El 27, 28 y 29-F: genocidio adeco-copeyano y olvido

Fue una fecha desgraciada y castradora de felicidad en contra de la generación de adolescentes y jóvenes de finales de la década de los ochenta del siglo XX, quienes padecimos el más brutal genocidio ese febrero de mil novecientos ochenta y nueve (1989), mientras que miles de personas murieron a manos del gobierno represor, cuyo antiguo Congreso Nacional era controlado por los partidos políticos más corruptos y criminales de la historia venezolana, como lo son Acción Democrática (AD) y el Social Cristiano COPEI, a los que la fortuna de la ignorancia y la amnesia colectiva los ha privilegiado, devolviéndolos a la actual Asamblea Nacional (AN), en donde uno de los corredactores asesinos y lector del Decreto de la suspensión de las garantías constitucionales de esa época, que autorizó a asesinar pobres durante un año y en masa, hoy es el flamante presidente de la AN, posición que le sirve hoy, no sólo para olvidar a los miles de muertos y víctimas del 89, sino que, nuevamente, dada su estirpe corrupta y criminal ha adelantado otra aberración llamada Ley de Amnistía, con la que pretenden crear y formalizar una amnesia institucional y darse el autoperdón, en el que ahora, los victimarios o asesinos del 2002, 2013 y 2014, pretenden ser las víctimas y los muertos y los heridos, son convertidos en culpables o victimarios.
Aunque hay irresponsables que presagian que en este 2016 estamos a las puertas de otro llamado "Caracazo", como otra rebelión del Pueblo, hoy los culpables y asesinos son los mismos y las condiciones y causas son otras.

En el ochenta y nueve el Pueblo salió a las calles como respuesta al paquetazo impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aplicado por Carlos Andrés Pérez. Por otra parte, la parasitaria burguesía, con todos los comercios y servicios estaban aplicando lo mismo que hoy: sobreprecio y especulación, desabastecimiento programado y escasez, cuya respuesta no fue otra que el saqueo de un Pueblo que reclamaba a los adecos, copeyanos y sus dueños, todo lo que, por décadas, le negaron y robaron al Pueblo.

La respuesta del gobierno adeco-copeyano fue plomo y muerte, en los que Henry Ramos Allup, hombre malo y peligroso, fue responsable directo del genocidio de los ochenta y ahora corresponsable del derramamiento de sangre y desintitucionalización que adelantan para derrocar al Presidente Nicolás Maduro.

A la presente fecha, al igual que en los ochenta, la impunidad, el dinero sucio que financia el gobierno estadounidense y el terror que inspiran asesinos como Henry Ramos Allup, quien escoltado por otros asesinos mercenarios de la extinta DISIP, han institucionalizado la impunidad.

De esa época oscura de los ochenta, hemos pasado por un proceso emancipador y revolucionario, liderado por en Comandante Hugo Chávez, hasta llegar a este año 2016, en una situación tensa, en donde sin tregua, esa derecha asesina ha liquidado a hijas e hijos del Pueblo, a dirigentes revolucionarios y ha asediado con todo tipo de ataques, al Presidente de la República, Nicolás Maduro, a quien le preparan un golpe de Estado que ya arrancó, bajo el mando del gobierno estadounidense y vecinos aliados, con fuerzas paramilitares, estrangulamiento económico y la acción decidida de los asesinos y los herederos de su legado de la IV República.

Honestamente y con dolor, no somos pocos los que nos percatamos del peligro al que estamos expuestos los venezolanos a manos de los mismos asesinos impunes. En este sentido, hay desesperanza y descreimiento frente a la impunidad. Pero, también nos percatamos de que hay un Pueblo decidido a defender la revolución, dispuestos a enfrentar a los asesinos genocidas y a ir por todo lo que los autores de la guerra económica, el trasiego, el bachaqueo y el Dólar Today, nos han arrebatadora. En fin, el experimento genocida que intenta reeditar Henry Ramos Allup y sus secuaces, se les va a revertir, aunque el costo será muy alto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 545 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alexander Pino Araque

Luis Alexander Pino Araque

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /actualidad/a223656.htmlC0US