Por un Ministerio de Educación, Ciencias, Deportes y Culturas

Después del triunfo electoral del 3 de diciembre próximo, y una vez superadas las reacciones violentas de la oposición, se hará necesario poner en práctica una serie de medidas que permitan agilizar la implementación de las políticas revolucionarias en diversos ámbitos de la vida nacional. El Presidente Chávez se ha referido con frecuencia con palabras muy duras a los peligros que ofrece el burocratismo. El Gobierno Bolivariano ha publicado en diferentes versiones un escrito del Ché Guevara titulado: Contra el Burocratismo. En diversos foros, el Presidente Chávez ha hecho llamados dramáticos a los funcionarios públicos para que tomen medidas para su superación.

La proliferación de ministerios que se ocupan de áreas afines conduce a una división de esfuerzos, debilita el impacto de las acciones y aumenta el costo de las operaciones. No se trata de reducir el tamaño del estado desde la perspectiva neoliberal, ni de debilitar su influencia para propulsar las políticas de bienestar y de justicia social. Sabemos que el Estado es necesario en el marco de la economía capitalista para regular las relaciones entre las clases sociales. También es necesario para la construcción del socialismo por una vía democrática como se ha planteado la Revolución Bolivariana. Pero no se puede continuar con la actual organización de este Estado.

Ha resultado para el actual gobierno articular las políticas en los diversos niveles del sector educativo, en materia de ciencia y tecnología, y de cultura. Tenemos políticas contradictorias en los campos de la Educación Básica, Media Diversificada y profesional y Universitaria. Por ejemplo, el primero de esos niveles se usa la evaluación cualitativa, se propone sus uso para el segundo incluyendo la eliminación de calificaciones expresadas en números, mientras que para el ingreso en la universidad se exige promedio de notas y la aprobación de pruebas estandarizadas con criterios cuantitativos. Es decir, que las políticas en unos de esos niveles conspira contra las políticas en el otro. La creación del Ministerio de Educación Superior no ha significado un avance de importancia en políticas para ese sector. Por otro lado, tenemos dos esfuerzos enormes expresados en la Misión Ciencia y en la Misión Cultura, los cuales deberían estar integrados. Es qué acaso la ciencia no es parte de la cultura o qué el desarrollo cultural no necesita del desarrollo científico. Se pudieran ahorrar miles de millones de bolívares y tener un mayor impacto si ambas misiones estuvieran coordinadas, ejecutadas y supervisadas por un mismo ente. En el último caso encontramos que el deporte se promueve de manera desarticulada con el sistema educativo como un todo, se funda una Universidad del Deporte donde tiene muy poca ingerencia el MES. En fin, la lista de casos sería interminable. Para mejorar la bondad del sistema se requiere de cambios radicales en la organización del Estado.

Una manera de contribuir a la lucha contra el burocratismo es agrupar en una sólo ministerio aquellas actividades que son afines y que su realización combinada ayude a mejorar la bondad del sistema. Propongo entonces la creación del Ministerio de Educación, Ciencias, Deportes y Culturas (MECiDeC). Nótese que nos referimos a los deportes, las ciencias y las culturas en plural, lo cual respeta los preceptos constitucionales. El orden en que aparecen nombrados los ámbitos de acción del ministerio no indican importancia. En principio este ministerio estaría compuesto de cuatro vice-ministerios: a) Educación, b) Ciencias, c) Deportes y d) Culturas. El Vice-ministerio de Educación tendría una organización que le permita atender de manera coordinada a todos los niveles y modalidades del sistema educativo. De esta manera se evitaría la puesta en marcha de prácticas y políticas contradictorias en este importante ámbito de la vida nacional. Además, debería crearse dentro de éste una Dirección General de Educación a Distancia que regularía la actividad en esta modalidad para todos los niveles del sistema educativo. Es muy importante que el presupuesto de este ministerio no se dedique a la construcción de infraestructura, la tarea de construir y mantener instalaciones educativas debe quedar en manos del ministerio correspondiente, TODO EL PRESUPUESTO DE EDUCACIÓN, CIENCIAS, DEPORTES Y CULTURAS DEBE DEDICARSE A ACTIVIDADES PROPIAS DE ESTOS ÁMBITOS.

Contra el burocratismo y por el mejoramiento de la bondad del sistema, reorganización del Estado después del 3 de diciembre.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 8751 veces.

Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.