¿Es Emil Calles inocente?

No conozco personalmente al Rector de la Universidad Simón Rodríguez, Emil Calles; tampoco a los profesores y estudiantes firmantes de las denuncias que se vienen realizando en los predios de la USR acerca de malos manejos administrativos, y que han venido trascendiendo a la opinión pública nacional.

Recientemente acabo de leer un comunicado firmado por mis compañeros trabajadores universitarios Carlos López, Chirinos y Elizabeth Totessout, defendiendo la gestión de este Rector atacado hoy y quisiera contarles mi impresión de esta autoridad a propósito de la mega marcha que protagonizamos el pasado 4 de Febrero.

Ese día cuando bajábamos los ríos de gente marchando hacia la avenida Bolívar llamó mi atención (y así se los grité en Maripérez), la descomunal campaña, casi compitiendo con Chávez, desplegada por los subalternos de este señor (estudiantes y empleados): muchas camionetas full equipo con grafittis alusivos al rector, franelas de “Emil Calles Rector” (como si estuviera en discusión) con su simpática sonrisa llenando el frente de las mismas; pitos, consignas, pancartas y un comunicado de tres páginas, si señor, de tres páginas, repartido a tirios y troyanos; a gente que ni siquiera conoce que exista esta universidad. Imagínese usted, personas montadas en un camión 350 entregando tamaño comunicado a quien pasara por allí.

Quienes todavía tenemos la costumbre de sacar panfletos y nos movemos en el mundo de pocos recursos, sabemos el costo que tiene uno de tres páginas y si lo llegamos a reproducir cuidamos de que quien lo reciba lo lea.

No se si Emil Calles tiene o no razón. Sólo se que el manejo que ví, que nadie me contó, de los recursos de la Universidad para una campaña muy personal, no es el que cabe esperar en tiempos en que al Presidente se le cae la lengua pidiendo decoro y austeridad en el manejo de los recursos públicos. Para mí, usted rector Emil Calles, es culpable de exceso de protagonismo, de personalismo…de falta de humildad. Le tomo la palabra a mi querido amigo Vladimir Acosta: solicite una investigación imparcial y efectiva y deje que ella, la investigación o el producto que de ella resulte, haga la campaña. Ya deje de usar los recursos de la Universidad y del país en defenderse.

Pero además, denuncias en varias universidades, entre las que destacan la USR y la UBV, exigen cuando bajábamos los ríos de gente marchando hacia la avenida Bolívar la presencia del Ministro Moncada. Preocupa el silencio de este funcionario. Y preocupa que cada vez que alguien se atreve a hacer críticas en este sector, sea inmediatamente objeto de los más burdos calificativos. Ministro Moncada, abra los ojos, ya no son “pequeños grupos de infiltrados” los que se atreven a clamar por la presencia de las autoridades en la Bolivariana, en la Simón Rodríguez y en otras instituciones de Educación Superior. Usted fue nombrado para poner “cuentas claras” no “chocolate espeso”.

Creo que el país está cansado de costosas campañas, de despliegue mediático y pide a gritos que quienes tienen la obligación de enrumbar este país y hacer realidad el sueño de muchos venezolanos, den un paso al frente y se pongan a trabajar… El Presidente no puede seguir solo, cual Quijote, arando en el mar. El pueblo, quienes creemos en este proceso y trabajamos por él, así lo exigimos.


Ana Gómez (La Guara)
M13-PNA.
CTR. León Trosky


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4330 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /educacion/a19534.htmlCUS