El Zulia quedará sin agua

Chávez debe respetar los resultados del informe del MARN y de las investigaciones de LUZ


El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, al no darle importancia oportuna a las recomendaciones del “Informe Ejecutivo. Evaluación Ambiental. Explotación de Carbón. Estado Zulia, Mayo 2005” presentado por la comisión interinstitucional que el mismo nombró, coordinada por la Ministra del Ambiente y los Recursos Naturales (MARN), le ha permitido al General (R) Carlos Martínez Mendoza, presidente de la Corporación para la Región Zuliana (C0RPOZULIA), impulsar una serie de acciones que demuestra un mero interés economisista al servicio de poderosos empresarios agrupados en la gigantesca empresa minera Vale do Rio Doce que hoy presionan a Lula y al mismo Chávez en función de continuar apoyando, al primero, en su Gobierno y al segundo en su estrategia de integración suramericana a través de la creación de CARBOSURAMÉRICA tan necesaria para mantener sus millonarios y múltiples compromisos minero energéticos contraídos en Asia, Europa y América.

Un grupo de investigadores de la Universidad del Zulia (LUZ), continuando las orientaciones científicas de instituciones e individualidades internacionales preocupado por el calentamiento y cambio de clima sufridos en el estado Zulia, más en especial en la cuenca del Lago de Maracaibo, a raíz de la pérdida de casi todos sus bosques, ha considerado un “alerta regional” si la taza de deforestación continúa y la explotación carboníferos se extienden desde la cuenca del río Guasare hasta los ríos Socuy, Maché y Cachirí1, para elevar Carbozulia/Corpozulia a mediano plazo la explotación de carbón de 8 millones de toneladas de carbón anuales a 22,5 millones. Proyecto este incluido dentro de un macro proyecto de mayor alcance extendido a lo largo de todos los municipios fronterizos a través de una decena de enormes minas a cielo abierto a explotarse en todo el piedemonte de la Sierra de Perijá, brazo occidental del final de la Cordillera de los Andes en los limites entre Venezuela y Colombia, para abarcar a mediano plazo en el estado Zulia una explotación total de más de 36 millones de toneladas de carbón anualmente.

El MARN anuncia en 1996 en el informe “Balance Ambiental de Venezuela. Apéndice 1996” que desde 1982 hasta 1995 ha desaparecido el 56,8% de los bosques del estado Zulia a través de la deforestación de 172.658,9 hectáreas por años, de tal manera que de 3.949.197 hectáreas que existían en el año 1982 hayan quedado para 1995 sólo 1.704.632 hectáreas2. Hoy la deforestación no se ha parado, al contrario amenaza profundizarse. Este informe clasifica bajo la categoría de vulnerable de extinción a los bosques montanos de la Cordillera Oriental de los Andes (Perijá) donde se ubican más al norte las cuencas del Guasare, Socuy, Maché y Cachirí.

Además de los estudios de la Global Forest Watch en el 2002 que determinan que las condición del sistema de la Cuenca del Lago de Maracaibo es crítico, también se encuentran los estudios de la WWF, 2005; Bisbal, F. 1988; Conservation International, 2000 y Millenium Ecosystem Assessment, 2005, esta última institución también considera que la inestabilidad de la cuenca es inminente2.

Nuevos estudios de investigadores de la Universidad del Zulia han calculado que desde 1986 hasta el 2001 se deforestó el 39% de los bosques secos tropicales ubicados en la cuenca baja del río Socuy3, done hoy la empresa Vale do Rio Doce/Carbozulia (CARBOSURAMÉRICA) y los irlandeses de Carbonífera Caño Seco, C.A. pretende explotar más carbón a través de dos nuevas minas para así sumar, con la transnacional Inter-American Coal, N.V./Chevron/Carbozulia, entre el Socuy, Maché y Cachirí, 24,5 millones de toneladas anuales de carbón.

La desaparición de los bosques según el Modelo Hidrológico (Finol 1997), en base a datos hidrológicos 1978-83, predijo que si la Cuenca del Guasare perdía 50% de su vegetación, la producción de agua disminuiría un 21% en épocas de sequía y aumentaría un 16% en período lluvioso. El aporte de sedimentos aumentaría un 463% con respecto a las condiciones iniciales y un aumento de la temperatura de 1 grado a 2,5 grados en el estado Zulia4. De esta manera el Gobierno nacional ocasiona y colabora para que se contamine y se pierde en el Zulia parte del 0,003% (9.9 x 109) del agua que representan los ríos con respecto al agua dulce existente en el mundo (1.033 x 1015) según Chow (1964) y Freeze and Cherry (1979).

El Dr. Miguel Pietrangeli del Departamento de Biología de la Facultad Experimental de Ciencias de la Universidad del Zulia en el foro Los bosques de la Cuenca del Lago de Maracaibo: Realidades y Amenazas, realizado el 20 de julio de 2005 en la Universidad Rafael Belloso Chacín (URBE) considera que los bosques bombean de nuevo a la atmósfera 2/3 del agua de lluvia, es decir, el vapor de agua liberado desde las copas de los árboles (proceso llamado evapotranspiración) se eleva por convección, enfriándose hasta llegar al "punto de rocío" donde las masas de vapor de agua se condensan para formar nubes y precipitar en forma de lluvia5.

Según Ann Henderson-Sellers, directora de medio ambiente de la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear, este fenómeno se realiza gracias a los árboles más que a través de lagos o ríos, ya que “el agua que los hogares reciben está compuesta por dos átomos "regulares" de hidrógeno y un átomo "regular" de oxígeno, pero en algunas moléculas de agua el segundo átomo de hidrógeno es reemplazado por una versión más pesada llamada deuterio, "6. A menor vegetación, el agua de moléculas pesadas no vuelve a la atmósfera para caer en forma de lluvia.

La deforestación no solo causa la inestabilidad del régimen de lluvias sino también la desaparición de las aguas subterráneas, el flujo de agua a nivel superficial (escorrentía) se hace más intenso en épocas de lluvias, causando severas inundaciones, así como la desecación total de ríos en épocas secas. De allí que una comunidad de bosque no sólo es importante como parte del recurso hídrico, también mantiene la porosidad del suelo, evita su compactación, erosión y desecación5. Por ello es contraproducente al sistema de escorrentía natural, hoy modificado en la cuenca del río Guasare, en Mina Norte y Paso Diablo, por cuatro enormes cráteres y casi dos mil hectáreas de enormes montañas ficticias llamadas desechos minero/ambiental o escombreras. Esta realidad impactada se sumará hoy a las ampliaciones que se realizan en dichas minas para elevar a corto plazo las exportaciones a 12 millones de toneladas de carbón al año, y a las proyectadas a mediano plazo por Carbozulia/Gobierno nacional y las transnacionales del carbón, desde el Socuy hasta Río de Oro y Casigua El Cubo en el Sur del Lago, para alcanzar la meta económica de 36,5 millones de toneladas anuales.

Según los investigadores Carlos Portillo Quintero, Miguel Pietrangeli, Gonzalo Godoy, Marisabel Cabrera, José Elí Rincón y Carlos Luis Bello1 este impacto hay que sumarle el generado por la construcción de vías de penetración; se calcula que el impacto en los bosques es de 0 a 25 kilómetros cuando la vía es pavimentada y de 0 a 10 kilómetros cuando no es pavimentada7.

Esta realidad estuvo presente en la intervención de la cuenca del río Guasare con la apertura de las minas Paso Diablo (1987) y Norte (1996) por parte de las empresas mixtas de Carbozulia con transnacionales, Carbones del Guasare, S.A. y Carbones de La Guajira, S.A., respectivamente “Se ha favorecido la circulación al construir, ampliar y mejorar vías locales y ramales. Se han realizado inversiones para la construcción de puentes, accesos viales, ampliaciones y acondicionamientos en tramas e intersecciones de las rutas (…) estos beneficios con el incremento de la frontera agrícola se manifiesta territorialmente (…) En la zona de explotación se observa como la cobertura boscosa da paso al uso agropecuario, que coexiste con lo minero” El crecimiento del eje Carrasquero-Molinete “se evidencia en el crecimiento espontáneo del uso residencial rural alrededor de la vía que los conecta”8.

Este estudio extrapola el mismo comportamiento de afectación socio-territorial para las nuevas minas proyectada por Carbozulia/Vale do Rio Doce (CARBOSURAMÉRICA), Carbozulia/Inter-American Coal/Chevron y Carbonífera Caño Seco, C.A. en las cuencas de los ríos Socuy, Maché y Cachirí, y Excel, Tomen, y TransMar (COSILA) en la cuenca del río Palmar, “se desplazarán los usos persistentes en los sitios elegidos para el emplazamiento de las minas y los campamentos; serán desplazados usos agropecuarios y bosques de galería; es probable que la frontera agrícola avance con los frentes de explotación minera. De igual manera, en las márgenes de las rutas de transporte comenzarán a aparecer rurales y urbanos, acompañados de incipientes establecimientos comerciales para prestar servicios de mantenimiento y reparación a los vehículos de carga del carbón y ventas de comidas para los transportistas”8.

Según los investigadores de LUZ los Estudios de Impacto Ambientales (EIA) presentados por las empresas carboníferas en el Zulia se limitan a contemplar asuntos internos de la mina y ruta de transporte, y proponen la realización de Estudios de Impacto Ambientales Acumulado con fines de Planeamiento Ambiental para orientar la investigación “a estudiar la acumulación de cambios ambientales que puedan generar eventos en una escala espacial y tiempo especifico (Castillo, A & Van Zanten, J., 2004)”. Además plantean que “deben exigirse evaluaciones independientes no vinculadas a las empresas carboníferas y al ente gubernamental que propone el proyecto, preferiblemente provenientes de institutos de investigación como el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), la Universidad Central de Venezuela y otras organizaciones nacionales o internacionales de alta credibilidad”1

Como una respuesta a las movilizaciones de los indígenas Wayúu del Socuy y Maché, del movimiento ecologista y de los medios comunitarios libres y alternativos, Corpozulia anuncia verbalmente que no se desviará el curso del río Socuy 5 kilómetros para sacar carbón en su lecho, ni en las parcelas de carbón ubicadas dentro de las comunidades indígenas, se dedicará con la Vale do Rio Doce a explotar los lotes de carbón ubicados más hacia el suroeste, es decir en cuotas más elevadas y entre bosques originarios ubicados entre el Socuy y el Maché. Lo que sería un impacto mayor dada la pérdida de vegetación y el aumento de la erosión, así como la construcción de una vía principal pavimentada. Sin embargo, ignorante de esta realidad científica y manipulado por Martínez Mendoza, el Presidente de la República anunció al país en la Petroquímica de El Tablazo (municipio Miranda del estado Zulia) el 24 de junio de 2005 que se explotara carbón ya existe una empresa brasileña posee una tecnología de menor impacto ambiental. Desde el 25 de junio Corpozulia y la empresa Vale do Rio Doce iniciaron hasta la fecha una millonaria campaña publicitaria en función de presentar las bondades del carbón y las “minas jardines” de la Vale do Rio Doce”9, la contratación de la empresa Grupo Técnico de Capacitación para cambiar el curriculum en la Subregión Guajira ubicando la educación minera como su eje transversal10. La empresa minera brasileña arrancó la campaña de promoción pagando páginas enteras de publicidad cada domingo a partir del 03/07/05:4-5 en Panorama, diario más vendido en el Zulia y en el Diario VEA, periódico oficial a nivel nacional.

La empresa que acordó Chávez con Lula en Manao de entregarle a dedo, sin licitación alguna, los bosques y las aguas de los ríos Socuy (Mara) y Tarra (Casigua de El Cubo) tiene en su historial denuncias parecidas a las formuladas contra Carbozulia/Corpozulia, como la vía férrea, desde la más grandes reservas mundiales de mineral de hierro, de 780 kilómetros de largo que construyó en el Amazona la empresa Vale do Rio Doce a fines de 1990 con financiamiento del Banco Mundial, generó a lo largo de esta vía más de las ¾ partes de la deforestación de cerca de 150 mil kilómetros cuadrados de selva destruida en Brasil11.

Desde los primeros estudios realizados por científicos de la Facultad Experimental de Ciencia de la Universidad del Zulia entre los años 1980-82 durante el plan temporal de explotación de la mina Paso Diablo, las aguas del caño Paso del Diablo sufrieron alteraciones físico-químicas. “El efecto de la contaminación química por la explotación minera es indudable. Los distintos constituyentes químicos han incrementado marcadamente en esta estación (Ca, Mg, HCO3, SO3)”. Se incrementan los valores de dureza en las aguas del caño “en promedio hay más de 100 mg/lt CaCO3” La contaminación química se expresa en “la alcalinidad, la dureza Cálcica y Magnésica, el Calcio, el Magnesio y los Sulfatos incrementan en la Estación 2. Esto es una consecuencia de la contaminación por pirita (H2S)”. La contaminación de las aguas del caño Paso del Diablo está afectando la biodiversidad y la equidad del mismo, en cuanto la presencia de insectos acuáticos, único elemento biótico estudiado. “Hasta ahora la disminución del grupo Ephemeróptera, en el cual "las especies de las familias Leptóphlebiidae muestra ser la más sensible a la contaminación” 12.

En 1989, dos años después de iniciarse definitivamente la explotación de la mina Paso Diablo, se realizan nuevos estudios manifestando la acentuación de la contaminación de metales en las aguas abajo del caño (E2) al salir del área de la mina, la Estación E1 estaba a un kilómetro y medio aproximadamente aguas arribas de la mina: conductividad (µmhos/cm): E1: 579,8 ± 102,9. E2:1076 ± 352,3; Sólidos Totales (mg/L): E1: 612,9 ± 326,3. E2: 982,7 ± 532,8; Dureza Total (mg/L CaCO3): E1: 201,7 ± 50,8. E2: 356,7 ± 111,1; Alcalinidad (mg/L CaCO3): E1: 153,2 ± 40,0. E2: 199,5 ± 34,5; Calcio (mg/L): E1: 54,2 ± 8,4. E2: 70,6 ± 29,6; Magnesio (mg/L): E1: 16,1 ± 7,9. E2: 43,7 ± 16,6; Manganeso (mg/L): E1: 0,04 ± 0,05. E2: 0,25 ± 0,28; Aluminio (mg/L): E1: 0,08 ± 0,05. E2: 0,22 ± 0,20; Hierro (mg/L): E1: 0,21 ± 0,19. E2: 0,54 ± 0,64; Sulfato (mg/L): E1: 39,7 ± 38,4. E2: 138,3 ± 51,213.

Para 1996 la contaminación de metales pesados Sodio (Na), Potasio (K), Calcio (Ca), Magnesio (Mg), Plomo (Pb), Mercurio (Hg) y Vanadio (V) ya estaba presente en aguas y sedimentos de la Laguna de Sinamaica y zona adyacentes (ríos Guasare, Socuy y Limón y en la desembocadura de este último en el Lago de Maracaibo, Bahía de Urubá): “Las concentraciones en aguas estuvieron en los siguientes intervalos (mg/L) Na: 1, 11-5075; K: 0,81-99,45; Ca: 22-168; Mg: 3-376 y para el Pb, Hg y V (g/L): 7,81-70,46; ND-0,12; 0,78-10 respectivamente. En sedimentos, las concentraciones oscilaron entre los valores (mg/Kg): Na: 24,13-35628,89; K: 2163,52-11092,56; Ca: 1282,2-41303,31; Mg: 53,52-8754,52; Pb: 47,73-10099,75; Hg: 0,13-1,0 y V: 284,67-2834,68. Las concentraciones de metales en aguas son mayores que las establecidas por la Gaceta Oficial de Venezuela para metales y otras sustancias tóxicas. La concentración de Hg en sedimentos está en el intervalo de las concentraciones más altas publicadas por la OMS para 1.988 y es más alta que la mayor concentración publicada para suelos polutos (1,5-280 g/Kg). La concentración de V en sedimento es mucho mayor que la máxima publicada por la OMS (310mg/Kg). Hay diferencias significativas entre las concentraciones de metales antes y después de la mina, lo cual indica su probable influencia. El contenido metálico en la Laguna de Sinamaica es resultado del aporte del río Guasar, el Lago de Maracaibo y las propias condiciones de la laguna”14.

A hora varios estudios científicos determinan la presencia de metales pesados (Plomo, Vanadio, Zinc y Cadmio) en las aguas y en los tejidos de hígado, riñón, branquias y músculo en once (11) especies de peces coleccionados en puntos del río Guasare y del caño Carichuano: se determinó mayor concentración en tejidos que en las aguas fluviales. Los metales que excedieron los límites estándares permisibles fueron el Plomo y Cadmio. Según reportes de Wehrlin y colaboradores (1989) y Stohs y colaboradores (1995) el metal Vanadio se encuentra en concentraciones altamente elevadas según estándares internacionales. Las mayores concentraciones de los metales (Pb 110 µg/L; V 17 µg/L; Zn 64 µg/L; Cd 0.20 µg/L) en agua se determinaron en época de lluvia, debido al arrastre de material, río arriba. Las concentraciones del zinc (76,83 mg/Kg-1), vanadio (2,41mg/Kg-1), plomo (7.25 mg/Kg-1) y cadmio (2.95 mg/Kg-1) en músculo fueron elevadas, estando estos dos últimos metales por encima de los límites estándares según el 55º informe del comité mixto FAO/OMS (Ginebra, junio 2000) y legislación 466/2001de la comisión ibérica de la seguridad alimentaria15.

La locura de obtener dinero a cualquier costo socio ambiental y de lograr romper el cerco político interno y externo a través de una integración y montar relaciones políticas sustentadas en facilitar nuestros recursos energéticos fósiles y en asumir los costos en la construcción de las infraestructuras ordenadas por el imperio a través de la IIRSA y el Plan Puebla Panamá, el Gobierno nacional esta también anunciando, dentro de la perspectiva del Eje de Desarrollo Occidental, construir no sólo un gasducto Venezuela/Colombia/Centro América y Venezuela/El Caribe/Texas y un poliducto de Maracaibo al Pacífico colombiano, sino varias plantas generadoras de energía para el occidente del país y Colombia (Santander y La Guajira) en base a carbón a instalar en Zulia (Mara y Miranda/El Tablazo) y Táchira (Santo Domingo).

Venezuela no necesita para su desarrollo explotar, consumir o vender carbón, pues, incluyendo la Faja del Orinoco, es el país con mayores reservas probadas de petróleo y, además posee hasta ahora 147 trillones de pies cúbicos de gas. Sus lazos imperiales montados Caracas/Zulia desde los tiempos de Carlos Andrés Pérez/Gumersindo Rodríguez/Omar Barboza con las transnacionales energéticas les obligan a vender cada año más carbón, pese a que sus reservas representan el 8% del 1,6% de todo el carbón que posee América Latina y el Caribe con respecto a las reservas mundiales: 972 (109 T)16.

Chávez abriría la Caja de Pandora y desataría todos los males en el Zulia si le hace caso a los dos hombres que tiene en Corpozulia/Carbozulia, Martínez Mendoza y Luis Soto Luzardo, ambos tocados por los capitales transnacionales del carbón y por los promotores de la construcción de las infraestructuras del IIRSA/PPP en el occidente del país. Pues es el carbón el combustible fósil mayor generador de CO2, el primer gas causante del calentamiento mundial del planeta tierra.

Entre todos los males históricos generados por estas planta carboeléctricas en Estados Unidos y Europa, los últimos acontecimiento científico que se ha descubierto relacionados con las emisiones emanadas a la atmósfera por las plantas carboeléctrica es la relación con la Agencia de Protección Ambiental (EPA) que estima que un 8% de las mujeres americanas embarazadas contienen en su sangre una cantidad de mercurio suficiente para suponer un riesgo para el feto17 y la del mercurio con niños autistas en Texas, Estados Unidos “Han correlacionado los datos, encontrando que por cada 454 kg de mercurio liberado, se incrementaba en un 43% el índice de casos de educación especial y en un 61% los casos de autismo (…) Es un agente neurotóxico que se bioacumula en la cadena alimentaria, principalmente en determinados pescados”18. Estas ideas fueron expuestas por Raymond F. Palmer, un profesor asociado en el departamento de familia y medicina de la comunidad en la Universidad de Texas en San Antonio “un nuevo estudio, científicos de la Universidad de San Antonio, Texas “Health Science Cener” informan una fuerte correlación entre mayores niveles de mercurio liberado y el desorden de desarrollado marcado por problemas de comunicación e interacción social (…) el grupo de Palmer encontró un 17% de incremento en las tasas de autismo por cada 100 libras liberadas de mercurio (…) Una vez se pensó que ocurriría en 1 de cada 10.000 niños, hoy se estima que afecta a 1 entre 250 (...) La administración de Bush, el martes, ordenó a las plantas carboeléctricas, disminuir la contaminación de mercurio hasta la mitad en los próximos 15 años. Los ambientalistas se quejaron porque la orden quedó corta para lo que se necesita”19.

Martínez Mendoza y a los capitales mineros, para nada le interesa el sacrificio del Zulia. Este general retirado maniobra a la opinión pública y miente de manera descarda a los pueblos Barí y Yukpa cuando manifiesta en campañas públicas millonarias que Corpozulia no abrirá las minas de carbón pautadas en sus territorios a través de los Proyectos Tukuko-Aricuaizá (78.256,80 has.) y Río de Oro (47.700,00 has.). En privado, como en la reunión realizada con el Viceministro Cristóbal Francisco el martes 17 de mayo de 2005 en la sede del MARN donde estuvo presente Elio Río (Grupo AZUL), Eubelis Morán (Vive TV) y Lusbi Portillo (Sociedad Homo et Natura), manifiesta todo lo contrario, dice no recurrir ante el Ministerio de Energía y Petróleo a solicitar la renuncia por escrito a dichas concesiones mineras, no acepta que la Procuraduría General de la República entregue dicha superficie en títulos colectivos a los indígenas Barí y Yukpa.

Esta posición fue expresada por escrito por el Vicepresidente de Carbozulia Ovis Prieto “No las queremos regresar al Ministerio de Minas, porque en el pasado, en esas mismas zonas, devolvimos unas concesiones y el Ministerio las otorgó luego a privados”20, esto último es completamente falso, es la razón de ocultar esta corporación minera el planteamiento de fondo hecho por los pueblos indígenas expresado en la propuesta de tener territorios autónomos libres de minería. Contra viento y marea el Gobierno nacional esta dispuesto a cumplir todos los compromisos pautados con las transnacionales mineras, gasiferas y petroleras; tal como en la cotidianidad viene ocurriendo con el Tendido Eléctrico a Brasil, la Reserva Forestal de Imataca, Perijá/Socuy, el Delta, Plan Barranca, Ceuta Tomoporo, entre otros.

La petición de los indígenas de tener territorios autónomos sin minas y mineros, que ha sido ridiculizado por las declaraciones demagógicas de Martínez Mendoza, tiene su antecedentes marcado en el compromiso contraído del Presidente Chávez con los indígenas y el movimiento ecologista desde el jueves 11 de noviembre de 1999 durante la visita realizada a la comunidad Barí Saimadoyi cuando en un acto público afirmó “Revisaremos las concesiones carboníferas y se rescindirán aquellas que amenacen la Sierra”21; así mismo ese día los indígenas y ecologistas le entregaron una carta con 3.000 firmas solicitándole revocar todas las concesiones de carbón en 150.000 hectáreas en el piedemonte de la Sierra de Perijá desde el poblado el Llano hasta Río de Oro (aún se conserva la copia con firma y fecha de entrega en puño y letra del propio Presidente Chávez)22.

Todo parece indicar que el Gobierno no tiene la más mínima intención de cumplirles a los indígenas. Les entregará tierras o hábitat pero no territorios, en donde está implícito el concepto autonomía, es decir las transnacionales mantendrán en concesiones sus tierras y los recursos mineros que están en el subsuelo otorgados por el Estado venezolano, o por el propio Presidente Chávez, como fue el caso de las tierras de los indígenas Wayúu en la cuenca del río Socuy, a la gigante del hierro Vale do Rio Doce en conversación con Lula en Manao el 15 de septiembre de 2004.

En concordancia con todo lo anunciado anteriormente, el artículo 8, numeral 5 de la Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas define también como hábitat y tierras indígenas aquellas “en las cuales el Estado u organismos privados hayan decidido implementar proyectos de desarrollos económicos y de seguridad fronteriza”. De no agotarse la vía conciliatoria la ley señala que “el Estado venezolano garantizará los derechos de los pueblos indígenas”, pero “conforme a los mecanismos previstos en el ordenamiento jurídico” (Art. 10), más adelante, en el artículo 15, queda claro esta penosa situación “El incumplimiento de las disposiciones contenidas en esta Ley será del conocimiento de los Tribunales de la Jurisdicción Contencioso Administrativo”. Allí el indígena quedará sólo enfrentado a los abogados de las transnacionales y del propio Estado petrolero/minero. Esta situación de débil jurídico, es reforzada por el artículo 11 de una de las leyes habilitántes de la revolución, la Ley de Minas, esta ley le señala al “beneficiario de derechos mineros” todos los pasos necesario para obligar al indígena a aceptar “la indemnización estimada y en el mismo acto el Juez” del Tribunal de Primera Instancia en lo Civil. “En caso de desacuerdo, se seguirá por los trámites del juicio ordinario” donde el indígena lleva toda la de perder ya que la ley contempla que las minas son para el Estado liberal de utilidad pública e interés social como las leyes de la cuarta república “todo lo referente a la ocupación temporal y la expropiación, se aplicarán las disposiciones pertinentes de la legislación de expropiación por causa de utilidad pública e interés social”.

El día 9 de agosto de 2005, a propósito de la concesión de títulos de propiedad, un total de 127 mil hectáreas, hecha en los estados Monagas y Anzoátegui a la etnia Kari’ña por el Ejecutivo Nacional, la Procuradora General de la República, Marisol Plaza aclara “La Ley de Demarcación y Garantía del Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas contempla el traspaso de los títulos de propiedad de tierras a esas comunidades y contempla que el Estado puede hacer uso de las riquezas minerales que se encuentran en esos predios mientras no vulnere su hábitat” y más adelante vuelve a enfatizar “si bien estos ciudadanos son propietarios de los terrenos, también es cierto que existen ciertas excepciones a la regla y más aún si en esos predios existen riquezas minerales”23. Por esta razón los indígenas saben que deben mantener la defensa del concepto de territorio y la movilización constante tengan o no sus territorios demarcados y sus títulos colectivos correspondientes otorgados por la Procuradora General de la República.

Lo indígena, sus territorios y el ambiente son los pies de barro de la cultura occidental, del modelo de desarrollo, y por ende de esta Revolución Bonita. Quizás por esta razón un dirigente Yukpa Macoita nos decía que continuaban aplaudiendo la Revolución pero cada día más pasito.

CITAS:
1 Carta del 20 de julio de 2005 dirigida al MARN, Instituto de Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (ICLAM) y A la Comisión Ejecutiva para el Manejo Integral de la Cuenca del Lago de Maracaibo, pp 15 + 6 Anexos.
http://www.consejoslocales.org/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&p=171#171.
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1420.htm. Soberania.org - 05/07/05.
2 GLOBAL FOREST WATCH. The State of Venezuela Forests: a Case Study at the Guayana Region. Global Forest Watch, World Resources Institute, ACOANA, UNEG, PROVITA, FUDENA, Fundación POLAR, 2002. pp132.
3 PORTILLO QUINERO, Carlos. “La Huella del Carbón: Cambios de Cobertura Terrestre al Norte de la Sierra de Perijá de 1986 al 2001”. Presentación en Power Point. Láminas 14 y 23. Total 23 láminas.
4 PORTILLO QUINERO, Carlos. Cuantificación del riesgo de extinción de los hábitats terrestre de la cuenca de los ríos Socuy, Guasare y Cachirí. Trabajo Especial de Grado. Licenciada en Biología. División de Estudios Básicos Sectoriales. Facultad Experimental de Ciencias de la Universidad del Zulia. 2004. pp. 103.
5 PORTILLO Carlos y Miguel Pietrangeli. “Estado de los Bosques del Estado Zulia”. 29/06/05. http://www.contrapoder.org.ve/maracaibo/index.php.
6 PNUMA. “Científicos Señalan que Deforestación del Amazonas Provoca la Disminución de Lluvias”. Jueves 10 de marzo de 2005.
http://64.233.179.104/custom?q=cache:eF3gJPz0T_cJ:www.pnuma.org/centinf/esp/noticias/marzo2005/10mar05e.doc+CIENT%C3%8DFICOS+SE%C3%91ALAN+QUE+DEFORESTACI%C3%93N+DEL&hl=es&ie=UTF-8. http://www.divulcat.com/.
7 LAURANCE, W. F; Cochrane, M.A.; Bergen S.; Fearnside, P.M.; Delamonica, P.; Barbe, C.; D’ Angelo, S.; Fernandes, T. (2001) “The Future of the Brazilian Amazon”. 438-439 en Science.
8 ROJAS, Yoly. “La Actividad Carbonífera y su Incidencia en la Configuración del Territorio Zuliano (Venezuela): Propuestas Parciales para un Plan de Ordenamiento Territorial”. 199-220 en Revista Geográfica Venezolana, Instituto de Geografía y Conservación de Recursos Naturales. Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales. Universidad de los Andes. Mérida, Venezuela. 2004. Vol. 45 (2). pp 304.
9 HOMO ET NATURA y ANPA/ANMCLA. “Las “Minas Jardín” de la Vale do Rio Doce es Puro Cuento del General Martínez”.
http://www.aporrea.org/dameletra.php?docid=15711. Aporrea.com. Viernes, 29/07/05 05:13pm.
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1404.htm 01/08/05. Soberanía.org - 01/08/05.
10 SOCIEDAD HOMO ET NATURA/ANPA/ANMCLA. “A la UBV y a la Subregión Guajira se le Cambiará el Curriculum Educativo”.
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_1395.htm. Soberania.org - 27/07/05.
11 RED LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE SOBRE LA BANCA. MULTILATERAL DE DESARROLLO. “Guía ciudadana. Sobre el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo”. Primera Parte: El Banco Mundial. Capitulo II Los impactos generados por el banco. [email protected]
http://www.chasque.net/frontpage/redbancos/guia_bm2.htm.
12 BELLO, Carlos Luis. Análisis de la Comunidad de Insectos Acuáticos del Caño Paso del Diablo (Guasare, Edo. Zulia) con Especial Referencia a los Ephemerróptera y Trichóptera. Trabajo de Ascenso. Mimeografiado. Universidad del Zulia, Facultad Experimental de Ciencias. Maracaibo. 1991. pp 84.
13 RINCÓN, José Elí. Caracterización Físico-Química del Caño Paso Diablo (Guasare Estado Zulia): Impacto de la Explotación del carbonífera hasta 1989. Trabajo de Ascenso para optar a la categoría de Titular. Mimeografiado. Universidad del Zulia, Facultad Experimental de Ciencias. Maracaibo. 15 de febrero de 2002. pp 72.
14 OLIVEROS Abreu, Solaida. Evaluación del Contenido de Na, K, Ca, Mg, Pb, Hg y V en Muestra de Agua y Sedimentos en la Laguna de Sinamaica y Zonas Adyacentes. Trabajo Especial de Grado. Facultad de Ingeniería. Universidad del Zulia, Maracaibo, 1996.
15 VANEGAS Espinosa, Valentina. Determinación de los Metales Pesados: Plomo, Vanadio, Zinc y Cadmio en Algunas Especies de Peces Presentes en el Río Guasare, Estado Zulia. Trabajo especial de Grado. Licenciada en Biología. División de Estudios Básicos Sectoriales. Facultad Experimental de Ciencias. La Universidad del Zulia. Maracaibo, Estado Zulia. 2003. pp195.
16 ORGANIZACIÓN LATINOAMERICANA DE ENERGÍA www.olade.org.
17 PORTALDELMEDIOAMBIENTE. EE.UU.: “Mayoría Republicana Hace un Informe que Minimiza el Riesgo del Mercurio para Allanar el Camino a la Ley de Bush”.
http://www.portaldelmedioambiente.com/.
18 LYBRYS.COM. “Un Estudio Relaciona el Mercurio con el Autismo”. 18 de marzo de 2005
http://www.librys.com/news/cytmarzo2005/0049.html. Fuente: Health & Place.
19 ENN. VIRONMENTAL NEWS NETWORK. “Study Links Mercury from Power Plants to Autism”. March 18, 2005. http://www.enn.com/today.html?id=7359. Traducción Aimara González Machado.
20 WAYÚUNAIKI. “Carbozulia respetará tierras ancestrales”. Carmen, Barreto Ávila. Venezuela – Colombia. Junio de 2005: 4. Mensual.
21 PANORAMA. Silvia, Marquina D. “El presidente Chávez en su Visita a Saimadoyi ”. Maracaibo, viernes 12 de noviembre de 1999: D-1. Diario.
22 BALLESTERO, Ediberto. Yohan Sánchez y Wilmer Lubo. Carta a Hugo Chávez Frías, Presidente de la Republica. Perijá, 10 de noviembre de 1999. pp 1.
23 AGENCIA BOLIVARIANA DE NOTICIAS (ABN). “Procuradora asegura que Ley de Demarcación restituye derechos indígenas”. Caracas, 12/08/05.
http://www.abn.info.ve/go_news5.php?articulo=15401&lee=9





Esta nota ha sido leída aproximadamente 7432 veces.

Sociedad Homo et Natura, ANPA/ANMCLA y Proyecto Nuestra América (PNA)


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Las concesiones para la explotación del carbón

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Las concesiones para la explotación del carbón

Otros artículos sobre el tema Marcha contra la explotación del carbón

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Marcha contra la explotación del carbón