La hora de la Asamblea Nacional o CONATEL

Ley, Reglamento o Norma de Televisión por Cable o Satélite

Venezuela es el único país del mundo donde los dueños de empresas de televisión de señal por cable o satélite, violan constantemente sus leyes, entre ellas la LOPNA.

En países avanzados en tecnología como EEUU, China, Rusia, Japón e Inglaterra, entre otros, la señal de televisión por Cable o Satélite están sujetos a las leyes de esos países. Ellos ejercen los debidos controles de Ley.

Sin embargo países de poco desarrollo tecnológico, logran controles sobre las señales de televisión por cable o satélite. Entre esos se encuentran la revolucionaria, socialista y hermana República de Cuba y la República de Honduras, entre otras.

En Honduras, los golpistas trasmiten sus Cadenas Nacionales de Radio y televisión tanto por la señal abierta como por los espacios que ocupan los diversos canales de la red de televisión que ofertan las Compañías por Suscripción. O sea, que hasta Playboy divulga la Cadena Nacional, cuestión que aquí era tema de burla de la derecha golpista cuando la Asamblea Nacional discutía la Ley de responsabilidad Social de Radio y televisión. Hasta en La Hojilla, Mario Silva tuvo que aclararle a la derecha golpista venezolana de que no se preocuparan por la señal por cable o satélite de Playboy y Venus, canales favoritos de la rancia y morbosa oligarquía mundial, pues no iban a suspenderles la programación porno de estos canales para pasar una Cadena Nacional.

La Asamblea Nacional, cuando reglamente la televisión por Cable o Satélite, generara entre otras cosas nuevas fuentes de empleos, ya que estas compañías estarán en la obligación de monitorear las 24 horas la programación de los canales que ocupan su red, a fin de que no violen las Leyes Venezolanas.

Considerando que la Televisión Por Cable (CATV), es un servicio de difusión audiovisual que transporta un elevado número de señales de televisión desde un punto central, denominado cabecera, hasta los abonados, entonces el reglamento de la televisión por cable o satélite, que debe elaborar la Asamblea Nacional o en su defecto CONATEL, debe obligar a estas empresas a editar su programación en la cabecera, para luego retransmitirla a sus acreditados. Tal procedimiento lo usan las empresas por cable o satélite para transmitir propagandas de un determinado país en la programación de un determinado canal.

Con esto se impide que a través de la televisión por cable o satélite, se trasmitan propagandas de licor y cigarrillos. Asimismo, series, películas o comiquitas cargadas de sexo o violencia pueden ser editadas, antes de colocarlas en su programación. Esto hacen muchas empresas de este tipo en el país del Norte, a fin de cumplir con las normas establecidas en EEUU que les permite operar.

CONATEL o Asamblea Nacional, a través de un reglamento, se obligaría legalmente entre otras cosas, a las empresas de televisión por cable o satélite, colocar en su programación a todos los canales de producción nacional. De tal manera, garantizar que la tecnología del cable o satélite permita el acceso a la televisión local que impida o contrarreste el colonialismo mediático, práctica de uso muy frecuente por las grandes corporaciones capitalistas que controlan la mayoría de la televisión a nivel mundial. (Leer el artículo de opinión: Televisión por cable o satélite de Augusto Hernández publicado en http://www.aporrea.org/medios/a55848.html).

A pesar de que hoy en día, la tecnología aplicada en los años 50 a estos sistemas es muy similar a la de nuestros tiempos y aunado a que actualmente los sistemas de cable envían cientos de estos canales a millones de hogares, mientras que al mismo tiempo provee de acceso a Internet de Banda Ancha. Incluso, algunos sistemas de cables permiten realizar y recibir llamadas telefónicas e inclusive recibir nuevas tecnologías. Y en consideración a que los costos de funcionamiento de tales sistemas son muy bajo, pienso que los precios actuales de los paquetes que ofertan las compañías de televisión por cable o satélite a sus usuarios, son demasiados costosos, caros, lujoso. El Estado Venezolano, debiera obligar a estas compañías ajustar sus precios a la baja, haciéndolos accesibles a todo el pueblo.

Una Ley que garantice, entre otras cosas, el respeto al horario infantil en aquellos canales que no requieran código de acceso o control de los padres para visualizar su señal. Una ley que garantice al Estado Venezolano el respeto  al pueblo y a sus autoridades.

En Colombia no hay señal por cable de la programación de TELESUR ni de Venezolana de Televisión, aunque estos aun mantienen señal satelital a través de DIRECTV. Sin embargo, en Venezuela a través de todas las empresas de cables, incluyendo las que emiten señal satelital, se ve programación de televisoras colombianas, entre ellas, Cable Noticias, Tv Colombia, RCN, Caracol Internacional, entre otras. Con relación a CABLE NOTICIAS, una televisora estilo TELESUR o CNN con sede en el país neogranadino, a pesar de poco tiempo operando en Colombia, ya en Venezuela tiene señal en todas las empresas de cable. Mantuvo recientemente una campaña a favor de Globovisión y en contra del Presidente Chávez y del Estado Venezolano.

Todas las televisoras colombianas actúan impunemente conjuntamente con RCTV Internacional y Globovisión en el bombardeo de noticias basadas en supuestos, guerra mediática y terrorismo informativo contra el bravo pueblo venezolano. En el caso de RCN de Colombia, cuyos dueños son funcionarios del Gobierno de Álvaro URIBE, presidente de Colombia, opera con señal libre o abierta en Venezuela a través de la programación de su socio Globovisión. Igual pasa con CNN, la cual usa el espacio radioeléctrico venezolano a través de señal abierta de Globovisión para emitir mensajes tergiversados que buscan generar falsas matrices de opinión en el pueblo.

Una Ley que permita a las Autoridades Nacionales, autorizar ante cualquiera de las empresas por cable o satélite, adscritas o no a la Cámara Venezolana de Empresas de Televisión por Suscripción (CAVETESU), el retiro de la parrilla de las cableras o del servicio satelital de aquellos canales que no se apeguen a las Leyes de la República. Se recuerda que cuando Estados Unidos invadió al pueblo de Irak, sancionó al canal de noticias AL JAZEERA con la suspensión de su señal por suscripción por considerar que supuestamente violaban las leyes estadounidenses.

Cada compañía estará en el deber, de darse el caso, de insertar inmediatamente señales regionales públicas o privadas en la parrilla de canales, dependiendo de sus capacidades y en consideración a que la mayoría de la televisión por satélite está ahora codificada digitalmente lo cual permite a los organismos de radiodifusión por Suscripción, ofrecer más canales de televisión utilizando la misma cantidad de ancho de banda por satélite. En caso contrario, las compañías de cable o de servicio satelital, que tengan prácticamente llenos todos los espacios con estaciones o frecuencias extranjeras, deben buscar todas las posibilidades para  priorizar alojar canales venezolanos en su grilla, caso contrario retirar canales de origen foráneos, para descongestionar la parrilla y permitir en la grilla al canal nacional.

Una Ley que controle a las compañías de televisión por cable o satélite creara nuevas fuentes de empleo y por lo tanto aumentará la ocupación de más trabajadores en este ramo.

Finalmente, se podría usar entre, otras cosas, la Cadena Nacional a través del sistema de televisión por cable o satélite en caso de una Emergencia Nacional. Esto permitirá al Presidente Chávez informar de manera rápida a todo el país del acontecimiento en cuestión.

DENUNCIA AL USURERO Y ACAPARADOR AL 08007325262 O AL 08004633281 INDEPABIS

Por José Gregorio Bermúdez

Vocero de Batallón PSUV

Vocero de Consejo Comunal

Los Teques, Estado Bolivariano de Miranda

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6604 veces.


VE N