Ruralidades

Faltan 80 días, Radonski

Y no es para darle la vuelta al mundo, envejecido burgués. Es que son 80 días los que faltan (escribimos hoy miércoles 18 de julio) para los comicios que te dejaran sin el chivo y sin el mecate. Los comicios que, por esa gran mayoría en tu contra, no le quedaran resquicios para la duda a tus castigadores quienes, por su desespero, aportaron todo el dinero del que disponen los avaros en su caja chica para hacer un candidato como tu, con la pretensión de ganarle la presidencia al “enfermo” Chávez.

Tremendo pelón, Radonski. Qué vaina la que te echaron los panegíricos de lo etéreo y las pitonisas límbicas, que se imaginaron a un Chávez vencido en las primeras de cambio por una terrible enfermedad, sin tomar en cuenta que el barinés es el hombre de las circunstancias que, cual Florentino, se enfrenta al diablo y su diablera y, en cada sacudida, cae bien parado y sin mácula pestilente, mucho menos con el mal olor de la droga.

Es más, viejo prematuro, con el perdón de mis coetáneos que tuvimos la dicha y el honor de vivir y ver el rescate de la libertad arrebatada por Colon, si es que tus malos consejeros te distrajeron de las comodidades y de los mimos de mami, para que sueñes con pajaritos en cinta y como se agotó el dinero de la caja chica de los avaros, ahora te pasaron por la nariz el ramo de amapola de Uribe y Ravel, de manera que te des cuenta, según ellos, de dónde salen los últimos dineros para costear tu campaña durante los 75 días que faltan. Dime con quien andas y te diré quien eres y tu últimamente te haces acompañar del traficante Álvaro Uribe.

Muchacho maluco, aprende, todavía estas a tiempo para salvar algo de personalidad si es que aún te queda. De manera que vuelvas con mami. Debes estar consciente de que los jugueticos (diputación, alcaldía y gobernación) que te compraron como camino político, los vas a perder con todo y aspiración. Que sólo 80 días son los que te faltan para meditar. Si no lo hicieres, allá tú.

Y debes reflexionar también acerca de que no podrás sacudirte de la mancha Uribe, la cual es de mafafa pura que no se quita ni con jabón azul. Mancha de la que uno no sabe si ya estará más abajo de tu pleura, pues no somos expertos en detectar esos colorantes a distancia, y menos si no tenemos una prueba de laboratorio. Por eso la duda, que no es confirmación, por lo que no te recomendamos ningún limpiador de vísceras. Lo que sí podemos confirmar es que se te pusieron los ojos igualitos a los del general drogoparaco Leopoldo López.

Por otra parte Radonski, te habrás podido dar cuenta que, desde esta serranía oriental, te identificamos con el apellido materno. Ello tiene su explicación en el por si acaso campesino. No vaya a ser que choquemos con un padre inconforme con la sola crianza de mami, por lo que muchos párvulos, sin que ellas sean culpables, se acostumbran a los mimos de manera que otros tipos, llegados a la adultez, y de tu a tu en el juego de las precampañas internas por candidaturas presidenciales, hagan demarcación para guardar distancia como lo hizo el rascabucheador de fondillo macho allá en el Zulia contra un empleado suyo de él. Y cuando anotó, después del rascabucheo, hasta en las piedras que “Pablo Pérez es el hombre”, no obstante que el maracucho está consciente que el no es mas hombre que los revolucionarios y revolucionarias. Luego ¿Por qué te lo enrostró, precisamente a ti, después que los adecos te dijeron chayota?. Otro: ¿tu crees en el voto adeco?.

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos!

*[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 998 veces.


Pedro Méndez*


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

US N