Importancia de la Faja Petrolífera del Orinoco

La Faja Petrolífera del Orinoco considerada como el mayor deposito de crudo del mundo, con un área geográfica de 55 mil 314 kilómetros cuadrados ubicada a orillas del río Orinoco y enmarcada entre los estados Guárico, Anzoátegui y Monagas, constituye para Venezuela y el mundo la principal fuente de producción de hidrocarburos contando nuestro país con unas reservas probadas que pueden llegar a 400 años. Gobiernos anteriores en su afán de lucrar los bolsillos de los funcionarios de turno y de practicar una política complaciente para favorecer a países como Estados Unidos sin tomar en cuenta el desarrollo y las necesidades del pueblo venezolano, por años mantuvieron la tesis de que nuestra faja estaba compuesta por bitumen, recortando la producción petrolera llevando a la nación a un caos inminente, entonces pasamos de tener una faja con carbón liquido a ser la faja petrolífera mas grande del mundo.

En el primer Aló Presidente del año 2012, el Presidente Chávez manifestó que nuestro país tras la certificación de las reservas petroleras esta en capacidad de producir 10 millones de barriles de petróleo diarios contando actualmente con una producción de tres millones esperando incrementar este año a 3,5 millones, 1 millón 500 mil de la Faja Petrolífera del Orinoco.

En mayo del año 2007 el Gobierno Nacional afianzando nuestra soberanía petrolera, tomo el control de la Faja y de los Convenios de Asociación de Ganancias Compartidas y Exploración de Riesgos, abriéndonos al sistema multipolar, aprovechando racionalmente los recursos en función del bienestar de los pueblos impulsando la cooperación Sur – Sur, rubricando acuerdos con países hermanos en busca de la solidaridad e integración entre las naciones con un fin mas allá del mercado. La importancia geoestratégica de la faja petrolífera del Orinoco quedó de manifiesto durante el viaje realizado por Hugo Chávez a Europa en julio de 2008, en el que logró varios acuerdos comerciales con Rusia, Bielorrusia, Portugal y España para su prospección y futuras exploraciones, de manos de la estatal PDVSA, para así garantizar una fuente constante de divisas Venezuela, y una notable independencia en materia de energéticos para nuestra nación. Para el año 2010, como un hecho que marco pauta en la historia petrolera venezolana, dos gigantes petroleros (Venezuela y Rusia), firmaron importantes acuerdos para explorar el bloque Junín 6 , siendo las reservas calculadas de esta zona en unos 52,7 millones de barriles de petróleo, además de abrir nuestro mercado hacia África, Medio Oriente Europa y Asia.

Es importante destacar que la zona también es rica en gas, exhortando el presidente Chávez en su visión futurista a los funcionarios de PDVSA a buscar las tecnologías necesarias para explorar este combustibles y así sumarlo al sistema de electricidad de la nación, ya esta empresa petrolera detallo que existen cerca de 11,33 billones de metros cúbicos esperando su certificación para poder someterlo a estándares internacionales. Lo que resalta es la política de siembra petrolera implementada por el Estado venezolano, convirtiendo este recurso en instrumento del desarrollo integral y humano a través de la distribución equitativa de la riqueza, teniendo como resultado la disminución de la pobreza dando la “mayor suma de felicidad posible al pueblo”, convirtiéndose la Faja Petrolífera en la vía segura para consolidar el socialismo permitiendo suprimir las desigualdades sociales.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 10087 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /energia/a137331.htmlCUS