Dispersas las luchas

¿Pregunto, pregunto por que no nos unimos?….así dice la canción bastante conocida de Ali Primera que ya en un pasado utilice para escribir un articulo, pero hoy la voy a tener que utilizar otra vez.

La unidad es necesaria para seguir construyendo la Revolución Bolivariana que tanto amamos, pero después del triunfo del 07 de octubre, que juntos logramos para seguir profundizando en el proceso revolucionario, empezamos a pelear por parcelas de poder, como si ese fuera el verdadero norte que buscamos.

He visto con preocupación en diferentes estados las luchas por esa parcelas de poder que muchas veces no se pliegan a buscar el bien para la mayoría, sino para ganar espacios olvidándose que las creencias que deben defender que es el Socialismo y mis amigos les recuerdo: “El Socialismo es para todos”

El enemigo es fuerte y debemos entender que no cesará en sacarnos de esto que construimos para el bien de “todos” y no para una minoría. Recuerden Libia, Siria y las guerras que se libraron en nombre del terrorismo para apropiarse de las riquezas de Afganistán e Irak.

Si no estamos unidos nos derrotaremos nosotros mismos para dar paso al imperialismo y sus lacayos a tomar el poder acabándose todo lo que hemos logrado. La unión nos hará fuertes ¿Es que ustedes creen que el imperialismo cesará sus planes para ponerle las manos a Venezuela?

Pero ustedes con esa peleadera y con esas divisiones lo que están haciendo es hacerles el papel a los que no queremos que vuelvan. Se están comportando como unos imbéciles.

Que mejor consejera que la historia para darnos como ejemplo la influencia de la desunión en los fracasos de la lucha por la liberación, igualmente nos recorre por facetas en donde se dejaron atrás intereses malsanos y egoístas en pro de la Patria como aquel día en que Bolívar y Bermúdez olvidaron sus diferencias para unir sus brazos en pro de la independencia de Venezuela.

Las luchas dispersas alegran al enemigo y lo fortalecen, la unión es necesaria para llevar al triunfo revolucionario en las próximas elecciones del 16 de diciembre, en donde no podemos darle ni un respiro al enemigo. No debemos permitir que el enemigo majunche obtenga ninguna ganancia y no olvidemos que con el enemigo no se negocia, ni se hacen planes no componendas a no ser que nos llamemos traidores.

Acuérdense que nada se puede lograr si no hay revolución y si abrimos espacios al imperialismo, no nos los dejara recuperar y se perderán para siempre y no bastará con rezar.

La pelea es peleando y sin traiciones a construir la patria que Bolívar soñó en la Revolución Bolivariana que es el único espacio posible y sin majunches.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 917 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a153015.htmlCUS