Contra la impunidad y en solidaridad con las comunidades Yukpa

Alto a los asesinatos de indígenas en Perijá


Marea Socialista denuncia que en el último año se ha recrudecido el sicariato promovido por los ganaderos de Perijá en contra de las comunidades Yukpa, quienes desde hace años vienen reclamando sus derechos legítimos y constitucionales a la tierra: territorios que les fueron arrebatados por los mismos ganaderos y compañías petroleras en décadas y siglos anteriores.

El sábado 23 de junio fueron asesinados Alexander Fernández Fernández, José Luis Fernández Fernández y Leonel Romero, indígenas de la etnia Yukpa, en el parcelamiento Las Flores, en la Sierra de Perijá, Estado Zulia. Alexander había estado detenido junto con el cacique Yukpa Sabino Romero entre 2010 y 2011, debido a los conflictos suscitados en la lucha por las tierras indígenas.

Estos crímenes se unen a otros asesinatos de indígenas Yukpa como los ocurridos contra Wilfrido Romero y Lorenzo Romero Ramos (primo de la funcionaria del MINPI Amalia Pérez), el 14 de abril de 2012, ocurrido en el sector ganadero Gil Blas aledaño al parcelamiento La Estrella.

De igual manera, el 19 de diciembre de 2011 fue asesinado el indígena Yukpa Darío Segundo García Fernández (32 años), primo de Alexander Fernández Fernández, hecho en el cual resultaron heridos los hermanos mestizos Yukpa-Wayuu de Alexander Fernández Fernández: Alberto Fernández Fernández (20 años) y Gerardo Fernández Fernández (19 años), uno de los cuales ha quedado inválido a causa de las heridas recibidas ese día. El lugar del hecho fue el Parcelamiento Las Flores, Sector La Estrella, mismo lugar en el cual acaban de ocurrir los asesinatos del 23 de junio de 2012.

En otro ataque ocurrido el 20 de agosto de 2011, resultaron heridos Abraham Romero (60 años), Rodrina Romero (60 años), Luz Marina Romero, Redrina Romero y Juan Carlos Montiel Montiel (28 años). Miembros de la Comunidad indígena de Toromo. Lugar: hacienda El Rincón. 

En menos de un año han sido asesinados 6 indígenas y heridos otros 7, sin que hasta el momento se hayan determinado judicialmente los responsables de dichos asesinatos y ataques contra comunidades Yukpa. Todos estos crímenes han sido perpetrados por personas hasta ahora desconocidas, portando armas cortas y largas (incluso fusiles kalashnikov), en algunos casos encapuchadas, que se presumen son sicarios contratados por los ganaderos de la región de Perijá.

Estos crímenes vienen ocurriendo ante la mirada impasible de las autoridades nacionales. La causa de fondo que están originando estos ataques criminales contra los Yukpa es la lucha por la tierra que diversas comunidades indígenas han mantenido desde hace bastante tiempo en esta región de Perijá. Se ha producido una especie de alianza silenciosa entre ganaderos, medios de comunicación (periódicos regionales como el diario La Verdad), autoridades del Ministerio Indígena y representantes policiales y militares de la región, para acabar violentamente con la lucha indígena por la tierra, asesinando indiscriminadamente a miembros de dichas comunidades y sembrando el terror entre los indígenas y las organizaciones sociales que los respaldan.

En cierta forma lo que está ocurriendo es una especie de reto que los ganaderos y sus aliados desarrollan en contra del Gobierno Bolivariano y directamente contra el Presidente Chávez. Es de todos sabido que en diciembre pasado Chávez entregó Títulos Colectivos a las comunidades Yukpa de Perijá. Los asesinatos de indígenas Yukpa es una forma de responder los ganaderos a esos títulos de tierras otorgados por el presidente Chávez.

Lamentablemente, en el gobierno bolivariano no hay hasta ahora funcionarios que respondan contundentemente a estos asesinatos contra los Yukpa. Estamos regresando a décadas anteriores en las cuales se asesinaba indígenas impunemente y se les arrebataban sus territorios. Esa fue la historia de Perijá desde inicios del siglo XX, cuando las compañías petroleras y los ganaderos comenzaron un verdadero exterminio contra los Yukpa y los Barí, campaña paramilitar que condujo a que dichas etnias perdieran más del 90 % de sus territorios originales y sus comunidades fueran casi totalmente exterminadas.

Marea Socialista exige del gobierno bolivariano una rápida y oportuna acción de los órganos competentes para determinar los responsables de estos crímenes y para que reciban el castigo legal correspondiente. Al mismo tiempo hacemos un llamado a todas las organizaciones populares y revolucionarias de Venezuela y de Nuestra América para desarrollar la mayor solidaridad hacia las comunidades Yukpa y hacia sus dirigentes, como Sabino Romero, cuyas vidas corren hoy grave riesgo.

¡NO MÁS CRÍMENES CONTRA LOS YUKPAS EN PERIJÁ!

¡CASTIGO A LOS ASESINOS DE ALEXANDER FERNÁNDEZ Y OTROS CINCO INDÍGENAS YUKPA!

¡CUMPLIMIENTO ESTRICTO DEL DERECHO CONSTITUCIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS A POSEER SUS TIERRAS ANCESTRALES!

¡NO HAY PUEBLO VENCIDO!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2768 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Marea Socialista


Visite el perfil de Marea Socialista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Pueblos Indigenas

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Pueblos Indigenas

Otros artículos sobre el tema Demarcación de tierras indígenas

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Demarcación de tierras indígenas

Otros artículos sobre el tema Marcha contra la explotación del carbón

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Marcha contra la explotación del carbón

US Y /ddhh/a146000.htmlCUS