Medios y Estado Comunal

Para lograr un verdadero Estado Comunal, las unidades territoriales deben estar conformadas por un verdadero organigrama informativo y lograr que los sistemas fluyan hacia el vecindario y campamentos de una manera fiable como objetiva. Debe existir una verdadera responsabilidad de parte de cada participante de comunicar conforme al ideario aprendido y responsabilidad ética ante aquellos medios que practiquen el mediatismo. Debe tener en cuenta la verdadera convivencia humana con sus angustias como éxitos. La exigencia de estar bien informada, conlleva a la ciudadanía tener un derecho constitucional ya sea por escrito, verbal, mediante de formatos o gracias a los Mass Media, la vía electrónica.

El acceso a la información pública surge como base para el control social y la protección del patrimonio público, visualizando los criterios de control social y protección de las comunidades. Como redactor comunitario desde los años setenta (70), pude observar una noticia segada en una publicación dominical, donde el periodista de una manera segada cuantifica el aspecto territorial de Ciudad Caribia e interpreta mal unos conceptos urbanísticos en una zona recién preparada para el hábitat, pero no cuestiona- por ejemplo- a los ingenieros que permitieron construir en La Punta o Mata Redonda, dejando la Alcaldía toda la responsabilidad al gobierno central.

En los gobiernos democráticos, la información pública debe regirse bajo ciertas normativas publicitarias o amarillistas, en el Socialismo y éste caso, el Proyecto Simón Bolívar la misma debe estar articulada por un análisis y debe expresarse en forma amplia y sin cortes para lograr que la misma sea determinante en el rol comunitario y a la hora de calificar el régimen.

Debe existir una verdadera identidad entre los gobernados y gobernadores, hacer que la noticia sea connatural al régimen para permitir una disertación libre y sin limitaciones que dará una inquietud hacia un interés común.. En la IV Republica, la información reflejaba una libertad expresiva limitada por los agentes que ejercían liderazgo desde el antiguo Colegio Nacional de Periodistas, aunque ahora observamos cortes publicitarios de la información, quizás por decisiones ambiguas. En este caso. Algunas veces es mejor encontrar las crónicas digitalizadas que leer las notas en una prensa escrita o televisiva, hay una mala costumbre de recortar las notas.

Hay una responsabilidad política del gobierno hacia el soberano. La libertad de expresión es una concepción de corte liberal y tiene una estrecha relación con la democracia moderna, en consecuencia surge el mediatismo y las rutas del pensamiento y de culto, el protestantismo maneja como marionetas a su militancia de fe y los partidos políticos idiotizan y psicotizan a sus seguidores.

Los lectores, deben participar en la interpretación de las noticias a través de sus comentarios para lograr en el tiempo una decisión pública, es el verdadero ejercicio de la acción comunal y que cada gobernante, alcalde, diputado o concejal conforme una opinión válida en la retroalimentación educativa e ideologizante y supone el efecto de un gobierno unidireccional y libre en las condiciones de participación ciudadana. Por eso, los ciudadanos deben proteger su patrimonio público, desde la perspectiva del derecho administrativo y debe mantenerse la intangibilidad de los bienes que corresponden al Estado.

El control social se hace necesario para elevar unas estadísticas ciertas sobre el ejercicio político y administrativo de cada grupo humano y en definitiva evitar la corrupción del sistema. La prensa y la comunidad deben estar ligadas a una concepción cierta del Poder Comunal.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1106 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /medios/a152885.htmlCUS