Jóvenes hacia el 2018

En los años 70 se realizó en Berlín el conclave de las corporaciones mundiales, conocida como la "Trilateral". Casi 300 trasnacionales de Europa Occidental, EEUU y Japón para contener el avance del G77 y el NOAL, países que reclaman "ayuda oficial para el desarrollo" y preferencias arancelarias, una peligrosa forma de obstaculizar el libre mercado.

Imponen la estrategia de un "Nuevo Orden Mundial", contra el de Nuevo Orden Económico Internacional. El primero consistió en dividir a los países en primero (industrializados, sedes de las trasnacionales), segundo (economías emergentes), tercero (petroleros y mineros) y cuarto mundo (sin recursos visibles).

El objetivo, consolidar el neoliberalismo. Así impusieron normas de conducta para la humanidad, sustentadas en la transculturización. El acceso a la educación secundaria y universitaria se restringía mediante la privatización, aranceles, venta de servicios y la selección (pruebas de aptitud). La permanencia en los recintos educativos se limitaba al medio turno y a carreras cortas no mayores de 4 años para evitar la aparición de movimientos estudiantiles. Los recintos se construían con mínimas comodidades y aéreas recreativas para que los jóvenes oyeran clases y salieran si mucha sociabilización

Se inculca el profesionalización asociado a la especialización laboral y el beneficio económico individual, y no para el desarrollo del país.

Dicho orden mundial, aún prevalece en Venezuela. Debe ser roto en los próximos seis años.

@bolivarreinaldo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1042 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /internacionales/a152772.htmlCUS