Empezar con la Televisión

El líder de la Revolución Bolivariana, el presidente Hugo Chávez Frías, ha hecho un llamado a utilizar con seriedad la crítica y la autocrítica: ambas son un recurso que descubre una realidad determinada –conocimiento- para corregirla, cambiarla o transformarla.

Cuando hablamos de la revolución, en términos sencillos, nos estamos refiriendo a la transformación radical, profunda de la sociedad venezolana, de su realidad –estructuras y relaciones- económica, política, social y la forma en que se distribuyen de las riquezas, bienes y servicios, etc.

En el quehacer por transformar la sociedad capitalista en socialista; la transformación de las relaciones socioculturales, la manera de ver el mundo, las ideas, valores, las relaciones humanas y con la naturaleza es la tarea histórica más difícil y esencial.


Los medios de producción ideológicos (sistema educativo, televisión, radio, prensa, cine, etc.) están en manos de la oligarquía parasitaria y ella lucha por perpetuar su pensamiento dominante –capitalista- y, en esa lucha asimétrica, la revolución es superada.

Para ir superando y transformar las asimetrías mediáticas, sugiero empezar con la televisión, y para ello planteo que el Estado regule, controle, produzca, adquiera y provea todos los contenidos de la TV en Venezuela (abierta, satélite, cable, etc.) en el horario correspondiente entre las 06 de la tarde y 10 de la noche. ¡Una propuesta para el debate!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1106 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a149517.htmlCUS