La Tecla Fértil

Hitler, militarismo o fascismo. ¿Quién desea gobernar?

El lenguaje político es muy pobre en la actualidad. Para ser un dirigente de base se necesita ser diestro por naturaleza y manejar acertadamente las áreas de influencias que nos comunica de un conocimiento a otro, por consiguiente, el lenguaje es una voz oral y escrita que constituye el primer instrumento de apropiación y debemos asumir con conciencia un liderazgo y, eso lo venimos haciendo en Marea Socialista, es una idea o un principio de ideología a favor del Legado del Comandante Hugo Chávez Frías y un punto de vista combativo contra aquellos adecos y copeyanos que disfrazados como un camaleón propician de una manera silenciosa la salida de Nicolás Maduro Moros de la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela y, en ese enjambre de avispas nos encontramos a muchos personajes de dirección institucional, desde el Consejo Nacional Electoral hasta el Saime y CANTV.

El conflicto, por el control del país se encuentra planteado y todos mueven las piezas para ganar simpatía en los colectivos y el presidente viene recibiendo mal asesoramiento, donde da casas a los que tienen residencias, da carros de alquiler a los que no lo necesitan y nunca han sido choferes, como en las colas estamos alimentando a los bachaqueros para que nos vendan luego un producto de diez y seis bolívares,(16), en cuatrocientos, (400). Grupos que controlan las bodegas mediante el Estado Delictivo y ante la vista plácida de GNB, FANB, y cuerpos de seguridad, ya que es una cadena de corrupción en progresión, cuyos bachaqueros son trasladados en busetas de las rutas suburnas a los distintos puntos de distribución de alimentos.

La crisis entonces, no es contra un individuo, sino contra todo un colectivo que ocupa un expansivo territorio, (país) y quebranta de manera directa la acción del Estado, en consecuencia no llamemos esto, revolución. Es un pillaje abierto en todos los órdenes geográficos y jurídicos, por ejemplo, el caso Tumeremo se viene anunciado desde hace tres años atrás y ahora, es que actúa la Fiscalía y Defensoría del Pueblo, allí debe haber más fallecidos. Allí en esas minas solo hay el resguardo de los militares, pranes y hombres que van a trabajar afanosamente y jóvenes que compran sus boletos en expresos para vender sus cuerpos o trabajar allí por unos gramos de oro.

Por eso, se necesita una investigación abierta sobre los últimos años de vida del Comandante Chávez y sus anillos de seguridad, quienes alimentaron su presunta muerte por cáncer conviven alrededor del Palacio de Miraflores.

La familia venezolana ha sido inducida a una existencia fácil y parasitaria., dejar a un lado la conciencia de integración universal y crear antagonismos entre pueblo y pueblo, no hay mediación, ni actividad por el trabajo, nos hemos sumido a un extrañamiento de la realidad y nuestra moneda por las devaluaciones continuas no representan un valor cierto.

Hemos olvidado que el trabajo se convierte en un valor universal para la subsistencia y su producto que son los frutos y las máquinas- recordemos la revolución industrial. Es el ápice para la construcción de una nueva conciencia de un contenido social plausible.

Necesitamos en organizarnos en un Estado fuerte, donde las fuerzas económicas vayan más allá del capitalismo y que la política económica nos revele el trabajo o proceso de ese capital. El Estado debe accesar a los civiles- es el momento- y los miliares a sus puestos de mando en los cuarteles, no estamos en un gobierno militarista, la revolución es civilista y su aporte ha sido valioso. Hoy el militarismo, no puede jugar a una dictadura, busca la manera de entregarle el poder de la derecha y el presidente Maduro Moros accedió a sus requerimientos, muchas veces ser humanitario, es colgar la soga a nuestro cuello con nuestras propias manos. Las estadísticas ya están dadas y los programas de penetración ideológica, mediática e industrial dados, es bueno, preguntarle a Miguel Perez Abbad, porque el galón de leche tiene un costo muy elevado y es el alimento básico de nuestros niños, como su relación con la transnacional Nestlé, los Maldonado – la vaquita famosa- y los altos precios en los productos comestibles, carnes, pescados y huevos a favor del sector empresarial. Ya el venezolano es bobo, Chávez Nos dio conciencia revolucionaria y bolivariana. Así que abran las puertas y evitemos otras situaciones difíciles de vencer en un pueblo que tiene hambruna.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 555 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a224675.htmlC0http://NON-VEca = .