Caracas: En La Vega impulsan el autoabastecimiento

El Ciara y el Fondas apoyan a los pequeños y medianos agricultores urbanos que desean poner manos a la siembra.

El Ciara y el Fondas apoyan a los pequeños y medianos agricultores urbanos que desean poner manos a la siembra.

Credito: Yrleana Gómez

11 Feb. 2016 - Desde el 2007 comenzó a edificarse, en la terraza cuatro del sector El Araguaney de la parroquia La Vega, el sueño socioproductivo del señor Gabriel Piña, quien incentivado por un buen amigo decidió adentrarse al maravilloso mundo de la agricultura urbana.

Hoy gracias a ese esfuerzo incansable, la comunidad cuenta con la Unidad de Producción Agrícola El Piñal, constituida por dos hectáreas de terreno utilizadas para la siembra de frutas, vegetales y hortalizas.

Este pequeño productor agrícola, quien además es albañil, obtiene 3 ciclos de cosecha anualmente que se traducen en 3 mil kilos de rubros del campo cada tres meses. Sus productos son expendidos a precios solidarios directamente en la unidad de producción o en el mercado dominguero a cielo abierto que se realiza en el sector Las Casitas.

En ese espacio convergen los pequeños y medianos agricultores de la parroquia para ofrecer a las familias rubros frescos y libres de productos transgénicos, nocivos para la salud.

"Comencé con cambures y así poco a poco fui incorporando otros cultivos, ahora tengo hasta plantaciones de café, maní y 15 gallinas criollas. Con esta actividad agrícola que nunca imaginé hacer, además de servirme como sustento, siento que estoy contribuyendo con el desarrollo de la Patria con ese nuevo modelo de economía sustentable", expresó Piña.

La Fundación de Capacitación e Innovación para el Desarrollo Rural (Ciara), puntualizó Piña, ha estado siempre presente en cada paso para el desarrollo del proyecto socioproductivo El Piñal.

Cada 15 días, el técnico de campo (parroquial) del ente visita este y los demás huertos existentes en la comunidad, con el fin de acompañar, asesorar y supervisar a los nuevos productores agrícolas que, atendiendo el llamado del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, decidieron poner manos a la siembra.

"El Ciara es como un padre para este proyecto agrícola, me ha capacitado con formación técnica e insumos. El Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (Fondas) también ha sido de gran ayuda. Hace dos meses recibí un crédito para adquirir una serie de herramientas que me permitirán cumplir con la meta de plantar 6 mil plantas de pimentón", refirió.

CONTRA LA GUERRA: AUTOABASTECIMIENTO

Para Piña la masificación y el fortalecimiento de la agricultura urbana en el país es necesario para acabar con la dependencia de los grandes productores que convirtieron la tierra en un monopolio mercantilista y en una herramienta de dominio político.

"La propiedad privada sobre la tierra se tiene que acabar para que no se repita nunca más en la historia de nuestro país una situación como la que estamos atravesando actualmente, donde unos pocos son dueños de todo y deciden según sus intereses cuándo y cómo alimentarnos", aseveró.

En ese sentido puntualizó que es necesario apropiarse de cada rincón de Venezuela para sembrar y cosechar Patria.

"Cada región puede autoabastecerse. Si cada ciudadano pone manos a la siembra bajarían los índices de exportación y además contribuiríamos con el fortalecimiento del nuevo modelo económico del país, basado en la concreción de la autosustentabilidad", aseguró.

Manifestó inconcebible que las grandes ciudades –donde habita la mayor parte de la población– tengan que depender de los trabajadores del campo para subsistir, "cuando desde nuestras casas o en tantos terrenos ociosos existentes, podemos cultivar nuestros propios alimentos verdes. Además del ahorro de dinero que esto significa".

Considera que El Plan de 100 Días para la Siembra Urbana, es una excelente iniciativa del presidente de la República Nicolás Maduro para fortalecer el aparato económico de la nación y disminuir la dependencia del modelo rentista petrolero.

"Estamos muy contentos y esperanzados de que con el nuevo Ministerio para la Agricultura Urbana se intensifique la lucha por consolidar la producción nacional. Invito a todos los venezolanos para que se sumen a esta actividad socioproductiva", expresó.

APOYO PARA MEJORAS

El huerto El Piñal presenta un gran problema con respecto a la canalización de las aguas servidas del sector, ya que estas, a través de un canal mal diseñado, atraviesan el terreno y generan la proliferación de plagas que dañan el cultivo.

"Este inconveniente lo tengo desde hace más de 10 años, todas las aguas residuales de la urbanización que se encuentra arriba pasan entre el terreno y el olor no se aguanta. Esto sin contar la gran cantidad de insectos que se producen producto de la contaminación", explicó.

Dijo que debido a esta situación, perdió varias cosechas. Por tal motivo aprovechó la oportunidad para solicitar a la Alcaldía de Caracas, no solo la construcción de un buen sistema de embaulamiento, sino también la colocación de seis metros de cerca para proteger el cultivo.

"Lamentablemente también tengo problemas porque los animales como perros y venados ingresan al huerto y se comen la producción. Una vez sembré alrededor de mil lechugas y no me quedó ni una. Esto se ha repetido en varias oportunidades", acotó.

Los amigos de lo ajeno, según declaraciones del productor agrícola, también han hecho de las suyas sustrayendo los rubros y materiales utilizados para la siembra.

"Agradecería la ayuda que me pudiera brindar la municipalidad para solventar estas situaciones que afectan la producción", solicitó.
______________________________________________________

cutlivar-Aajo-en-casa

GLENDYS VAAMONDES / CIUDAD CCS


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2489 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /poderpopular/n285607.htmlC0NON-VE