Venezuela es un país subdesarrollado: Educación el camino largo pero seguro hacia el desarrollo

- Breve Introducción: Subdesarrollo o Desarrollo ¿A cuál pertenece Venezuela?

Hoy en día existen diversos métodos para medir el desarrollo de una región, los cuales mencionare. Se incluyen conceptos como consumo energético, participación del sector primario, secundario y terciario en la economía, PIB per cápita, Índice del desarrollo humano, entre otros. Todos estos datos estadísticos, nos permiten estudiar y si se quiere comparar el desarrollo de los países.

Utilizando uno de los más importantes métodos antes mencionados a nivel mundial, podemos realizar una comparación simple y sencilla, por ejemplo: Tomando países “desarrollados” y “subdesarrollados” de nuestro continente y estos países compararlos con el nuestro, usando las cifras del Índice de desarrollo humano (IDH) un indicador del desarrollo humano por país valga la redundancia, que nos suministra la ONU en su Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo publicados en 2008, el cual mide tres parámetros básicos fundamentales, (por ser un indicador muy completo en comparación a otros, a mi parecer, lo uso para darles una pequeña muestra y justificar mi conclusión sobre si Venezuela es un país desarrollado o subdesarrollado) Parámetro 1: Vida larga y saludable, parámetro 2: Educación, parámetro 3: Nivel de vida digno, se demuestra lo siguiente: El Índice de desarrollo humano de Canadá es de 0,967 una cifra muy alta que se encuentran entre las mejores 15 entre todos los países del mundo, el IDH de Venezuela es de 0,844 una cifra digamos “aceptable”, mientras que el de Guyana se encuentra alrededor de 0,730; este últimos uno de los mas atrasados países de nuestra región como así lo demuestra sus IDH, este breve ejercicio nos permite entender que a pesar de que Venezuela tiene una cifra que refleja su distancia de los países mas pobres y golpeados, al mismo tiempo es esa misma distancia la que nos llevan los países mas desarrollados, ese largo trecho que por años y años desde nuestra independencia nos a costado disminuir, es un reflejo más de la realidad de nuestro país, un país que Eduardo Galeano lo define con una gran verdad en su celebre libro Las Venas Abiertas de América Latina específicamente en su capitulo Las Fuentes subterráneas del poder “es uno de los mas ricos del planeta y, también, uno de los más pobres y uno de los más violentos”.


- Mala administración y distribución de los recursos.

Cuando en 1914 comienza el auge del petróleo en nuestro país, es decir, comienza su explotación a gran escala con el Gobierno dictatorial de Juan Vicente Gómez otorgando concesiones a monopolios petroleros internacionales, desde esa primera etapa a nuestra Venezuela actual hemos recibido un ingreso nacional que casi ninguna país en la historia universal a recibido por la explotación de sus recursos. Sin embargo como lo demostré en el pasado ejemplo y como cualquier persona lo puede palpar en su vida diaria en nuestro querido territorio seguimos siendo un país subdesarrollado y eso se refleja en todos los ámbitos, gran parte de la culpa la tiene la mala administración y distribución de los recursos; y el mismo petróleo como bien lo explica Arturo Uslar Pietri en su ensayo Medio Milenio de Venezuela “Ciertamente, no dejó de aprovecharse la riqueza petrolera, pero de un modo azariento, incompleto y no planificado. El torrente de dinero que ha pasado sobre el país trajo muchas transformaciones y no pocos progresos, pero no llegó a ser el instrumento de una coordinada y sólida transformación de nuestras condiciones económicas y sociales”.

Ante la evidente mala administración y distribución de los recursos petroleros antes expuesta por 60 años y mas de gobiernos que llevaron el país hasta la quiebra, propongo mi idea, una idea que trata por medio del arma de desarrollo mas efectiva, la educación, la diversificación de la economía nacional, es decir un fuerte impulso a la industria y agricultura gracias a la educación, que nos permita no depender del petróleo, que genera alrededor del 80% de nuestro ingreso nacional según los datos oficiales encontrados en el Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo, con la finalidad de alcanzar el desarrollo nacional.


- Mi Propuesta para el desarrollo: Siembra de Ideas

La siembra de ideas, así se me ocurrió llamar a mi propuesta para el desarrollo de Venezuela, la cual se basa en un esfuerzo nacional de grandes dimensiones, mediante la renta petrolera, financiar un inmenso impulso a la educación en el país, sobre todo a nivel superior, que nace gracias a que en estudios e investigaciones recientes se ha demostrado que la educación es una de las variables que tiene mayor influencia sobre el progreso. Se cuenta ya con un buen número de material bibliográfico que permite sostener la idea de que, aparte de los tradicionales factores de producción (tierra, trabajo y capital), el conocimiento formal tiene un impacto considerable en el crecimiento económico y en el avance social de las naciones como se demuestra en una publicación realizada para la Revista Electrónica de Investigación Educativa por Flores Crespo, publicado en 2004 llamado ¿Puede la educación generar desarrollo? Una Reseña del libro: Educación y desarrollo socioeconómico en América Latina y el Caribe.

Esta idea podría tener como eslogan -Por cada estado una nueva universidad: Igualdad de Oportunidades y Diversificación de la economía nacional-. Todo esto tendría que hacerse a nivel nacional, difundiéndolo por todos los medios de comunicación para conseguir el entusiasmo de la población, se basaría en principio en una propuesta donde participen los mejores estudiantes universitarios del país, formando muchos equipos para cada uno de los 23 estados del territorio nacional, cada equipo presentando el proyecto para la construcción de una nueva Universidad de la talla de la Universidad Central de Venezuela en su propio territorio regional, el mejor proyecto por estado, (el proyecto mas económico, completo, moderno, viable y sobre todo que cubra con las necesidades que tenemos en cada una de las regiones) debe ser elegido por un jurado de especialistas tanto nacionales como internacionales, gobierno, representantes civiles de cada estado, entre otros que se podrían incluir. Esto no incluiría el Distrito Capital porque a mi parecer es un espacio saturado de edificaciones y sobre poblado, al no incluirlo promovería la descentralización de las actividades fuera de la ciudad de Caracas. Estos proyectos para la construcción de 23 grandes universidades en los 23 estados de Venezuela, una vez revisados, elegidos y aprobados de una manera muy seria, deben ser financiado precisamente por ese ingreso petrolero tan grande que poseemos hoy en día pero que en cualquier momento podría reducirse produciendo crisis en todos los ámbitos de la vida nacional, y como los mismos serian hechos por universitarios, el dinero invertido se quedaría en las mismas universidades ya existentes generando así una renovación de estas y ayudando a terminar con el déficit presupuestario actual, eso seria “sembrar el petróleo“.

Además al ser construidas las nuevas 23 universidades centrales en cada uno de los estados del país, incrementaría de forma considerable la matricula aliviando así la inmensa demanda de cupos universitarios, cumpliendo con la premisa socialista igualdad de oportunidades para todos, además seria una respuesta de calidad y permanente a esta problemática, sin contar la cantidad de personas que ahora si podrían estudiar en su propia región y no tendrían la necesidad de echar largos viajes y hacer monumentales sacrificios hacia la ciudad capital para hacerse de un titulo. Comenzaría la enseñanza de ideas a gran escala, que produzca como siempre lo hace nuevas ideas, y esto se ve reflejado en las generaciones venezolanas que han protagonizado los principales logros de nuestra historia los cuales han venido de un previo esfuerzo en la enseñanza universitaria.

Todo esto generaría una gran cantidad de profesionales en todos los sectores que impulsarían la diversificación de la economía y el anhelado desarrollo de nuestro amado país, Venezuela.

Concluyo mi ensayo con otra cita del escritor venezolano Arturo Uslar Pietri una vez mas en su ensayo medio milenio de Venezuela “Las generaciones futuras no nos van a preguntar si les hemos dejado mucho o poco petróleo en el subsuelo, sino que nos van a lanzar una cuestión mucho más grave y perentoria que no es otra que ésta: ¿Aprovecharon ustedes inteligente y oportunamente el petróleo para construir un país?". Ante esta pregunta ojala en un futuro podamos responder ya como un país estudiado, culto y preocupado por si mismo, si lo supimos aprovechar y muestra de esto es nuestra Venezuela desarrollada, es hora de la revolución de ideas y por ende debemos aportar ideas revolucionarias de verdad.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13880 veces.


VE N