Marcas -Sur mundiales

Marca es un signo que distingue. Sobre todo cuando es presencia de un resultado concreto y real. A un maestro de la negociación Roger Fisher, le escuche decir que el único objetivo notable de un proceso de intercambio era asegurar resultados medibles. Los intentos o excusas al no alcanzar lo que te proponías eran meras y débiles plañideras. En negociación o tienes lo que buscas o su contrario: nada. No hay empate. En este negociación lo asentado, como marca, es que Venezuela ingresó al Mercosur y quien lo vetaba quedó fuera del juego, mordiendo su odio.

No hay duda la derecha es tétrica con sus obsesiones. Su empeño desde Paraguay lo demuestra. Allí, comenzando con un frente de partidos, olorosos a stroesnerismo, argumentando sospechosas razones, vetó, desde 2006 el ingreso de Venezuela a Mercosur. Para su pesar las paradojas sorprenden y suelen dejar al descubierto verdades dolorosas. Los mismos senadores que derrocaron, con violento mecanismo y un juicio sumarísimo para tumbar injuriosamente a Lugo, son los meros que se ganaron que la comunidad de países del continente los repudiara.

Su terquedad les hizo conquistar su expulsión de Mercosur. Los Presidentes, con fundamento en lo que expresan sus respectivas Constituciones y dentro de la institucionalidad y legalidad, que la norma constitutiva del organismo recoge, democráticamente y por mayoría, vetar el golpe de estado y decidir la salida temporal del Paraguay de la Asociación.

A paso seguido y sumado a ello la presencia y decisión absoluta de los países miembros; se resolvió el esperado ingreso de Venezuela a la Comunidad del Sur. Y como dice el polo margariteño le cantaron al Congreso golpista, que la había embarrado y puesto una monumental: “usted, usted lo mandó a poner, que si la pone la paga y si no la pone también”. Fueron por lana y vinieron trasquilados. Dejando en el camino, por su torpeza, una de las derrotas mas notables infligidas a la diplomacia estadounidense, desde su derrota con el ALCA.

Al resultado concreto de esta negociación, se le suman otras importantes marcas sobre el futuro y la realidad del Mercosur, sumemos algunas, muy concretas:

1. Poseer, con Venezuela adentro el Producto Interno Bruto de 3.635.000 millones de dólares. 2. Poder que la convierte en la quinta economía del Planeta; superada solo por Estados Unidos, China, India y Japón. 3. Estar por encima de la economía Alemana, motor de Europa. 4. Garantizar las mayores reservas CERTIFICADAS de petróleo del mundo, a tercera de bauxita, la cuarta de oro, la sexta de gas natural y la décima reserva de hierro. En el estado brasileño de Roraima, fronterizo con Venezuela, están las mayores reservas de oro, niobio y estaño del mundo, además de importantes yacimientos de torio, cobalto, molibdeno, diamantes y titanio, según el Inventario Mineral del Escudo Geológico de Roraima, realizado por el Ministerio de Minas y Energía en 2003. Además en la zona fronteriza con Brasil, está la mayor reserva de uranio del mundo. 5. Ser un espacio económico y político mas armónico y estable que la Unión Europea; cuya debilidad se compromete por su dependencia energética. 6. Asegurar soberanía a la región para aplicar nuevas políticas sociales. 7. Contar con mil opciones para crear enormes proyectos de apoyo a los pueblos de la región. 8. Evitar la tentación de Estados Unidos de aislar a Venezuela para poder invadirla o inventarle un golpe de estado. 9. Convertir ingreso de Venezuela en Merco Sur en la mayor DERROTA diplomática y política de Estados Unidos en los últimos cuarenta 40 años. 10. Ser reseña y rememoración de otro revés sufrido antes con la aniquilación del ALCA. 11. Dar esperanzas y abrir espacios para que economías de otros países descubran futuro en el mercado natural mas grande de región que va desde Patagonia al Caribe. 12. Derrotar las viudas del Consenso de Washington. Huella de los Presidentes que firmaron un pacto en 1991, en el marco de la llamada “Iniciativa para las Américas”, llamada a la formación de un bloque de liberalización comercial, para abrirse el cuerpo y alma a las fauces de EEUU. Todos enjuiciados: Carlos Menen, privatizador Argentina; Fernando Collor, corrupto, Brasil; El gen. Andrés Rodríguez, tráfico de drogas Paraguay; Lacalle, opaco neoliberal, Uruguay. 13. Santa misa negra e histórica lapidación a todos, hoy en un contexto liberado de la presión del nefasto Consenso de Washington. Con un imperio norteamericano en franco declive, y en ese marco, la emergencia de gobiernos autonomistas que avanzan en proyectos de integración para un desarrollo liberado de la tutela norteamericana. 14. Encontrar un absurdo contra la entrada de Venezuela. siendo, que el Paraguay con los más insignificante aportes al bloque, estuviera poniendo trabas, por responder a una vieja política de abyección al viejo patrón del norte.

País al cual se le reconoce una triste lista de atrocidades. Desde Paraguay se organizó en los años 70 del siglo pasado, la macabra triple A argentina; a partir de Paraguay se organizó el luctuoso “plan cóndor”; En Paraguay se planificó y perpetró el asesinato del ex canciller de Salvador Allende, Orlando Letelier. 15 Ingrato, pero cierto, Paraguay es el país con menor PIB del bloque, (menos que Uruguay), y mayor desigualdad social, se arrogó el derecho al veto desde la nada. 16 Demuestra que MERCOSUR, en cambio, es un acuerdo de integración entre economías diferentes, que Venezuela complementa con un aporte energético, industrias básicas importantes y un lazo estratégico y político

17 Con el complemento de Venezuela la región contiene las cuencas y los recursos hídricos de los tres grandes ríos de América del Sur: Amazonas, Orinoco y Paraná. 18 Con el ingreso de Venezuela MERCOSUR crece y se consolida como la única opción latinoamericana para contrapesar el poder de las transnacionales y bancos que mandan en Washington, en Londres y otras capitales.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 758 veces.