"Cero a la izquierda" para consumar el golpe de Estado

Con el epíteto de “cero a la izquierda”, la cloaca adeca que preside la Asamblea Nacional  (AN),  calificó de manera cobarde y misógina, a la actual y legítima Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Magistrada Gladys Gutiérrez,  ofensa abierta y expresa que va contra la citada dama y contra el resto de magistrados que conforman el Poder Judicial, hecho además, que se ha venido consumando como tácticas de quiebre institucional que adelanta la derecha para liquidar las instituciones, incluso, a la AN y caer en una anarquía que justifique el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro y la desaparición de todo rastro del chavismo en todos los rincones de la geografía nacional, en donde ni queden gobernadores, alcaldes  concejales, ni funcionario alguno que exprese el legado del Comandante Hugo Chávez.

    El caso es que se ha impuestos la impunidad desde esa mayoría de derecha que controla ahora una Asamblea Nacional conformada por los golpistas del 2002, además de los financistas y asesinos de los años 2013 y 2014, quienes hoy ocupan dichos cargos como diputados a la AN, quienes saben que la inmunidad parlamentaria tiene un límite y actos delictivos  en flagrancia no requieren de ningún proceso que les despoje de la “inmunidad parlamentaria”, porque la misma no significa patente de corso para violar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  (CRBV: 2000), aprobada luego de un proceso nacional constituyente el pasado año 2009.

     Esa impunidad con la que se manejan desde la AN, bajo los histriónicos desafueros del bufón de la IV República, según sus palabras amenazantes buscan “La Salida” del Presidente Nicolás Maduro, antes de los seis meses con los que arrancaron en sus amenazas, habida cuenta de que sus maniobras tácticas les han dado un excelente resultado en favor del golpismo y del derrocamiento de Nicolás Maduro y el chavismo.

    Por una parte, la principal determinación es decir, la económica,  está en el punto de quiebre al que nos expusieron con el boicot y latrocinio contra el Pueblo.

     Hoy, en el 2016, al igual que el año pasado 2015, las largas colas en comercios y  servicios siguen vigentes y se ha  profundizado con mayor sobreprecio y especulación y con la triste y pasmosa inacción de todos los funcionarios del alto gobierno y de los que nos decimos revolucionarios, solo atenidos a las políticas económicas a mediano y largo plazo, que nos saque del modelo rentista y nos convierta en una potencia productiva en todos los motores que dependen,  en términos capitalistas de la voluntad de quienes aborrecen al socialismo bolivariano y chavista, pero que sienten que, mientras tanto y manteniendo al gobierno arrinconado, algunos provechos y beneficios sacarán, porque hasta las piedras saben que irónicamente y a pesar de la crisis económica, hoy en Venezuela no hay un solo empresario, ni comercio, ni servicio quebrado, porque lo que ha habido, es un vulgar y antiético proceso de maximización de la ganancia, con la más chora y primitiva acumulación de riqueza, bien combinada con la estructura del Dólar Today, entre otras formas sofisticadas de generar hiperinflación, en la que los ricos hoy son más ricos y los pobres ahora están arruinados, incluyendo especialmente, a la llamada clase media, la de los igualados que se sienten burgueses sin serlo y se forman profesionalmente para  servir a los intereses de la burguesía, es decir, son los que garantizan la maximización de la ganancia de los burgueses dueños de los medios de  producción, a costa de la superexpotación de los más pobres.

     Ahora bien, tanto el Poder Judicial como el Ejecutivo Nacional, en concordancia con los demás poderes ciudadanos, tienen una responsabilidad histórica, soberana y ética de restituir el orden y preservar la institucionalidad, hechos que no lograrán con el silencio y el dejar hacer y pasar de tantos desmanes que vienen causando esa mayoría de derecha golpista de la AN, en conchupancia con ese sector privado motolito y criminal de Fedecámaras-Venamcham.

    Ojalá y alguna persona honesta y sincera cercana al Presidente Nicolás Maduro, le hiciera entender que de nada valen los congresos, enroques de ministros y funcionarios, ni haberse percatado afortunadamente del cambio de modelo rentista petrolero,  al productivo diversificado, ni siquiera, de nada vale que el petróleo recupere un precio justo, si no resuelve el día a día de los trabajadores y de la familia venezolana a la que están robando y sometiendo al desabastecimiento programado, especulación e hiperinflación, amén del bachaqueo y otras aberraciones sociales a las que no se le ve la mano ejemplar del gobierno nacional.

     Duele ver que el Pueblo está solo en esta lucha cotidiana y al detal. La SUNDDE es  cómplice de las vagabunderías, no se ve la acción del MPPPST, muchos miembros de la FANB cuando no se les ve abiertamente contrabandeando, se les contempla cuidando las ventas y los comercios de dichos ladrones.

   Este es el momento y la prueba de fuego de Presidente Nicolás Maduro, quién más allá de las arengas y llamados al Pueblo, demostrará si cree o no en el Pueblo, es decir, si profundiza la revolución,  de la palabra a los hechos, en casos como el boicot abierto de Lorenzo Mendoza y el emporio de Empresas Polar, al igual que las Empresas Kraft Alimentos, ambas abiertamente comprometidas en la guerra económica y decididas a parar la producción hasta que caiga Maduro. Ambas pueden y deben pasar a manos de los Consejos de los Trabajadores, pero más nunca a ningún gerente interventor, ni general desocupado.

     Es un momento oportuno para que al ritmo del sector agrícola y pecuario comprometido con los cambios revolucionarios y con la audacia con la que se intenta dinamizar el comercio exterior venezolano, liquidemos la guerra económica, al mayor y al detal. 

     Es tiempo de que el Pueblo cierre filas con el Presidente Nicolás Maduro y con  todos los poderes constituidos contra el Golpe de Estado en progreso,  que están adelantando y profundizando desde la AN y Fedecámaras-Venamcham, bajo la dirección de la U.S. Embassy en Caracas y sus gobiernos aliados vecinos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1314 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alexander Pino Araque

Luis Alexander Pino Araque

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0'' /actualidad/a222829.htmlC0US