Identifícate

Hace un par de semanas el equipo al que pertenezco junto con unos camaradas miembros de un Consejo Comunal planificamos la pinta de un mural. La organización del evento siguió el siguiente orden: propusimos la idea al Consejo Comunal y al partido, ideamos el diseño, recolectamos el dinero, compramos las pinturas que nos faltaban y coordinamos el día y la hora con las organizaciones que hacen vida en el sector.

El día llegó y asistimos todos con la alegría de contribuir con la campaña (un sentimiento que solo el chavista de corazón tiene), en la primera hora pintamos de blanco la pared seleccionada para eliminar los grafitis que estaban en ella para que nuestro camarada Eleazar (el creativo) comenzara con un lienzo en blanco. No paso mucho tiempo para que una nube negra y un viento tormentoso nos aguasen la fiesta, decidimos correr hacia un refugio cercano donde el barro nos dio la bienvenida y más de uno rodó por la colina. Estuvimos cerca de 2 horas mojados, llenos de barro y muertos de frio, sin embargo la alegría no se extinguió y entre risas pasamos la lluvia. Ese día no pudimos hacer nada más.

La siguiente semana nos dirigimos decididos a cumplir con lo pautado. Mientras esperábamos a nuestros compañeros comenzamos a entregar volantes en la parada de los autobuses, en el autobús, en la parada del sector donde se encontraba la pared para el mural. Nos encontramos con un cielo negro y con la comunidad dispuesta de nuevo a emprender la tarea.

Comenzamos rogando que no lloviera y a medida que se despejaba el cielo el mural tomaba forma. Nuestro compañero se inspiraba y nosotros cuidábamos los detalles. En el transcurso del día nos acompañaron unas canillas, medio kilo de queso y unas cuantas botellas de refresco que combinadas resultaba un verdadero manjar. Después de un par de horas y sin una gota de lluvia terminamos, todo quedo perfecto y uno de nuestros camaradas afirmó que Dios ayuda a Chávez y a sus amigos.

Justo después de aplicar el último detalle comenzó a lloviznar, pero gracias a los consejos de los transeúntes, nuestra pintura soportó el clima en buen estado. Mojados pero satisfechos nos retiramos del sitio con la alegría de haber contribuido con la campaña, con la Revolución y con nuestro Comandante.

Así trabajamos en nuestra organización, ese es nuestro método. La planificación, el contacto con las organizaciones comunitarias y la búsqueda de recursos es lo importante. Planificación del evento conlleva: la idea del mismo, la convocatoria, cantidad de recursos que necesitamos, el sitio de reunión y la actividad. El contacto con las organizaciones es muy importante, es el apoyo de la gente de la zona, la cual participa, se motiva y que se siente parte del proceso. Por último la búsqueda de recursos: nosotros trabajamos con colectas entre los compañeros que trabajan y si es necesario solicitamos al partido que nos aporte lo que nos falta.

Puede que no estés militando activamente en un movimiento o en el partido por cuestiones de tiempo o circunstancias ajenas a tu voluntad, pero, si eres Revolucionario, Socialista, Bolivariano y Chavista, puedes contribuir desde tu propia disponibilidad. Coloca un cartel de la campaña o la foto del Comandante en la ventana de tu casa, comenta los logros del Gobierno Bolivariano (desde la participación de nuestros atletas en los pasados juegos olímpicos, la Misión Vivienda, Mercal, Barrio Adentro, entre otras), habla con tus vecinos y amigos del plan de gobierno y explícales todos los puntos, lee, estudia, prepárate, debate y argumenta. Seamos un ejemplo de persona, de ciudadano, de revolucionario. Identifícate y deja claro cual país quieres para tus hijos, que esperas de nuestra generación y por quien votarás el 7 de octubre, recordemos somos los protagonistas de este proceso de cambios que vive Venezuela.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1272 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ricardo León


Visite el perfil de Ricardo León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a148340.htmlCUS