Aventis

Fases socialistas, bases del crecimiento

Existe un gran interés historiográfico para legitimar algunas fases y ciclos de nuestra política actual, esto, para analizar y reconstruir la memoria de nuestros pueblos que, para sorpresa de todos se viene constituyendo en una pieza netamente política e ideológica. De allí que el tema central de las parodias sea en la formación de un nuevo liderazgo para lograr sistematizar una diversidad de opiniones en un solo pensamiento histórico con una plataforma que teja el pensamiento de una población certera y con aspiraciones de avanzar en sus campamentos.

La oposición venezolana no quiere concebir una realidad y sus pensamientos sueltos contradicen la memoria de la sociedad que la vio crecer en la cuarta república, aislándola de los manifiestos democráticos y socialistas que la vieron crecer, destruyendo su propia memoria porque muchos en sus psicopatías recrearon mecanismos para destabilizar y crear falsos positivos en todo el territorio nacional, ahora la juventud opositora como gendarmes de una televisora local se dedican a fomentar barricadas en cualquier zona que ellos consideren conflictivas. Hay un solo mandato en el país, más allá de las teorías, y métodos, existe un solo aprendizaje, cuya repuesta determina la brillantez del tiempo para ir acoplando las fases del socialismo en una sola realidad que esta personificada por el personalismo, militarismo y civilidad para unirse en una sola formación que es Venezuela.

Ahora existe una diversificación de apologías que destruyen el mito histórico para conformar espacios que unen a la gente según sus intereses. Es un rompecabezas que se evidenció en éstas elecciones donde la gente no tenía una repuesta acertada sobre su actualidad militante. Muy pocas personas entendían la importancia de estas elecciones que evidenciaban una tortura hacia el pasado con un conjunto de monigotes políticos que buscaban intereses personales y una organización partidista que tiene como objeto la amplitud de la patria.

La influencia de la Iglesia Católica en ese movimiento opositor no calo porque los curas y sacerdotes nunca cumplen su ciclo de repuesta escuchando al pueblo en su complejidad, por esto, resulto insólito que pocas horas después de las elecciones un grupo de manitas blancas se aglomeraron alrededor de Plaza Altamira para fomentar la colocación de barricadas sin control y que jamás solucionaria el problema de Capriles en cuanto a la candidatura nacional, de una u otra forma su padre recibe el favor del Estado a través del grupo empresarial que controla las fábricas y el arte que giran alrededor de ésta candidatura. En Cambio, Pablo Pérez provenía de las zonas populares., teniendo más base de sustentación por parte de los sectores populares.

Hay un compromiso, es de ver el futuro y trazar la ruta del socialismo. Jamás en Venezuela se puede fomentar un plan de la Nación hacia la centroderecha. Somos republicanos y debemos entrar a una etapa de entendimiento para lograr impulsar las regiones y tomar una actitud distinta frente a los problemas actuales, no basta mostrar un programa de corte financiero, se debe ir hacia los pecados públicos para entender que la transacción económica difiere de las actuaciones políticas. La falta de robustez de ciertos políticos en el campo social e ideológico ha traído consecuencias nefastas para el crecimiento de las regiones. Aunado, la jerarquía católica viene fracasando en sus conceptos religiosos para domesticar la racionalid y decir sentirse bien, pera desahuciado.

Necesitamos disciplina para fomentar el crecimiento y ser competitivos en nuestros nichos de trabajo. Los borradores de temas interesantes del acontecer nacional, tienen que actualizarse para garantizar el éxito de cualquier programa presidencial.

Es cuestión de opiniones. Hay que debatir sobre temas sensibles para romper los monopolios y afianzarnos en lograr que nuestro país se desarrolle cabalmente. Socialismo es una creencia afirmativa de nuestra fe por la patria. En la vida todo tiene un sentido, a fin de cuentas, todo depende de proteger una dirección estratégica sin un intermediario que delimite el talento de quienes participen en la idea, Venezuela es una.

Ya, tenemos la edad de pensar estratégicamente para lograr una repuesta adecuada con el fin de hacer el giro fundamental y, en consecuencia adaptarnos a esta nueva realidad que es nuestro contexto socialista que marca estrategias en el crecimiento de la nación, claro, ser político exige un profesionalismo único, nuestros diputados muchas veces no aciertan porque no son estadistas políticos u ideólogos de una realidad sociopolítica de amplio margen contextual. Es una continuidad de lucha para establecer una plataforma de acción comunitaria, donde el pueblo asuma sus responsabilidades. En política, no hay replicas, menos actividades emocionales de choque, ya la tecnología nos expresa una realidad que es ser corresponsable de una labor hacia el pueblo. Las encuestadoras se fabularon, es necesario un trabajo investigativo más pormenorizado para detener algunas fabulas que se entre escogen para darle un rol distinto a cada región.

Es necesario que el pueblo reciba el mensaje directamente de su presidente. Lo único bueno, es digerir las fases del socialismo para entender la planificación estratégica de cada acto masivo. Lo bueno, es ser un verdadero arquitecto de experiencias, cuya información ya detallada nos lleva hacia un significado digno de la patria, las comunidades despiertan al alba para escuchar a su líder.

En política se vende un concepto estratégico de líder. Son como cuadros poéticos que interactúan para darnos, de alguna manera, lo deseado en un líder dispuesto a recibir un mensaje para entender vivir en la cotidianidad de los sueños. Las teorías son complementarias que describen hechos físicos de carácter contextual, los emocionales se convierten en punitivos por el rompimiento de cualquier norma electoral o ético. Acá, las encuestadoras son las grandes derrotadas y Capriles no hizo una campaña de manejo discursivo apropiado a esta generación, la progresión de los partidos políticos es casi nula, poca participación del ciudadano en temas de interés. Es tiempo de las teorías políticas engranadas a un sistema político internacional, son los ejes, del Atlántico o Pacifico

Entramos a un nuevo ciclo histórico de la patria. La presencia nuestra es vital para florecer nuestro país en trabajo y armonía.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1005 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152494.htmlCUS