Apoyo al Poder Comunal

El gobierno bolivariano de Venezuela debe establecer una política agroalimentaria más controlada, tomando en cuenta los eslabones de comercialización para fijar precios ciertos y limitar la inflación como especulación de los productos de la dieta diaria, evitando así las señalizaciones que conllevan así al descontrol del sector alimentario en cuanto a los abusos del sector alimentario, auspiciado por empresarios inescrupulosos. El Consejo de Ministros, efectuado este fin de semana hace un alerta a la efectividad y cumplimiento del Proyecto Simón Bolívar, tratando de limitar los desequilibrios del libre mercado dentro de las basas del consumidor al profundizar los Consejos Comunales.

El Socialismo del Siglo XXI, es un compromiso electoral, pero, se deben cumplir objetivos que permitan lograr una reforma estructural de toda la ruta seguida en estos últimos siete años, la idea es lograr un precio justo que no sea mágico, hay prácticas de malas operaciones antes que el producto lleguen al consumidor final. Los operadores de la cadena alimentaria deben ser personas arraigadas en el principio ético de un ideal político. Su adhesión tiene que ser voluntaria y su relación tiene que ver con el verdadero precio de los alimentos, no es posible que un litro de jugos promocionado por el gobierno bolivariano tenga un valor de doce (12) bolívares y sea vendido por dieciocho (18) bolívares. O un tolete de carne sea adquirido por quince (15) bolívares el kilo y las carnicerías esa misma carne comprada en un frigorífico del gobierno sea vendido por cuarenta y cuatro (44) bolívares neto. Esto lo llamamos usura y especulación.

Debemos recuperar el espectro económico y llamarnos a una reflexión cierta con el Estado. Hay una coyuntura económica con un espectro social amplio, porque hay sectores que desean repetir las guarimbas y colocar barricadas en los campamentos, ya hemos sido aclarados por el presidente, porque carecemos de una información en escala que tenga argumentaciones para niveles de alerta, lo de Cúa como otros movimientos degenerativos, no son por casualidad, responden a una esquematización paramilitar concebida en el año 2001 por agentes antichavistas, ya que la oposición no genera un porcentaje aceptable de votos válidos.

Ponderando las informaciones en países pertenecientes al eje del pacifico, observamos las imprecisiones de opinión pública para hablar mal de nuestro presidente y de su tren ejecutivo, a sabiendas, que internamente un buen grupo de venezolanos no quieren acatar las normativas jurisprudenciales emanadas del ejecutivo nacional, como de su Poder Judicial.

En Venezuela, mantienen un mundo de críticas contra el Socialismo del Siglo XXI aplicado en el marco del Proyecto Simón Bolívar, pero, viendo los resultados de esos seis millones, solo dos reflejan el verdadero grosor de los opositores, el otro grupo se alimenta de los contratos del gobierno a través de las cooperativas o grupos de intermediación, pero le tienen fobia al presidente Hugo Chávez Frías porque no acepta sus requerimientos, como lo hacían en la IV República. Ante esta situación, solo queremos responsabilidad y afirmación democrática. Hay que convocar al pueblo al trabajo y generación de empleos por parte de los empresarios, ellos saben que han ganado dinero, solo basta ir a los aeropuertos

Debemos ir a una reforma estructural del Estado hacia el Poder Comunal y que ciudadanos firmes y con ideología formulen sus propuestas para participar en la gran patria, ahondar en la preparación de nuestros jóvenes, tengan el don del servicio y no lo muevan intereses particulares.

La especulación y usura en el mercado popular daña la economía doméstica del pueblo consumidor, estos negocios deben ser sancionados, sobretodo en los alimentos del mar. El Socialismo es una jerarquía política que prosigue al derrumbe del Capitalismo, pero, los ciudadanos deben estar adecuados a esa realidad y no permitir que dirigentes extraños asuman ese liderazgo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 862 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152791.htmlCUS