Mal de muchos consuelo de tontos

Ayer los escuálidos gritaban que todo lo que hacía el régimen era fraudulento, nada de lo que hacía estaba bien, que las máquinas de votación están conectadas por cables submarinos a Cuba, que las capta huellas a partir del dedo escaneaba hasta el modo de caminar de los votantes. Que si los bombillos expías son ojos en todas las casas de Venezuela puestas por los comunistas para comerse a los niños, creando pánico y de sobra que si el pato o la guacharaca. Hoy que estamos a un mes para octubre, entonces cambian la estrategia y llaman a que sí hay que ir a votar, que hay que cuidar los votos, que el sistema es confiable, pero lo que no lo es, son las personas que están en las mesas que se pueden embolsillar los recibos para empapelar los cuartos como un suvenir.

Ayer que si se fueron quinientos mil venezolanos al exterior porque el patatín y el patatán de la dictadura del teniente coronel se quedaba con todos los puestos de empleos y la crisis generada por el cierre de industrias empresas, comercios, centros comerciales, nai club y discotecas, y hasta kindergarten, eran razones más que suficientes para abandonar el país, antes de que cerrara las fronteras con todos los componentes de la Fuerza Nacional Bolivariana y la Reserva, tomados de las manos, para en una cadeneta asegurar de que nadie pudiera salir, incluso habría una hacia nuestro espacio aéreo, cosas veredes Sancho. Hoy Venezolanos regresan al país por crisis europea Muchos venezolanos que emigraron en los últimos años al país se están devolviendo fundamentalmente por la crisis económica. (http://www.ultimasnoticias.com.ve).

Desde Europa y también de los Estados Unidos, la crisis económica principalmente y por sólo mencionar entre otras causad diversas, razones de raza, sexo, violencia de género, condición social, religiosa y pare de contar, como causas asociadas que se agregan, que ahora los que fueron empujados por la exacerbación psicótica de los medios oposicionistas, que pervierten el orden y sosiego de la República Bolivariana de Venezuela, y que sigue y seguirá gobernada por micomandante, como despectivamente lo apelan los obstruccionistas a ultranza; están obligados a repatriarse. Desde España salieron con destino a Venezuela 7 mil 088 personas en 2010 en comparación con los 8 mil 332 que lo hicieron el año pasado. De Estados Unidos por la crisis y el estallido inmobiliario en 2008, que llevó a miles de familias a la calle y con un desempleo en julio 2011 del 8,3%, cifras del Departamento del Trabajo, son algunos datos cuantitativos del daño ocasionado por el capitalismo salvaje, ni se diga de los perjuicios en lo cualitativo, para la vida y el buen vivir de quienes optaron por entrar directamente a las fauces de los chacales del mercado.

En el extranjero la mayoría sólo consigue para subsistir, empleos precarios, atendiendo niños, cachifeando, cuidando perros, por escasos 75 euros, unos 400 bolívares semanales; trabajos no fijos, sino por horas, que además de no estar legalizados, porque ameritarían ingresar impuestos al fisco lo que los convierte en impositivos e inalcanzables. Tampoco tienen prestaciones sociales, entre otras trabas en el corral de las quimeras de aquél Miami dame dos. Es que bueno…, esgrimirían los sesudos de la derecha, allá los desempleados o parados reciben subsidio por de 426 euros mensuales, cuando la prestación se agota, y en los iunaitesteis también les suministran 200 dólares semanales. ¿Es el camino que nos quieren vender.?. Mal de muchos consuelo de tontos.

Por esto, por lo otro, y porque se les ve el bojote, la oligarquía no volverá, la 4ª no volverá.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1117 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /oposicion/a149586.htmlCUS