Mi experiencia en la Zona Educativa de Caracas

Con este escrito solo pretendo llamar la atención de los funcionarios públicos, independientemente de su condición política de sus apreciaciones del proceso y de sus intenciones de actuar como verdaderos servidores públicos, cuya función primordial es servir al Estado y por ende a sus ciudadanos que en fin de cuentas somos quienes pagamos sus sueldos, es posible que su remuneración no esté acorde con sus expectativas (casi todos pasamos por ello), sin embargo ustedes los funcionarios públicos tienen un deber ineludible para con el sagrado pueblo venezolano que como dije anteriormente somos quienes con nuestra responsabilidad asumida también con el Estado pagamos religiosamente y sin protesta nuestros impuestos.


Explico todo esto para adentrarme en mi experiencia reciente en mi necesaria visita a la Zona Educativa del Distrito capital, quiero aclarar que esta ya es mi tercera visita.


Soy estudiante del Programa de Formación Nacional Administración y Gestión en el Instituto Universitario Dr. Federico Rivero Palacios bajo convenio con la Fundación Misión Sucre, Organismo creado por el gobierno del señor Presidente Chávez en su afán de cancelar la deuda social del Estado con el pueblo Venezolano.

Actualmente tengo cincuenta años y gracias a esta iniciativa del señor Presidentes he tenido nuevamente la oportunidad de ingresar a una institución para continuar mis estudios. Próximamente, (en el mes de Septiembre), debo estar recibiendo mi titulo de Técnico Superior (mención Administración), por lo que debo cumplir con el requisito de presentar mis notas certificadas con nuevo formato y la autenticación de mi titulo de bachiller ( graduado en el año 1976). Es el caso que sin estos requisitos no puedo optar al titulo en cuestión. Ahora bien, como dije anteriormente recurrí a este organismo del estado ya que mis primeros años de Educación básica los hice en la ciudad de Caracas, en la primera oportunidad puedo decir que la atención no permite hacer ninguna critica al respecto por que fui bien atendido por los funcionarios con los cuales contacté salvo el inconveniente de no poder ser atendido bebido a que el último número de mi cedula de identidad no coincidía con el día de atención, luego de demostrarle que me trasladaba desde la ciudad de Barquisimeto mostrándole los pasajes estos me dejaron pasar a consignar mis documentos. En una segunda visita para lo cual ya tenía el día de cita, allí cambiaron las cosas debido a que entonces me dicen que las notas están en el proceso de firma, les explico que por razones económicas no puedo estar gastando Bs.F 120,00 cada vez que me traslado a Caracas, aquí me informan que ellos no pueden hacer nada y me regreso con la frustración de no haber podido obtener lo solicitado y con una nueva fecha de atención, en esta oportunidad la cita quedó establecida para el día miércoles 16-07-2008, asistí de acuerdo a lo indicado y nuevamente me dicen que no me pueden atender por que me correspondía era el día martes de acuerdo al ultimo número de cédula, les explico que de acuerdo a lo escrito por ellos mismos era el día de atención, y el funcionario me dice que es una fecha que ellos colocan al azar, les explico de mi traslado desde Barquisimeto previa comprobación por parte del funcionario de los respectivos pasajes, me dice luego de una consulta de alguien que supongo era su superior y me informan que van a hacer una excepción pero que legalmente no les correspondía atenderme ese día, luego me envían al sótano 2 donde sería atendido por otro funcionario, luego de aproximadamente dos horas de espera me indican que los documentos están para el tipeo, le comento que la segunda vez que vine estaban para la firma y como es que ahora estaban para el tipeo, me dice que no puede hacer nada y que subiera al tercer piso para ver si me solucionaban el problema, al llegar al tercer piso, oficina de control de notas y evaluación, me consigo con un funcionario de piel morena con dificultad visual, con el cual no fue posible dialogar, ya que este señor solo decía que el hacia su trabajo, sinceramente creo que su trabajo es no permitir obtener una información detallada de lo que uno solicita, su trabajo es no permitir el acceso a esta dependencia, como último recurso y dirigiéndome a otra funcionaria que por casualidad salió de esta oficina le entregué una carta emitida por un funcionario de la Misión Sucre, y esta se limitó a tirarme la carta en el escritorio y me contestó que ellos no estaban atendiendo emergencia y menos de dicha misión. Por lo que en medio de mi frustración solo pude decirle que gracias a funcionarios como ellos es que mucha gente del pueblo se ha apartado del proceso y culpan al Presidente de todas estas irregularidades. Creo necesario aplicar las tres R (Revisión Rectificación y Reimpulso) de la Revolución, por que de verdad estas situaciones en su momento hacen dudar de si de verdad existe un proceso revolucionario en Venezuela. De todo esto agradezco al señor de apellido Blanco quien trabaja en el área de atención al publico en la puerta, quien conoció de mi caso y se ofreció a ayudarme de manera desinteresada, quien quedó en informarme de la situación de mis notas y la fecha en debo retirarlas definitivamente.


Señor Ministro de Educación revise usted mismo lo que está pasando en la Zona Educativa del Distrito Capital.


LA REVOLUCION SE CONSTRUYE TODOS LOS DIAS

ES NECESARIO ACABAR CON LA BUROCRACIA.

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE “VENCEREMOS”

ariaso_1358hotmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 12232 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular


US Y /educacion/a61155.htmlCUS