Serán deportados

Negado -otra vez- salvoconducto a venezolanos ilegales para ir a votar a Nueva Orleans

Las deportaciones de venezolanos continuarán

Las deportaciones de venezolanos continuarán

Credito: Archivo

La ley faculta a la policía de caminos a determinar el estatus migratorio de los pasajeros

La ley faculta a la policía de caminos a determinar el estatus migratorio de los pasajeros

Credito: Archivo

Miami, EEUU, 12 de abril de 2013.- Legisladores cubano-americanos habrían intentado que las autoridades migratorias en los estados de Alabama, Mississippi y Georgia, suspendieran sus redadas anti-inmigrante durante este fin de semana, para facilitar el traslado por tierra a Nueva Orleans de miles de venezolanos ilegales que residen en Florida; sin embargo, los controversiales operativos continuarán.

El estado de Alabama aprobó desde el 2011 la controversial legislación HB 56 que se considera la ley anti-inmmigrante mas estricta de los Estados Unidos. Organizaciones de defensa de los derechos civiles como el American Civil Liberties Union (ACLU, por sus siglas en inglés) coinciden en que la ley de Alabama rebasa los alcances de la polémica ley SB 1070 de Arizona al otorgar autoridad a los policías, incluyendo a la policía de autopistas, para detener todo tipo de vehículos y verificar el estatus migratorio de los pasajeros.

Esta ley también permite a la policía llevar a un detenido ante un magistrado en caso que éste no tenga licencia de conducir válida estadounidense y posee una cláusula que penaliza con 100 dólares de multa y hasta 30 días de cárcel a quienes no porten documentación para probar su situación migratoria legal. La legislación fue promulgada el pasado 9 de junio de 2011 por el gobernador republicano de Alabama Robert Bentley, como parte de los esfuerzos de varios estados, incluidos Alabama, Mississippi y Georgia, contra la población indocumentada.

Similarmente, en marzo del 2012 la cámara baja del Estado de Mississippi aprobó la legislación HB 488, hecha a semejanza de la polémica HB 56. La mencionada ley ha sido defendida vigorosamente por el gobernador republicano Phil Bryant, ante lo que él considera una masiva y descontrolada política migratoria a nivel federal. Según las autoridades migratorias, de octubre de 2011 a septiembre de 2012 fueron expulsados 279 venezolanos indocumentados, la inmensa mayoría procedentes de Florida.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8348 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /internacionales/n226728.htmlCUS