Hablan de Quinta Columnas, pero ni una palabra de las purgas

Fueron muchas las veces donde al que criticara inclusive el mal funcionamiento de Metro de Caracas se le acusara de cualquier cosa que se le ocurriera a algún Diputado, Embajador, Gobernador, Alcalde del GPP o sea del PSUV y su dialéctica comparsa de grupos, partidos, organizaciones que ni se les ocurría decir "esta boca es mía" al que comentara algo que evidentemente no servía se le agredía y señalaba de cualquier forma y manera, por ahí siempre recuerdo una ráfaga de descalificaciones de un artículo que a mí me parece una valiente defensa, y que pone en su sitio a alguien que me parece un descalificador de los años más oscuros del terror estalinista veamos: http://www.aporrea.org/ideologia/a111107.html

Los procesos de cambio social más de una ocasión crean una nueva casta todopoderosa o por lo menos muy poderosa y que en sus preguntas ante los ayudantes, comparsas, grupos van considerando que la única visión valida es la del jefe, se va desvaneciendo la creación colectiva y van considerando cualquier opinión distinta se observara como sospechosa, en Venezuela en la V Republicana se fue considerando como sospechoso o " Quinta Columnista" a cualquiera que con un gesto, palabra o acción diera a conocer su opinión acerca de cualquier tópico por simple que fuera, los jefes preguntaban ¿ qué hora tiene camarada? Y la respuesta era siempre "La que usted diga jefe" ni una discusión, nada que enriqueciera el debate o el discurso, algunos eran cachorros de jefe y hacían una cadena de mandos que parecía no tener fin.

El termino Quinta Columna viene de los años de la Guerra Civil Española, por cierto la II República Española fue proclamada el 14 de abril pero de 1931, la victoria de Maduro y su equipo fue también un 14 de abril, pero sigamos con el término que en Venezuela se volvió un adjetivo para señalar a cualquiera que expresara alguna opinión que no fuera del agrado de los jefes del Partido o sea del Gobierno: La expresión «Quinta columna» se atribuye al general Emilio Mola, al referirse en una locución radiofónica de 1936 al avance de las tropas sublevadas en la guerra civil española hacia Madrid. El general mencionó que, mientras bajo su mando cuatro columnas se dirigían hacia la capital (una que avanzaba desde Toledo; otra, por la carretera de Extremadura; otra por la Sierra; y la de Sigüenza), había una quinta formada por los simpatizantes del Golpe de Estado que, dentro de la capital, trabajaban clandestinamente en pro de la victoria del bando golpista. Según otros autores, como Mijail Koltsov, corresponsal del diario moscovita Pravda y enviado personal de Stalin a España, fue el general José Enrique Varela quien pronunció la frase. https://es.wikipedia.org/wiki/Quinta_columna

Las acusaciones llovían y cualquiera era blanco de tales señalamientos Nicmer Evans, Heiber Barreto Sánchez, Carlos Hurtado, Wilmer González, Jorge Giordani, Luis Tascón, Ana Elisa Osorio, Gladys María Pantoja de González, Gladys Barreto, Numa Rojas, etc.

Tambien fueron retirados del aire muchos programas de TV y de Radio Alberto Nolia, Vladimir Acosta, Grano de Maíz http://www.espaciopublico.org/index.php/noticias/1-libertad-de-expresi/2707-denuncian-que-al-menos-10-programa-chavistas-han-sido-censurados

Las razones que se esgrimían fueron de cualquier tipo y como en un juicio inquisitorial era casi ridículo apelar o promover un defensa, nada sería tomado en cuenta y los juicios más que juicios eran un paredón de fusilamiento moral y público las purgas funcionaron y al parecer el molino moral continua su marcha y más que observar y corregir fallas absolutamente imposibles de ocultar, solo se aplicaba el camino más corto para silenciar la disidencia.

Las purgas en los años de la Guerra Civil Española también existieron y fue tan trágica la caza, si la cacería en contra de militantes de POUM y de la CNT que para algunos autores pueden estos hechos tener tanto peso en la derrota de la II República como las tropas nazistas y fascistas de alemanas e italianas que colaboraron con el Criminal General Franco uno de los casos más conocidos es el de Andreu Nin: https://www.youtube.com/watch?v=zLAfmtlCgTU

Lo cierto es que el proceso que se ha vivido en Venezuela en los últimos años es un hecho verdaderamente interesante y la vivimos, el pueblo vivió un proceso cargado de cosas maravillosas, pero nunca dejó de existir cierto sesgo de autoritarismo, los últimos años ese sesgo se volvió absoluto y poco a poco la dirigencia fue marginada, espiada, perseguida, señalada o expulsada, claro existía sectores que criticaron la burocracia y la estupidez convertida en práctica cotidiana y quizás de gobierno.

Las purgas siguieron su ruta y cualquier cabeza que lograra dejarse observar y ver seria y es cortada de tajo, claro esto no es literal, pero es.

La fortaleza de un Partido que al mismo tiempo es Gobierno y jefe de protocolo, novio de la madrina y tribunal de "Salud Publica", la vida nos va llevando a comprender que el ser jefe no garantiza tener la hora correcta en su reloj de pulso y tampoco es posible creer que pueden existir herederos de liderazgo o de talento.

Yo vote por Nicolás Maduro, de verdad no sé si volvería hacerlo, no me imagino estar en un partido donde la palabra puede ser calificada de sospechosa, yo voy caminando y viendo yo soy un revolucionario y no militante del PSUV, no es posible asumir a pie juntillas ordenes no discutidas o presuntas discusiones que llueven como ordenes, un partido que había sido transformado en una maquinaria electoral, una maquinaria que le faltaron engranajes, aceite y combustible.

La vida y sus detalles en el PSUV las temidas purgas existieron y en los estertores actuales siguen existiendo. Por cierto y esto lo digo sin pena alguna, creo que el vapuleo electoral sufrido por el PSUV el 6 de diciembre permitirá que se haga ruido dentro de esa estructura.

Bien a empezar el año con nuevos bríos, la revolución no está notariada o registrada a nombre del GPP o del PSUV que no son lo mismo pero son iguales… La revolución es una batalla cotidiana y permanente, es mucho más que un voto o la alocución presidencial y claro muchísimo más que los cantos poco amables al oido de alguna cantante que tiene más palanca en la Asamblea Nacional que voz, esto último de que ya no voy a escuchar malas cantantes que son una construcción de papá diputado, esto de ya no verla casi a diario en la pantalla chica, esto me demuestra que no hay mal que por bien no venga…

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1912 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a220397.htmlC0http://NON-VE