Chávez, la base Nosotros las paredes Nuestros hijos; el techo

Hoy, cuando vemos a una humanidad inhumana, donde países fuertes creen que pueden hacer con un presidente; de un país no tan “poderoso” lo que les da la gana, derrochando prepotencia, nos damos cuenta que la unión suramericana es clave para subsistir. Claro este caso es diferente ya que, este presidente, es el primer indio Aimara suramericano en llegar a tan alta investidura por estas tierras. Añadiendo que Evo, ha llevado a Bolivia a ser el segundo país de Suramérica en lo que es el PIB. De paso, la tasa de desempleo es una de las más bajas de la región, además Bolivia, presenta números con superávit cuando nunca en la vida los tuvo.
Es, esa nueva forma de gobernar iniciada por Chávez, donde primero es tu país y después lo demás, de ahí, que digo que nuestro comandante es la base solida, antisísmica que conforma la revolución y el ejemplo en muchos países que ven como en España, van quedando las casas vacías y los cementerios llenos de los que cayeron en la trampa de los banqueros. Al contrario aquí es imposible que te saquen de la casa que habitas; es inhumano. Pero esta base monolítica indestructible, recibe ataques de todo tipo, como el de la derecha venezolana, esa que constantemente engaña a la gente y pone al pueblo a votar por sus verdugos de siempre.
Entonces, es necesario que sigamos por esta ruta que demuestra, como en todos los países sean poderosos o no; la burguesía, oligarquía, o como se llame, necesita tenerte dominado, ¿cómo lo logra? muy fácil, tiene todos los medios de comunicación que puede comprar o sea muchos y así, esas televisoras, estaciones de radio, periódicos, revistas, y más recientemente las “redes sociales” todos al unisonó, violan los derechos humanos. Casi, como si ese cerebro fuera suyo, pero las neuronas no. Por eso, las paredes de esas bases, deben tener la misma consistencia de la gran base sólida, que es el legado de nuestro líder mundial y presidente.
Al ser nosotros, los padres de hoy en día, tremendas paredes inexpugnables, preparadas para todo tipo de contingencias y dispuestas a dar la vida si es necesario, para que sigamos los del bando no oligarca de la nación, manejando las riendas y así, ese techo quede bien hecho. Siendo nuestros hijos los que lo formarán para que esa inmensa casa, llamada Revolución Bolivariana, siga trascendiendo y siendo ejemplo con la herencia humanista que nos dejó nuestro eterno camarada y compatriota, Hugo Chávez. Esta en nosotros lograr que ese techo no sea de cristal, sino un techo, como en el que actualmente se cobijan 52.000 becados de Fundayacucho.
Por eso, nos ultrajan constantemente desde presidentes hasta cualquier persona, en esos países donde somos sudacas y a los que les gusta mucho, a ciertas personas largarse, después de haber sido preparados aquí, en nuestra patria, que es independiente del imperio y por eso otros subimperios, se prestan a actos criminales y abusivos para con la región del planeta que siempre ha sido vapuleada y eso que ha servido con sus recursos para desarrollar a países que pagan con esa moneda, todo lo que hemos hecho por ellos. Ahora se vienen en cambote a nuestros países, claro están quebrados por allá y aunque les duela, se vienen. Aquí hay real y eso es lo que los mueve. Sigamos construyendo nuestra inmensa casa; patria independiente y con base, paredes y techo, donde primero es el pueblo y no los inmigrantes escuálidos, los amos del valle o los disociados en general.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 697 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a169435.htmlCUS