14 de abril: un salto cualitativo

Cada vez que culmina un proceso electoral, desde esta columna, he venido expresando reflexiones para contribuir con el debate que facilite la búsqueda de la verdad sobre los resultados adversos o exitosos. En anteriores ocasiones, he llamado a la reflexión, para iniciar un análisis sano y sincero sobre la situación en el Municipio Miranda; esos llamados, han quedado como un grito a media noche en el medio de los médanos. En los escenarios electorales del Municipio, siguen las derrotas tras derrotas.

El 14 de abril el Pueblo Bolivariano, emitió una señal, sobre la situación de la Revolución Bolivariana. Los resultados fueron frustrantes para algunos, revelan retroceso para otros y avances de la derecha para muchos.

El 14 de abril, se dieron resultados adversos a la revolución en algunos municipios y parroquias. Es lógico, se tenían que dar, si se toma en cuenta, que las maquinarias electorales de los partidos aliados en el proceso revolucionarios, no son más, que la profundización del concepto de la maquinaria construida por Alfaro Ucero de AD, para ganarle elecciones a Copei, con su ingenio del uno por diez, concebido como el milagro para obtener victorias.

En algunos municipios del Estado Falcón, como Dabajuro y Silva, los resultados fueron adversos para la revolución y el triunfo del Presidente Maduro. En ambos municipios, grupos que ya no tenían cabida en los repartos burocráticos dentro de Copei y su gobierno regional y municipales. Desde el año 2000, se conformaron como grupos de electores municipales con relativos triunfos; luego, se fueron vistiendo de rojo, y en el 2004, se coronaron con el apoyo del MVR., en el 2008 se posesionaron de las estructuras del PSUV y comenzaron una racia contra los dirigentes fundadores del movimiento bolivariano. El 14 de abril, desde los mismos puntos rojos y su 1x10, esos infiltrados, regresaron con su rebaño a sus madrigueras de la Cuarta República. Esa situación, debió ser similar en otras partes del país.

En la nueva etapa que comienza en la Revolución Bolivariana, con la elección de Nicolás Maduro como primer Presidente Chavista, heredero del legado del Comandante Supremo para conducir el proceso hacia el Socialismo Bolivariano; deberá dársele un plazo a esta transición caracterizada por el burocratismo, el clientelismo, la corrupción, los parapetos montados para garantizarse los cargos de elección popular y de libre nombramiento y remoción, el bloqueo a las iniciativas de las organizaciones de base del Poder Popular para avanzar hacia el Estado Comunal, la perversión al convertir Consejos Comunales en contratista ejecutando obras fuera de su ámbito geográfico, las trabas que impiden el acceso directo de las organizaciones de base del Poder Popular a los financiamientos de sus planes de desarrollo; estas son algunas desviaciones, que el Presidente Hugo Chávez, señaló en sus palabras en el I Consejo de Ministros del nuevo ciclo de la Revolución Bolivariana; en donde, exigió a su gabinete el Golpe de Timón.

Estas manifestaciones, no se parecen en nada a los postulados de la Revolución Bolivariana. Al Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, basado en la Democracia Participativa y con una soberanía que reside intransferiblemente en el pueblo; cuando se le arman las estructuras con la ausencia de las organizaciones de base del Poder Popular en cogollos o minorías, para después lanzarle las líneas para que todos y todas las acaten y las cumplan, lo están vulnerando y pisotean los principios de la Revolución Bolivariana.

En una de las publicaciones del Centro Internacional Miranda, en un trabajo “La Comuna, Pensamiento Crítico en la Revolución, se puede leer: “… las únicas obras que se construyen de arriba hacia abajo, son los pozos…”. Desde Espartaco, le agregaría al párrafo: Y las sepulturas para enterrar los muertos…

El Golpe de Timón será posible, activando los mecanismos que le dén advenimiento al Estado Comunal, que se aplique la metódica de abajo hacia arriba, en el ejercicio de la Democracia Participativa y Protagónica.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 675 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a164409.htmlCUS