¿A quién creerle?

¿Acaso nos están preparando para lo que viene?

La enfermedad de Chávez y sus consecuencias, la han convertido en un asopado de arroz con mango en que cada quien dentro y fuera de la oposición, anda en lo suyo: como esperando y, quien más puja suelta la mala intención o refleja su pésima intención y, como en el billar le ponen a sus comentarios el piquete que les conviene.

Que murió Chávez: anuncian desde afuera y, Diosdado Cabello: niega el fallecimiento en forma contundente: “No es verdad”. Afirmó.

La contrainformación sobre el caso entró en su apogeo con apego a lo primero que se les ocurra.

Y, en un editorial de El País de España especulan sobre: ¿Un chavismo sin Chávez? Por lo que la MUD debe estar a la expectativa –pensamos.

Mientras que para el Psuv: Chávez es la esperanza de los más necesitados –como si fuera eso lo más importante, exactamente en el momento.

En cambio el ABC, también de la arruinada madre patria que es España, nos reseña la información escrita por Emil J. Blasco, corresponsal de ese medio en Washington, hace saber como seguro que, Cabello (Diosdado) hizo valer en Washington su perfil “anticubano” y, en la misma nota refiere –el corresponsal- que, en la lucha por el poder entre Diosdado y Maduro fue el presidente de la AN quien hizo llegar secretamente a altas instancias de Washington su disposición a algún tipo de acomodo con Cuba como telón de fondo.

¿Ven y se imaginan por donde va abriéndose paso la mentira infame e injuriosa? Y las contradicciones que abultan a su modo: no tienen sentido. Es algo traído de los cabellos por la gusanera cubano-venezolana en Miami.

Y hemos visto en cadena nacional que, el vicepresidente Nicolás Maduro después, de trasnocharse, tras de una conversación amena que mantuvo con el presidente de la AN, Diosdado Cabello y con el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, quienes habían regresado horas antes de Cuba, nos ha dado a priori, una relevante afirmación que enferma a cualquiera y, es que –ha dicho-: "el posoperatorio de Chávez será complejo y duro" -nada alentador para la tranquilidad del pueblo y, sobre todo el chavista.

Y la vigilia de los chavistas por la salud del presidente Chávez continúa con una fe incontenible en busca de la misericordia del que todo lo puede.

Pero…, ¿cómo debemos pensar?

Positivamente o negativamente.

Allí está el dilema.

Hay quien afirma que, aunque truene o relampaguee, Chávez vendrá desde Cuba como un “Atila inmortal” a recibir en la AN: su investidura constitucional como presidente reelecto de Venezuela.

¿Qué si la enfermedad fue mal tratada y, que Cuba no tiene los adelantos técnico-científico sobre el particular y, que el presidente Chávez cometió muchos desarreglos y, todo lo implique una ecuación de múltiples incógnitas dentro del caso Chávez-cáncer? Será el tiempo –el inclemente tiempo- quien nos lo dirá y, sabremos además, si más pudo la política que la disposición de él a vivir sus días con los suyos en privacidad fuera de ella.

El tiempo y sólo el tiempo dentro de la Historia a su tiempo: lo informará.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1836 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a155885.htmlCUS