Momento en que 15.000 millardos de USD en activos financieros se hagan humo

Crisis Sistémica Global - Última advertencia antes del shock del otoño de 2011

El 15 de diciembre de 2010, en el GEAB N° 50, el equipo del LEAP/E2020 anticipaba la explosión de las deudas públicas occidentales para el segundo semestre 2011. Describíamos entonces un proceso que arrancaría a partir de las crisis de las deudas públicas europeas (1) para luego incendiar el corazón del sistema financiero mundial, es decir la deuda federal estadounidense (2). Y aquí estamos con este GEAB N°56 en el umbral del segundo semestre 2011, con una economía mundial en total desorden (3), un sistema monetario global cada vez más inestable (4) y las plazas financieras desesperadas (5), todo esto a pesar de los millares de millardos de dinero público invertidos precisamente para evitar esta situación. La insolvencia del sistema financiero mundial, y en primer lugar el sistema financiero occidental, vuelve nuevamente a protagonizar la escena después de un poco más de un año de políticas cosméticas que pretendían sumergir este problema fundamental inundándolo de liquidez.

Habíamos estimado en 2009 que el planeta contaba con aproximadamente 30.000 millardos de USD de activos-fantasmas. Más o menos la mitad se evaporó en seis meses, entre septiembres de 2008 y marzo de 2009. Para nuestro equipo, ahora es el turno de la mitad restante, los 15.000 millardos de activos-fantasmas que quedan, se evaporarán por completo entre julio de 2011 y enero de 2012. Y esta vez, las deudas públicas también serán de la partida, contrariamente a 2008/2009 donde, esencialmente, fueron afectados los actores privados. Para tener una idea del shock que se prepara, es útil saber que hasta los bancos americanos comienzan a disminuir el uso de los Bonos del tesoro estadounidense para garantizar sus transacciones, por temor a los crecientes riesgos que pesan sobre la deuda pública de Estados Unidos (6).

A los agentes del planeta financiero, el impacto del Otoño de 2011, literalmente les generará la sensación que el piso cede debajo sus pies, puesto que es la base del sistema financiero mundial, el T-Bond (Bonos del Tesoro), que se hundirá abruptamente (7).


Evolución de la deuda federal de Estados unidos y proyecciones (2000-2016) (en Millardos de USD) - Fuente: US Treasury/ Berruyer / GEAB, 06/2011

En este GEAB N°56, abordamos los dos aspectos más peligrosos de la conmoción de Otoño de 2011, a saber:

  • el mecanismo detonador de las deudas públicas europeas
  • el proceso de la explosión de la bomba de las deudas públicas estadounidense.

Paralelamente, en este contexto de aceleración del reequilibrio de las relaciones de fuerza planetaria, presentamos la anticipación de un proceso geopolítico fundamental relacionado con la realización de una cumbre Euro-BRICS ante de fines del 2014.

Finalmente, enfocamos nuestras recomendaciones en cómo evitar formar parte de estos 15 000 millardos de activos-fantasmas que se evaporaran en los próximos meses, con una mención especial respecto a la evolución de la dupla bienes inmueble /tasa de interés en Europa.

En el comunicado público del GEAB N° 56, presentamos una parte de la anticipación sobre mecanismo de detonador de las deudas públicas europeas.


Composición del balance del Banco Central Europeo (rojo: títulos adosados a los activos / azul claro: bonos del sector público / verde: títulos bancarios / azul oscuro: títulos de las otras empresas / beige: otros) - Fuentes: Spiegel / BCE, 05/2011

El mecanismo del detonador de las deudas públicas europeas

Los operadores financieros anglosajones juegan a aprendices-brujos desde hace ya un año y medio, a partir de los primeros títulos del Financial Times en diciembre de 2009 sobre la crisis griega convertida rápidamente en una supuesta « crisis del Euro ».  No volveremos sobre las peripecias de esta formidable manipulación de la información (8) orquestada desde City de Londres y Wall Street, le consagramos numerosas páginas en varios GEAB a lo largo de este período. Contentémonos con comprobar que dieciocho meses más tarde al Euro le va bien mientras que el Dólar continúa su marcha descendente hacia los infiernos con relación a las principales divisas mundiales; y que todos los que apostaron al colapso de la Eurozona perdieron mucho dinero. Como lo habíamos anticipado la crisis favorece el surgimiento de un nuevo soberano, Eurolandia, que ahora le permite a la Eurozona estar mucho mejor preparada para el shock del Otoño de 2011 que Japón, Estados Unidos o el Reino Unido (9)… aunque esté por actuar como detonador, muy a su pesar.  El « bombardeo » (porque hay que llamar a las cosas por su nombre) (10), interrumpido por pausas de pocas semanas (11), al que se sometió a la Eurozona durante todo ese tiempo, tuvo tres importantes consecuencias consecutivas, dos de ellas muy distantes de los resultados esperados por Wall Street y la City:

1. En un primer momento (diciembre de 2009 - mayo de 2010), hizo desaparecer el sentimiento de invulnerabilidad de la divisa europea tal como se había constituido en 2007/2008, introduciendo la duda sobre su sostenibilidad y sobre todo relativizando la idea de que el Euro era la alternativa natural del Dólar US (incluso su sucesor).

2. Luego, en un segundo tiempo (junio de 2010 - marzo de 2011), obligó a los dirigentes de Eurolandia a implementar « muy rápidamente » todas las medidas de salvaguardia, de protección y de fortalecimiento de la moneda única (medidas que deberían haber tomado hace muchos años).  Al hacerlo revitalizaron la integración europea, se repuso a la cabeza del proyecto europeo al núcleo fundador y se marginó al Reino Unido en particular (12).  Mientras tanto, estimuló el apoyo cada vez más sostenido de la moneda europea por parte del BRICS, China principalmente, que después de un momento de flotación se percataron de dos cosas fundamentales: por una parte que los europeos actuaban seriamente para hacer frente a los problema; y por otra, en vista del encarnizamiento anglosajón, que el Euro era sin duda alguna un instrumento esencial para toda tentativa de salir del «mundo del Dólar» (13).

3. Por último, actualmente (abril de 2011 - septiembre de 2011), la Eurozona se propone tocar a los sacrosantos inversores privados para que contribuyan a resolver el problema griego particularmente vía ampliaciones « voluntarias » de los plazos de reembolso (o cualquier otra forma de recortes de los beneficios esperados) (14).

Como puede imaginarse, si el primer impacto era uno de los objetivos perseguidos por Wall Street y City (además de desviar la atención de los grandes problemas del Reino Unido y de Estados Unidos), los dos otros son efectos totalmente contrarios al fin buscado: debilitar el Euro y reducir su atractivo mundial.

Sobre todo que se prepara la cuarta secuencia que será, a principios de 2012 (15), el lanzamiento de un mecanismo de Eurobonos, para distribuir tanto una parte de las emisiones de deudas de los países de Eurolandia (16), como la inevitable presión política que es cada vez mayor (17), a medida que aumenta la participación (18) contributiva privada a este vasto proceso de reestructuración de la deuda de los países periféricos de la Eurozona (19).

Evolución de la deuda griega y de su composición (2011-2015) (en Mil millardos) (rojo: deuda que llega al vencimiento; verde: déficit presupuestario; morado: préstamos UE; marrón: préstamos FMI; azul: otro) - Fuentes) - Fuentes: Le Fígaro / SG CIB, 0

Con esta cuarta secuencia entramos en el corazón del proceso de contagio que exhibirá la bomba de la deuda federal de Estados Unidos. Por una parte, creando un contexto mundial mediático y financiero ultra sensible respecto a los problemas de deuda pública; Wall Street y la City hicieron visible la amplitud insostenible de los déficit públicos estadounidense, británico y japonés (20).  Lo cual hasta obligó a las agencias de calificación, los fieles perros guardianes de ambas plazas financieras, a que se lanzaran a una loca carrera de degradaciones de las calificaciones de los estados.  Es por esta razón que Estados Unidos ahora se encuentran bajo la amenaza de una degradación como lo habíamos anticipado, a pesar de que hace solamente unos meses les parecía increíble a la mayoría de los expertos. Y paralelamente, el Reino Unido, Francia, Japón,… también vuelven a estar en la mira de las agencias (21).

Recordemos que estas agencias nunca anticiparon nada importante (ni las subprimes, ni la crisis mundial, ni la crisis griega, ni la Primavera árabe,…).  Si ellas degradan a granel, es porque están forzadas a hacerlo por su propio juego (22).  No es posible degradar más A sin tocar la calificación de B si B no está en mejor situación. Las «suposiciones» de que era imposible que tal o cual Estado deje de pagar su deuda no resistieron a tres años de crisis: es en esto que Wall Street y la City cayeron en la trampa que acecha a todos los aprendices-brujos.  Ellos no percibieron que les sería imposible controlar la histeria manteniéndola circunscripta a la deuda griega.  Es así que hoy es en el Congreso estadounidense, con el violento debate sobre el techo de deuda y los grandes recortes presupuestarios, que se desarrollan las consecuencias de los artículos manipuladores de estos últimos meses sobre Grecia y la Eurozona.  Una vez más, nuestro equipo sólo puede insistir que si la Historia tiene un sentido es innegablemente el sentido de la ironía.


Evolución de la producción industrial en China (rojo) y en la India (verde (2006-2011) - Fuente: Marketwatch / Factset China / India Stats, 06/2011

----------
Notas:

(1) Incluso el hecho se echaría mano de los inversores privados (particularmente los bancos) para resolver el problema de la deuda griega.

(2) Sin olvidar por supuesto las deudas de las administraciones locales estadounidenses.


(3) Estados Unidos reinicia la recesión. Europa va más despacio como China e India. La ilusión de una reactivación mundial ya desapareció. Es por otra parte una situación muy inquietante que explica por qué las grandes empresas acumulan caja: ellas no quieren volver a encontrarse como en 2008/2009 dependiendo de los bancos también sin efectivo. Según LEAP/E2020, las PYME y los particulares sería útil que reflexionaran sobre esta situación. Fuente:
CNBC, 06/06/2011

(4) James Saft, editorialista de renombre de Reuters y el New York Times, está igualmente a punto de desear que se « vaya con viento fresco la hegemonía del Dólar ». Fuente:
Reuters, 19/05/2011

(5) Los mercados bursátiles saben que la « fiesta »se acabó al finalizar el Quantitative Easing estadounidense y que se vuelve a la recesión. Y los operadores financieros ya no saben como encontrar colocaciones redituables y no demasiado arriesgadas.


(6) Fuente:
CNBC/FT, 12/06/2011

(7) Hasta Arabia Saudita ahora se inquieta públicamente por la boca del príncipe Alwaleed que recuerda la « bomba de la deuda de Estado Unidos». Fuente:
CNBC, 20/05/2011

(8) Último ejemplo: la manifestación anti-austeridad de 04/06 en Atenas que reunió a duras penas a menos de 1.000 manifestantes mientras que nuevamente los medios de comunicación anglosajones lal titularon como una prueba del rechazo de la población griega. …refiriéndose a millares de manifestantes. Fuentes:
Figaro, 05/06/2011; Financial Times, 05/06/2011; Washington Post, 06/06/2011

(9) El Telegraphdel 07/06/2011 no sabe por ejemplo que desde los años 1980 el Reino Unido gastó 700 millardos £ más de lo que ganó. Una buena parte de esta suma entra en los 15 000 millardos en activos-fantasmas que pronto van a desaparecer.


(10) Podemos comprobar el agotamiento del discurso sobre el « fin del Euro » en el hecho que Wall Street se reduce ahora a hacer intervenir regularmente a Nouriel Roubini para intentar dar credibilidad esta fábula. El pobre Roubini, cuyos trabajos de anticipación no previeron ni la crisis mundial, ni jamás sobrepasaron los seis meses, se ve constreñido a tener que prever el « fin del Euro » en los próximos cinco años, o al menos una reforma fundamental de la zona Euro que puede por otra parte acabar en una integración europea reforzada. Citamos al autor según su reciente intervención en un congreso en Singapur, reproducida en el
Figaro del 14/06/2011. Pues si resumimos la predicción de Nouriel Roubini habría un fin del Euro dantes de 5 años, salvo que el Euro se encuentre reforzado a través de la implementación definitiva de un « nuevo soberano », Eurolandia. ¡Qué anticipación! Más allá del efecto « enganche » del anuncio, esto consiste en decir que en cinco años (lapso infinitamente largo en el tiempo de crisis y Roubini hablaba de plazos mucho más próximos hace algunos meses), puede pasar una cosa o su contrario. ¡ Gracias Doctor Roubini! Resulta duro tratar de hacer anticipaciones y trabajar para Wall Street al mismo tiempo. Por fin, hace falta lo que hace falta para tratar de convencer (en vano) a los Asiáticos de no vender los activos en USD pasándolos a Euro.

(11) Cuando los expertos y los medios de comunicación anglosajones no pueden verdaderamente inventar nada más para legitimar el mantenimiento de la «crisis del Euro»


(12) Pero también Suecia, cuyas élites continúan viviendo en el mundo post 1945, en el que pudieron enriquecerse sacando provecho de los problemas del resto del continente. A propósito del Reino Unido, la City continúa intentando en vano evitar pasar al control de las autoridades europeas como nos muestra este artículo del
Telegraph del 30/05/2011. Lo más divertido de este artículo es la imagen elegida por el periódico: una bandera europea en jirones. Sin embargo, es la City la que está perdiendo su independencia histórica en favor de la UE y no al revés. Es una ilustración flagrante de la imposibilidad de comprender los acontecimientos que se ocurren en Europa a través de los medios de comunicación británicos, aún cuando se trata del Telegraph, excelente por otra parte en cuanto a su cubertura de la crisis.

(13) De ahí su motivación para comprar la deuda de Eurolandia. Fuente:
Reuters, 26/05/2011

(14) Fuentes:
YahooActu, 13/06/2011; Deutsche Welle, 10/06/2011; Spiegel, 10/06/2011

(15) La crisis no le permitirá a Eurolandia esperar a 2013, fecha prevista para revisar el sistema adoptado en mayo de 2010, para contar este debate.


(16) Diversas fórmulas están en el estudio pero la más probables de todas se organizan alrededor de un sistema de emisiones de deuda pública de dos niveles: una emisión que goza de la firma común de Eurolandia (y entonces a tasa muy baja) por un importe que es hasta un porcentaje máximo del PIB de cada Estado (el 40 %, el 50 %, el 60 %... a decidir por los líderes de Eurolandia); más allá de este umbral, las emisiones no son garantizadas más que por la única firma del Estado implicado, involucrando tasas rápidamente muy elevadas para los alumnos menos serios de la clase.


(17) A este respecto, es lamentable que los medios de comunicación internacionales se interesen más por algunos millares de manifestantes griegos (vea más adelante en este número del GEAB un ejemplo flagrante de las inmensas diferencias entre las cifras reales y cifras de los medios de comunicación anglosajones) que consideran encarnan el rechazo a la austeridad europea y la debilidad de la Eurozona en lugar de la expectativa real de los griegos de esta carta abierta de sus intelectuales, que no acusan a Eurolandia, sino a sus propias élites políticas y financieras de ser incapaces de respetar sus compromisos, donde apelan a ajustar el sistema político-social griego con el del resto de Eurolandia. Fuente:
L'Express, 09/06/2011

(18) A propósito de la palabra « reestructuración », sobre la cual deliran largos artículos o ediciones de economistas y financieros de todo género, nuestro equipo desea aportar una precisión de lúcida simplicidad: es evidente que una parte de la deuda griega pertenece a estos 15.000 millardos de activos-fantasmas que van a evaporarse en los meses venideros. Cualquiera sea la palabra utilizada, « reestructuración « el defecto », como lo habíamos indicado en GEAB precedentes, Eurolandia organizará un proceso que hará perder por lo menos a los poderosos o a los más expuestos de los acreedores una parte significativa de sus compromisos sobre Grecia. Es esto que se llama una crisis; y es justamente lo que estamos atravesando. Y la «razón de Estado » funciona siempre de manera idéntica. Pero de todos modos, en este momento, el problema será desplazado hacia los Estados Unidos, Japón, el Reino Unido y más nadie no prestará atención al caso griego cuyos importes son ridículos en comparación: Grecia: 300 mil millones €, USÓ: 15 000 mil millones dólares.


(19) Y en breve, la revisión por el máximo Tribunal Constitucional de Karlsruhe del recurso contra el Fondo Europeo de Estabilización si no vuelve a cuestionar las decisiones que se tomaron, aumentará la presión en Alemania para que el sector privado sea parte interesada de de las soluciones, es decir de las pérdidas. Fuente:
Spiegel, 13/06/2011

(20) Un cálculo muy simple permite darse una idea de la diferencia entre el actual problema griego y la crisis estadounidense en gestación: los bancos, en particular, estarán obligados a hacerse cargo entre el 10 % y el 20 % del coste de reflotar la deuda griega, entre 30 y 60 millardos de EUR. Es lo que hoy « excita » a las agencias de calificación respecto a los bancos europeos. La explosión de la bomba de la deuda federal de Estados Unidos impondrá por lo menos un coste de proporciones idénticas para los bancos y otros titulares institucionales de esta deuda. Hablamos pues, en tal caso (haciendo una estimación conservadora porque por la característica del uso de los T-Bonds implicará en este caso una contribución privada más importante), de importes comprendidos entre 1.500 y 3.000 millardos USD. Es consistente con nuestra estimación de los 15.000 millardos de USD de activos-fantasmas que desaparecerán en los próximos trimestres.


(21) Fuentes:
Reuters, 08/06/2011; Le Monde, 11/06/2011; FoxNews, 30/05/2011

(22) Y una de las consecuencias de este juego, es que los europeos se preparan no sólo para encuadrar severamente los métodos de las agencias de calificación, sino que sencillamente crearán competidores de las agencias anglosajonas como ya lo hicieron los chinos, cuya agencia Dagong considera que Estados Unidos entró en un proceso de default de su deuda. Perdiendo el monopolio de la medida del riesgo, Wall Street y City perderán su capacidad para hacer o deshacer fortunas. Fuentes:
CNBC, 02/06/2011; YahooNews, 10/06/2011

Esta nota ha sido leída aproximadamente 8682 veces.

La fuente original de este documento es:
Global Europe Anticipation Bulletin (http://www.leap2020.eu/Espanol_r53.html)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



US N /actualidad/n183753.htmlCUS