La participación protagónica y eficaz de los Consejos Comunales del área rural en San Félix Estado Bolívar.

Dándole fiel cumplimiento a lo previsto en la CRBV, en sus arts. 62, 66 y 70; lo contenido en la Ley de los Consejos Comunales (LCC), la Ley Orgánica de Participación y Poder Popular (LOPPP), Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno (LOCFG), Ley Orgánica de Contraloría Social (LOCS) y la Ley Orgánica Para las Comunas (LOPC), entre otras menos importantes que interviene en la regulación del comportamiento jurídico para la participación de las ciudadanas y los ciudadanos, en la gestión pública comunal orientada a buscar soluciones a los diversos problemas socio económicos y socio comunitarios, que afectan el normal desarrollo de la vida digna en las comunidades donde residen; esta ardua, desprendida y patriótica labor no remunerada que voluntariamente las vecinas y los vecinos que conviven en los diversos sectores urbanos y rurales, realizan en beneficio propio y el sus comunidades, ha venido marcando un proceso revolucionario de profundo cambio socio educativo y cultural en la ciudadanía que hoy habita en nuestra República Bolivariana de Venezuela; dependiendo de la capacidad organizativa, del desempeño de un liderazgo local, de la ética y la moral con la cual desarrollan sus actividades en favor de los colectivos con quien comparten el día a día comunal y vecinal, del apoyo real y permanente de las instituciones del Estado: Ministerios del Poder Polar, Del Consejo Federal de Gobierno, de las Gobernaciones, de las Alcaldía, las Corporaciones, los Institutos Autónomos, las Empresas de Producción Social y otras instituciones que por ley de la República estén obligadas a cooperar y coadyuvar en la búsqueda de soluciones a los diversos problemas que afectan el digno existir de la sociedad en su conjunto.

Ha sido tan asertiva esta novedosa política de desarrollo socio comunitario, que se viene dando dentro del proceso revolucionario socialista que hoy gobierna a nuestro país liderado y presidido por nuestro Cmdt. Presidente Hugo Chávez y el equipo ministerial, de Gobernadores y Alcaldes que lo ha venido acompañando en los últimos años de su gestión después de los acontecimientos dados en abril del año 2002; que cuando nos trasladamos a buena parte de los sectores rurales de los 23 estados que integran al territorio nacional y a sus entidades federales, observamos la gran capacidad organizativa y administrativa que vienen demostrando los habitantes de dichos sectores, en la permanente búsqueda de su desarrollo endógeno, tanto en lo educativo, lo productivo, en el cuido de la salud, las construcciones de desarrollos habitacionales y de infraestructuras físicas para subsanar sus necesidades de producción agrícolas, pecuarias, deportivas y culturales en términos generales; también es muy cierto que existen todavía muchas comunidades rurales y urbanas que aún no han logrado solucionar los graves problemas de desarrollo que las afectan, pero ello ha dependido fundamentalmente del inexistente apoyo dado por las autoridades regionales, municipales y locales, y por la escasa voluntad organizativa que existe en dichas comunidades; el cual les ha costado mucho desprenderse del “Mesianismo” al cual los indujeron los gobiernos de la IV República, quién los educó para que aceptaran sin luchar la vieja política expresada en “Papá Estado te lo resuelve todo” pues el es que te representa en las tareas de tu desarrollo.

Como integrante de un proyecto socio comunitario universitario, que se viene desarrollando en la comunidad rural Campo Alegre, ubicada en la Parroquia “Pozo Verde” del Municipio Caroní del estado Bolívar; dicho proyecto de integración socio comunitaria, viene siendo impulsado por estudiantes triunfadores cursantes del sexto semestre en el PFG: Estudios Jurídicos que se dicta en la UBV – Misión Sucre – Aldea Caura ubicada en la Parroquia Unare, ubicado en el mismo Municipio y Estado, he podido observar desde hace dos años atrás, que los vecinos residentes en el sector rural Campo Alegre organizados en el “Consejo Comunal Campo Alegre”, han venido con su lucha constante, logrando un conjunto de beneficios socio económicas, gracias a la tenas participación de las señoras: Olga Hurtado y Gladys Santa; además del apoyo de otros miembros de este Consejo Comunal, los aportes tanto técnico como financiero de el Consejo Federal de Gobierno, EDELCA – CORPOELEC, la Alcaldía de Caroní y otras instituciones del Estado, para lograr la construcción de la edificación de la Escuela de este sector rural habitado por seiscientas personas aproximadamente; ya con el financiamiento de la Alcaldía de Caroní, habían logrado la construcción de la cocina – comedor para alimentar al alumnado a través del programa PAE; pero los niños y niñas continuaban recibiendo clases en una “Barraca” destinada para tal fin, aún hoy día continúan recibiendo sus calases diarias en dicha “Barraca”.

Pero ya la construcción de la nueva edificación está a punto de ser concluida y continúan construyendo otros anexos que permitirán la ampliación de dicho plantel administrado por el MPPE, en cuya ampliación anexarán dos aulas mas para un total de cuatro ambientes, mas los baños tanto para los alumnos, así como para el personal docente; es resaltante hacer notar que la construcción de este plantel educativo la realizan trabajadores residentes del mismo sector, que son expertos en labores de construcción civil.

No me queda mas que felicitar la capacidad organizativa, administrativa y de contraloría social desarrollada por estos vecinos, en aras de lograr optimizar y dignificar sus condiciones de vida; en el bolg de Yuyalikgua anexaré las graficas que ilustran a este artículo.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1451 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a155647.htmlCUS