La Tecla Fértil

Competencia del territorio agrícola

La economía globalizada mantiene trascada el crecimiento bursátil de los países latinoamericanos y en este sentido, los líderes siguen caminando en círculos como perezas y marmotas, dejando su inteligencia al mundo bancario, donde los banqueros se niegan a las reformas constitucionales provocando distorsiones sociales y, solo se dedican a producir dinero a través de las Casas de La Moneda. Lo cual provoca descontrol en los salarios laborales por la existencia de un gasto fiscal excesivo y una inflación que viene siendo por la especulación. Lo grave es que ha quince(15) años de lucha socialista existe contracciones de liquidez en los mercados locales, como el agroalimentario. El ejemplo clásico lo tenemos en el mercado periférico de La Isabelica que por dos coliflores y dos brócolis cobran la exagerada de sesenta y cinco bolívares fuertes, lo que indica que no hay Consejos Consultivos, Consejos Comunales o Contraloría Social capaz de regular los precios y, en otro orden de ideas lo que viene sucediendo con la Universidad Bolivariana de Venezuela y el desorden administrativo de las misiones adscritas a su despacho por inoperancia de su rector.

Hay un estudio programático sobre territoriedad en nuestro país – Venezuela- que busca terciar entre una potencia exportadora y la fortaleza industrial de Región. La idea es acentuar el sentimiento nacionalista de desarrollo, utilizando precios competitivos que permitan en conjunto lograr una economía estable que se pueda adaptar las comunidades para evitar inflación, especulación, paros, deudas y déficits fiscales. Lo básico es monitorear los medios de financiamiento y pagar en bolívares las producciones de ají dulce, pimentón, tomate y algunos rubros verdes porque agricultores inescrupulosos desean cobrar en dólares estos productos como importados, cuando en realidad son cultivados en tierra firme. Se debe lograr un concierto económico para utilizar eficientemente los territorios cultivables para potenciar el cultivo y consumo de estos rubros.

Nos encontramos en un doble escenario, algunos directivos del gobierno bolivariano se niegan hablar directamente de independencia agrícola y de una manera velada cumplen con sus obligaciones ante el despacho, engañando con sus informes al presidente Hugo Chávez Frías, quien en su contexto busca afanosamente crear un Estado tecnificado y estable que sea reflejo de crecimiento en una economía globalizada. El grito triunfal de las recientes elecciones implica un camino difícil y complicado para lograr el éxito deseado, desde que se inició la revolución criolla e identificada con nuestros símbolos folklóricos. Pero, no hay que desdeñar, el sistema constitucional venezolano avanza y hay que ponerle un nudo a los corruptos y deseamos ver las sanciones que imprimen respeto a los funcionarios de las instituciones públicas. Se debe producir más a bajo costo. Las importaciones de alimentos deben visualizarse bien para su adquisición, por ejemplo el aceite de oliva español viene siendo objeto de criticas por sus niveles de precios y calidad. En nuestro caso, su costo viene siendo elevado por la oferta engañosa que es ofrecida en España y los problemas de recortes financieros del gobierno de Rajoy. Debemos adquirir el aceite de oliva argentino y chileno, de mejor aceptabilidad por el trópico, mejor cosecha de aceituna y purificación como filtrado aceptable al mercado consumidor.

Zonificar los territorios agrícolas, emplear manos tecnificadas en el agro es un camino, la Universidad Bolivariana es un camino para la implementación de carreras zootecnistas y agrícolas. Pero, los giros profesionales deben hacerse cuanto antes, colocando rectores, ministros eficientes, no implícitos en el campos de la corrupción para ser premiados luego, constituyéndose en una burla para el pueblo.

Existen cúpulas de poder financiero vinculados al sistema bancario, quienes nos dan una imagen difusa en el manejo económico del país, ( Venezuela) y aunque se ejecutan auditorias no se conocen los culpables de la malversación de fondos, originando escenarios macroeconómicos negativos que chocan en las acciones mercantiles del mercado bursátil. En esto, los inversionistas no desean perder su silla y se aferran a sus asientos, esperando que el presidente Chávez apruebe sus requerimientos. Sin duda, existe una necesidad de Capital en el mercado para invertir, como para comprar herramientas en el exterior. Pero, quienes ejecutan las compras y cual es su cordón umbilical. Es cuestión de no ser fanáticos y racionalizar la economía.

Los informes deben ser muy claros. Jamás debemos ser quijotes, es el momento de ver hacia una atmósfera central y aprovechar nuestros intereses particulares a través del Poder Popular y Las comunas, ellas, constituyen el nervio central de un país, Francia creció por sus comunas, lo que haya pasado después es por la conciencia limitada de sus oferentes y líderes políticos. Nuestras Universidades patrióticas deben investigar sus centros rectorales y la administración de sus recursos, su actual rector ( UBV), se dedica a viajar abandonando el parque automotor y lo concerniente a la idea de una nueva patria. Caí hemos perdido estos diez años por falta de voluntad investigativa y laboral. Creando inestabilidad de precios en nuestra economía desde la óptica económica y social.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 665 veces.