en su país

Técnicos analizan depósitos de agua en Antioquía, Colombia

Técnicos analizan depósitos de agua en Antioquía, Colombia

Credito: Archivo Google

 

26/02/2016.- Según información difundida por la cadena de radio nacional NPR (National Public Radio) en los Estados Unidos, el doctor Juan Bitar, director del Instituto Departamental de Salud (IDS) en el Departamento Norte de Santander, Cúcuta (Colombia), dijo que:

"Una gran cantidad de personas que están enfermas con Zika en Venezuela vienen [a Colombia] para atención médica"

"Ellos no tienen medicamentos. Venezuela no tiene una atención hospitalaria adecuada. Y sabemos que Venezuela está llena de Zika en este momento". Agregó el medico del vecino país.

La información difundida por NPR sobre este caso incluye entrevistas no solo al doctor Bitar sino también gente de la comunidad, pero siempre con la parcialidad característica contra Venezuela, típica de los medios de comunicación en Estados Unidos.

A continuación el artículo completo traducido al castellano:

El brote de Zika está agravando una relación ya tensa entre Venezuela y Colombia. En Colombia, más de 37.000 personas se han enfermado. En tanto Venezuela reporta menos de 5.000 casos - un número que funcionarios colombianos creen que es sospechosamente bajo. 

Juan Bitar dirige el departamento de salud de un estado en Colombia, que comparte una larga frontera con Venezuela. "Una gran cantidad de personas que están enfermas con Zika en Venezuela vienen [a Colombia] para atención médica", dice.

Una gran parte del problema es que Venezuela se encuentra en medio de una crisis económica.  En este momento, hay escasez de todo tipo de articulo en ese país.

"Ellos no tienen medicamentos. Venezuela no tiene una atención hospitalaria adecuada," dice Bitar. "Y sabemos que Venezuela está llena de Zika en este momento."

Se puede obtener una idea de este problema en un paso fronterizo muy poblado entre los dos países. Es un puente sobre un río seco. Llegamos allí en la tarde - en la hora mas agitada - y el tráfico de ida y vuelta es impresionante.

Un guardia en el lado colombiano permite el paso de un autobús que transportaba niños de la escuela hacia Venezuela. Hay una corriente de gente que camina en la dirección opuesta hacia Colombia - ancianas que ruedan maletas, chicos adolescentes con mochilas, etc.

Una familia joven camina en la calle. Su niña de 2 años de edad, juega al gato y al ratón con nosotros con el techo de su cochecito.

Su mama, Johanna Villamizar, me dice que al igual a mucha gente por aquí, ella también tiene la doble nacionalidad.


"Mi mama es colombiana, mi padre es venezolano", ella explica. La familia es propietaria de una tienda de piezas de automóviles en el lado venezolano. El marido de Villamizar dice que el trabaja allí todos los días.

"Me despierto, cruzo la frontera para ir a trabajar, y luego, al final del día cruzo de nuevo para volver a casa."

Oficialmente, Venezuela ha cerrado esta frontera para la mayoría del tráfico debido a una disputa política. (Venezuela está tratando de transferir una parte de la culpa de sus problemas económicos  a Colombia. Colombia dice que eso es ridículo.)

Pero Venezuela aún está dejando a cientos de personas pasar por el puente todos los días. Villamizar dice para ella, es como si la frontera no existe.

Y lo mismo parece ser cierto para el virus Zika. Prácticamente todos los miembros de la familia Villamizar están infectados con el virus en ambos lados de la frontera. Nos dice: “Mi abuela, una tía, un primo."

Hasta el momento, Villamizar ha podido escapar de la infección, pero Zika la tiene preocupada. Está embarazada y ha escuchado los informes sobre una posible relación entre esta infección transmitida por mosquitos y defectos en el nacimiento.

"Me la paso todo el tiempo rociándome repelentes", dice riendo.

Muchas otras personas que nos encontramos dicen que no se molestan. Al igual que Shirley Llanos, una fisioterapista con delantal gris. "Porque estoy bastante segura que yo ya tengo el virus Zika!" dice ella, sonriendo con un poco de timidez.

Ella tuvo los clásicos síntomas en diciembre - erupción cutánea, fiebre, dolores.  A pesar de esto, dice que se mantuvo trabajando la mayor parte del tiempo - llendo desde su casa en Venezuela a un hospital en el lado colombiano. Como ella dice, "Unos pocos días aquí, unos días allá."

Ese es un patrón que preocupa a los funcionarios colombianos como Bitar, porque los mosquitos que transmiten el virus entre los humanos en realidad no viajan lejos. Esta es una epidemia que está siendo transmitida por personas enfermas que se mueven de un lugar a otro.

Bitar dice que el principal reto es la negación casi total en Venezuela de la magnitud de su problema con el virus Zika. Lo ideal, dice, se debe coordinar el caso estrechamente con sus homólogos venezolanos en este momento - la transferencia mutua de datos para que puedan concentrarse los esfuerzos en la lucha contra los mosquitos en las comunidades fronterizas, donde el virus se esta proliferando.

Pero las relaciones se han vuelto tan tensas, dice, que ni siquiera puede levantar el teléfono para llamarlos.

Fuente: NPR - http://www.npr.org/sections/goatsandsoda/2016/02/23/467803305/venezuela-wont-talk-to-colombia-about-zika-and-thats-a-problem


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6039 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /poderpopular/n286439.htmlC0http://NON-VEca = .