Apúrate a madurar Maduro, pues el imperialismo y sus lacayos respetaban y hasta temían al comandante Chávez: ¡a ti no!

Ya basta de ustedear a nadie si es para procurar espaldarazos a la perpetuación de jerarquías que, de hecho, nada tienen que ver con la estructura fraternal e igualitaria de una verdadera revolución.

¿Ya supiste lo que dijo ese descendiente de aquellos que, luego de invadir Abya Yala, casi aniquilaron las más bellas y grandes civilizaciones de este continente? Pues bien, Rajoy, el riquito ese que hoy dirige el aplastamiento definitivo del pueblo español, sin ninguna diplomacia al estilo Putin, acaba de decir: “Lo importante es que Snowden no va en ese avión: todo lo demás es un debate artificial”.

Sí, artificial el salvaje hecho de que se falte alevosamente al respeto a la soberanía de Bolivia, pues ¡ese país está mayoritariamente habitado por los descendientes de aquellos de quienes los “bizcabuelos” de Rajoy y los reyes de España decían carecer de alma! Sí, artificial porque ahí ¡sólo se puso en gravísimo peligro la vida de Evo Morales y su grupo de “desalmados”!

Ten cuidado, Maduro, pues Snowden no “estaría evitando una guerra”, como extraña y cándidamente (tratándose de palabras en boca de un Jefe de Estado y, peor aún, de una probable y verdadera revolución) tú has afirmado, sino que aciagamente SÍ podría provocarla. ¿Querrías tú, querido presidente Maduro, súbitamente encontrarte en Caracas con un caballito de Troya, no hasta los dientes armado, sino única y sencillamente llevando camuflado en una caries un comando microscópico llevando por misión la inoculación de cánceres extremos, ya no digamos sólo en tu persona (que muchísimos amamos y anhelamos que jamás te toque la maldición de ese juep… imperio!), sino en el cerebro y en la sangre misma de la Revolución Bolivariana?

¡Ah, eso sí! Has alzado muy alto la voz hablando de humanitarismo en el caso del espía gringo, pero nunca has dicho ni pío con respecto a Julián Conrado, cuyo caso sí es terriblemente injusto y sobre el cual reharto ya se ha escrito, dicho y gritado, y del cual incluso nuestro amadísimo Comandante se refirió (con harta diplomacia, sí!) en una ocasión subrayando que Venezuela bien podría ejercer su derecho soberano con respecto al asilo político, e incluso, en aquella ocasión, el Comandante amado mencionó el hecho de que en Colombia “se le dio asilo y aún se da protección al golpista y asesino Carmona (que ni siquiera) Estanga!”. O es que acaso tú, realmente ¿no le temes al yanqui pero SÍ a su actual limpiabotas en Nariño?

Querido, Presidente pero no maduro: ¿Te das cuenta que muchas de las cosas, o un sinnúmero de hechos acaecidos después de la partida de nuestro querido Comandante, han tenido lugar sólo y únicamente valiéndose de tan, para nosotros los revolucionarios, trágico hecho de la historia revolucionaria contemporánea? Que no te quepa duda de que, como simple ejemplo, si el Comandante aún estuviese físicamente vivo, a Santos no se le habría ocurrido hacer su extravagante pero peligrosa afirmación de que Colombia se uniría a la OTAN, para que ese país ya no se hallase sólo “entre los mejores de la región sino también del mundo”. Ya se te olvidó el día en que este urivito enmascarado de santo gritó a los cuatro vientos que “Colombia se hallaba muy orgullosa de que se le compare con Israel, ese otro ente asesino del Pueblo Palestino y otros”? No era éste (ojalá por lo menos hijo de Putín) el ministro de la defensa del “narco 82”, Alvaro Urive, cuando Colombia atacó impunemente el territorio ecuatoriano de Sucumbíos en el 2008 en donde asesinaron cobardemente al comandante Raúl Reyes, a una veintena de combatientes y a varios estudiantes mexicanos que ahí dormían y que tal vez soñaban con la liberación de los pueblos?!

Por favor, Presidente obrero: El imperio cuenta con la más altísima y sofisticada ciencia de muerte, es pícaro, astuto, sicópata, taimado, altamente malintencionado y criminal, y hasta los niños saben que es capaz de lo peor! Por favor, escucha a los pensadores e intelectuales revolucionarios Venezolanos. Muchos hay de renombre pero también muchos que, sin serlo, se pronuncian inteligentemente y con gallardía crítica en Aporrea y otros medios. Todos entendemos y comprendemos tu fervor revolucionario y tus ganas (que a nadie entre nosotros le faltan) de enfrentar al imperio, pero, en la actual coyuntura de la Revolución Bolivariana, no es estratégico ni maduro ofrecer asilo (ni siquiera se necesita llamar esto “humanitario”, ya que es a todas luces un acto) político a un perseguido del imperio más poderoso de la historia mundial!!! Te parece poco (y yo no creo que así sea) que hasta, de manera tan astuta y contumaz, el imperio y sus lacayos (de lo que ustedes los mestizos que se hacen falsamente llamar “Latinoamericanos” llaman “Madre Patria”!) trataron de derribar el avión presidencial de Evo?!

¡Por favor! Que ningún gobierno revolucionario y en posición de desventaja estratégica otorgue asilo político a Snowden, que cuya gesta quizás pueda catalogarse de heroica, pero no te parece que 20 años de lucha revolucionaria en las Montañas de Colombia sean también una gesta heroica, como la de Julián Conrado?! Sin embargo, me atrevo a especular que fue por razones estratégicas (y ello que sólo era frente al Santoanderive del palacio de Nariño) que el Comandante Chávez no otorgó en aquel entonces el asilo político al cantautor-guerrillero, asilo este que sí debía y debe considerarse humanitario pues Julián se hallaba y se halla (según se sabe) aún enfermo! Y ello, consecuencia de larguísimos años de lucha por los obreros y los pobres de la tierra.

Los presidentes Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega y tú, querido presidente obrero Maduro, se hallan en este caso dando “tanticas” muestras de naïveté, que significa “tantico tontito” en la lengua de Hollande, ese dizque socialista que casi causa la muerte de un verdadero revolucionario como es Evo.

¿No te parecería más estratégico tomar un “tantico” de ejemplo de Vladimir Putin? Pues éste es el único verdadero estratega que, en este caso, empezó por reírse, siguió bromeando y, hasta este instante, sigue cagándose de la risa!!! Putín empezó por decirles a los gringos en dónde exactamente se hallaba Snowden (la sala de tránsito del aeropuerto Cheremetievo de Moscú), siguió por “ofrecer” asilo al espía siempre y cuando éste dejara de hacer “su trabajo” en Rusia, y luego, bueno, pues ¡a lo mejor fue el mismo juguetón de Putín quien tuvo la chistosísima idea de enviar a la antigua espía rusa, Anna Chapman, a pedirle matrimonio a Edward Snowden!!!
Sera que la economía rusa va tan mal, que ahora ya no son sólo los “dating sites” por medio de los cuales las chicas y las “viejas” moscovitas ofrecen y piden matrimonio a los viejos Occidentales con cartera encinta pero no embarazosa?!

Tened piedad de la seguridad y el bienestar de nuestros Pueblos ¡Dejad al espía Snowden en manos de las grandes potencias! Son ellas quienes lo han dado a luz; ellas quienes le devolverán su paraíso o lo enviarán a… sólo el diablo sabe, como en general y satánicamente estas proceden. ¡Ved que hasta ni China ni Rusia quieren en este caso “provocar” o desafiar al imperio!

Por favor, libera a Julián Conrado que nada malo ha hecho a los pobres, sino que, al contrario, anduvo por ahí cantando con los pajaritos por la liberación de Colombia. Haz que ahora cante por ahí con Sandino Primera, la Chiche Manaure y por la Revolución Venezolana y del mundo entero.

¡Abriendo los ojos y amando (y no mamando) venceremos!

¡Que vivan Florentino, Sandino y Alí Primera!

¡Que viva Julián Conrado Libre!
¡O volando, como los pajaritos que no piden permiso para sobrevolar espacio alguno de imbéciles Rajoyes!



iQi Balam
Montreal, 6 de julio 2013


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2465 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas