Carta al Comandante Chávez sobre la Reforma del COPP

En días pasados escuché, al Comandante Chávez, manifestar que iba a reformar el COPP vía ejecutiva, fundado en la emergencia que lo tiene habilitado para ello, pero también lo escuché resaltando las ideas principales que tiene, una de ellas no me parece para nada buena, más abajo profundizaré al respecto, y ellas son: Que va a eliminar, lo poco de participación ciudadana que queda en alguna ley procesal, como lo establece el articulo 253 de nuestra carta magna que en esencia dice que la potestad de administrar justicia reside en los ciudadanos y ciudadanas; y una de esas formas por excelencia, aparte de las comisiones judiciales que son de elección popular (Que no ha quedado ninguna a pesar de la Constitución preverla, las que existen son de segundo y hasta de tercer grado) y la posibilidad de elegir algunos jueces por votación popular, otra probabilidad descartada por los factores de poder judicial y político actuales, y la otra serian los referéndum abrogatorios o aprobatorios de leyes, posibilidad, políticamente, tampoco existente, a pesar de ser legal; entonces usted va a eliminar los jueces escabinos, lo único que hay de participación popular en la administración de justicia, entonces vemos que la cosa está bien fea, desde la óptica del bolivarianismo revolucionario; mas bien le recomendaría que rescatara la figura de los jueces jurados, figura que existió en el primigenio Código Orgánico Procesal Penal y que fue siquitrillada por los bufetes de golpistas, corruptos y narcotraficantes, en alianza con los pumalacas (Antes era el “Chavismo Light”), quienes son el verdadero poder tras el poder judicial supuestamente “chavista”. Esta macolla judicial, dueña del derecho en Venezuela, aun en “V Republica” (Una parte de ella se mimetizó de “roja, rojita”), estuvo en contra de esta figura de los jueces jurados y/o escabinos, puesto que con este tipo de jueces populares pierden el control del tribunal (O se les hace más difícil), y aprovecharon la primera oportunidad para eliminarla y eso fue en la reforma golpista del 14 de noviembre del 2001, reforma que fue aprobada por unanimidad con la honrosa excepción, en aquel entonces de la actual Ministra penitenciaria, ya que en aquella reforma  de golpistas y chavistas light (Hoy pumalacas), querían privatizar a la PTJ y no lo lograron, y en eso estuvo el valor de Iris.

Es repugnante y demuestra la hipocresía y el cinismo de personajes como Alberto Arteaga y Tamayo Tamayo, quienes fueron los “cerebros” de aquella reforma que eliminó los jurados, hoy invocando la participación popular en la administración de justicia y criticando a Chávez porque anunció la eliminación de escabinos.
La otra figura, que usted comentó para la reforma que tiene en ciernes, es la idea de la pena de trabajo comunitario, es decir, que la sanción no sea un régimen cerrado, privativo de libertad sino un trabajo que se hace o en la comunidad o en sitios públicos. Pero déjeme decirle, que cuando lo escuche diciendo esto, inmediatamente pensé que no tiene un asesoramiento idóneo, puesto que en materia de pena, la reforma no seria procesal (COPP) sino sustantiva (Código Penal), y déjeme decirle que ese código si requiere una reforma integral urgente y que está bastante tardía; esa, que se la propongo en esta carta,  clasificaría los delitos en mayores con penas largas y los menores o de menor pena. Los mayores son conductas de carácter política y económica de las clases dominantes; la conspiración de derecha, la traición a la patria tomando en cuenta que hoy, estos delitos (Incluyen las novísimas conspiraciones mediática y económica, remenber Allende), tienen por fuente al imperio de la globalización neoliberal; el único factor generador de violencia y guerra actualmente, y debe  incluir también a los delitos de cuello blanco, en su mayoría despenalizados o con penas bastante benévolas; y entre los delitos menores o de penas cortas, estarían los comunes, que son los únicos sancionados draconianamente,  aun con su gobierno bolivariano revolucionario, de hecho las cárceles están superpobladas por estos delitos. Por ejemplo el delito de hurto y robo debe cuantificarse el objeto, no puede haber igual pena para quien se robe una gallina que quien roba un banco con ganancias de decenas y centenas de miles de bolívares y hasta millones. También esa reforma sustantiva debe descriminalizar el consumo de drogas, que es un arma imperialista de dominación geopolítica, envenenamiento de su juventud y financiamiento, por intermedio de los paraísos fiscales o bancos propios directamente, de su guerra sucia (Paramilitarismo u “operaciones encubiertas”) conjuntamente con la venta de armas y el saqueo imperial. De legalizarse la droga a nivel mundial, se caería todo el sistema del dólar; colapsaría el capitalismo, las palabras del Sociólogo James Petras, dadas a nuestra radio nacional, a su directora, hace tres domingos, son lapidarias y deben tomarse en cuenta.

TENGO TEMOR CON ESTAS RECOMENDACIONES
Le diré que con las recomendaciones que les daré tengo mucho temor, no porque piense que lo estoy haciendo mal o porque tema que usted me pueda hacer algo por esta “carta” sino porque puedo “escupir para arriba”, como lo hice con la ultima reforma del código penal en el 2005, en donde propuse acabar con las guarimbas de los ricos del este, sobretodo la provocada por los Alcaldes de Chacao y Baruta, este ultimo actual flamante candidato presidencial de la derecha; y propuse repito que las trancas de calles, las tomas de instituciones y la paralización del transporte, pero con fines subversivos, tal y como lo hicieron los escuálidos en el 2003 y 2004 (Las propias “guarimbas”), se penalizaran; y en el 2005 con la reforma del Código Penal, repito, injusta e indebidamente se penalizaron estas conductas, sin meter el elemento subversivo,  para criminalizar las luchas obreras y las protestas populares, centenares de obreros y luchadores sociales están hoy judicializados, por esos articulo que no era la idea de aquella propuesta. Por eso, vuelvo a decir, temo hacer esta propuesta por temor a “escupir para arriba” tal y como pasó con la reforma del 2005 del código penal.

LA PROPUESTA PARA LA REFORMA DEL COPP EN SI

Primera Propuesta, Reforma integral del Código Penal: Antes de reformar el COPP, reforme el Código Penal, existe un ante proyecto de reforma integral del código penal (De carácter burguesa), pero no copie el contenido, copie la idea de hacer un código penal único en donde estén incluidos todos los delitos, ya que los mismos se encuentran dispersos en distintas leyes; el nuevo código, que usted promulgará dividirá los delitos en mayores o de penas largas (10-20 Años, ya que la pena máxima debe ser de hasta 20 años); y menores o comunales, entre 1-10 años; en los primeros estarán los delitos de traición a la patria, delitos en contra del estado Bolivariano y los delitos de conspiración en contra de la constitución, estos delitos mayores (Aquí estaría el terrorismo mediático y la especulación financiera y económica con fines políticos) estarán ligados con la connivencia o complicidad con la única superpotencia (USA), enemiga del género humano y único factor de desestabilización y guerra mundial y concretamente de Venezuela; incluya los delitos económicos o de cuello blanco, en donde estaría la especulación tanto financiera como económica, no ligada al hecho político desestabilizador, y demás formas de delitos cometidos por empresarios; evasión de impuestos, evasión de las leyes del trabajo y del medio ambiente como del área de trabajo, la estafa por intermedio de ofertas engañosas o incumplimientos de normas de salud que envenenan o dañan a la población; el delito de corrupción, hoy prácticamente despenalizado, en donde cualquier funcionario hace lo que le da la gana con el presupuesto público y tiene garantizada la impunidad. Por supuesto los delitos de homicidio, los hurtos y robos cuando pasen de una cantidad superior a 20 UT, la delincuencia organizada cuyo monto de lo rateado sea superior a 20 UT, y el sicariato mercenario (Por dinero) porque el de sensación o conmoción (La base del paramilitarismo para sembrar el terror y/o vender seguridad), está en la primera clasificación mencionada. Se debe despenalizar el consumo de drogas y su distribución, a las personas catalogadas como consumidores estará en manos del estado para impedir el enriquecimiento que trae consigo el poder político y social de los narcotraficantes. Estos tipos de delitos serán dirimidos por las instancias de jueces profesionales, Jueces Superiores Constitucionales y la Corte Penal-Constitucional (La Sala Constitucional pero reestructurada en un 100% a como está hoy), tendrán  cárceles especiales de máxima seguridad, en donde tendrán celdas individuales.
Entre los delitos menores (1-10 Años), estarían los que hoy son contra la propiedad, cuyo monto sea inferior a 20 UT y la violación, ambos delitos, provocados por el capitalismo, en uno por la pobreza y en ambos por la publicidad burguesa que instiga al consumismo y al sexismo, sobretodo en la forma como se utiliza al cuerpo de la mujer con fines de venta comercial, en donde moralista y religiosos quienes se dan golpe de pecho por los robos y violaciones publicitadas con amarillismo en la prensa privada, pero ante este hecho miran para otro lado; la represión de estos delitos se debe acompañar con planes de desarrollo y consecuente empleo nacional y la prohibición a este tipo de propaganda sexista y a un periodo de educación colectiva sobre el trabajo, única forma de socialmente obtener riquezas y sobre el sexo sano y con fines de reproducción de la especie. Este tipo de delitos serán dirimidos por tribunales Municipales, de elección popular, y procesos con jueces jurados, escogidos del registro civil por parroquia, de manera que será el propio pueblo quien es magnánimo y busca la reforma real del individuo sentenciará. En estos casos las penas serian fundamentalmente de trabajo comunitario y en caso de privación de libertad serian en Internados Judiciales locales, en donde este cerca de su familia y de la comunidad; las cárceles propiamente tal son para los delitos mayores.

Segunda Propuesta: En base a la Reforma Penal Sustantiva Organizar a los Tribunales, la Fiscalía, la Policía y las Cárceles.
Una vez reformado el código de los delitos y de las penas, en delitos mayores (10-20) y menores (1-10), se reformarían o se adaptarían a dichas reformas los tribunales, las fiscalías, las policías y las cárceles, de la siguiente forma: Los Tribunales de Jueces Profesionales (Uninominales), que serian de primera instancia, y como segunda instancia las Cortes Penales Constitucionales y en Casación la Sala Constitucional, por supuesto con un personal distinto y diferente a los Magistrados actuales, se recomienda utilizar la figura del Juez Asesor, existente en el viejo condigo de enjuiciamiento criminal, con fines de subsanar los más de 70 años de retraso con el pensamiento progresista y de izquierda que tienen nuestras facultades de derecho, específicamente la UCV, en donde nada que surja de allí puede ser bueno porque nadie da lo que no tiene; se recomendaría Abogados asesores de ciertas Universidades Españolas, ligadas al pensamiento crítico y expulsados de sus cargos por el privatizador plan Boloña, de la Universidad de Buenos Aires, de la UNAM Mexicana de la UN de Bogota y Medellín y de la Universidad de Sao Paulo en Brasil, así como ciertos asesoramiento de Abogados Norteamericanos de origen latino que ejercen en los Estados de California, New York, Illinois y en Montreal, Canadá. No se descarta asesoramiento judicial de Abogados de otros países.
Las Policías y Fiscalías, deben reestructurarse radicalmente, en donde la Fiscalía esté por arriba de la policía de verdad y no en el papel, inclusive la misma policía nacional mal llamada Bolivariana, hay que reestructurarla ya que esta diagramada bajo la misma concepción puntofijista de una policía Hooveriana (Edgar J. Hoover, genio policiaco gringo padre de la policía ejercito de agresión en contra del pueblo trabajador y pobre y su avanzada socio política y custodia fiel de los intereses de la burguesía imperial). Las policías, como ya no van a combatir al pueblo llano, deben desarmarse y achicarse, en personal, mas no en conocimiento científico, el cual debe agigantarse, ya que ahora va a tener como delitos a combatir los que son cometidos por la astuta, poderosa y muy bien armada y equipada burguesía. Se requiere un personal suficiente y eficientemente preparado para hacer persecutoria a los principales medios de comunicación, en donde se originan las “ollas” que monta el imperialismo (Sus cuerpos especializados dependiente del Pentágono o del Departamento de Estado o de la CIA), y la burguesía lacaya, en contra del pueblo y del país, para reprimir los delitos de terrorismos mediáticos la complicidad necesaria que hay entre los medios con los delitos traición a la patria, conspiración, especulación financiera o económica o terrorismo propiamente tal; se le deben hacer un movimiento riguroso minuto a minuto a la banca tanto pública como privada, pero fundamentalmente a la privada con miras a prevenir maniobras especulativa asimismo debe tener personal suficiente tanto en cantidad como en preparación con listas de precios y seguimiento a los productos y bienes en prevención de su especulación indebida, acaparamiento o desviación y debe existir un cuerpo armado especializado, distinto al cuerpo técnico que hace la investigación, registro o experticia, pero en relación muy estrecha con él, para someter y capturar al delincuente de cuello blanco y/o enemigo de la patria y de la sociedad. Las fiscalías, al igual que las policías, deben especializarse por departamentos tanto para delitos mayores o nacionales y menores o municipales; las fiscalías (Y policías) Nacionales deben sub dividirse en delitos en contra la patria y la constitución (Traición a la patria por connivencia con el imperialismo), delitos financieros, en donde la Superintendencia de bancos debe convertirse en una supefiscalía o superpolicía, para que le haga seguimiento y control a cada bolívar de la nación, delitos económicos, en donde la función de la fiscalía especial es impedir la agresión a la sociedad por parte de comerciantes y burgueses con productos y bienes; la Fiscalía en contra de los delitos mediáticos de manipulación, distorsión del pensamiento y terrorismo y complicidad necesaria en contra de la especulación financiera y económica. Sobre las cárceles, ya hablamos arriba.

Tercera Propuesta: Reforma del COPP, Una Vez Realizada la Reforma Integral Penal:
Una vez hecha la reforma sustantiva integral penal que establezca un sistema de administración de justicia idóneo, no para combatir al pueblo o los delitos que pueda cometer el pueblo sino a los ricos y organizado unos tribunales, fiscalías, policías y sistema penitenciario, en función de esa concepción matriz verdaderamente bolivariana revolucionaria y no bolivariana primaria, patriotera o cuartelera; de combate a los delitos de los ricos con rigor y permisividad con las conductas de los pobres, es que se debería reformar el COPP, y no antes.

Cuarta Propuesta: Tribunales, Fiscalías, Policías, Médicos Forense, Peritos, Defensores suficientes.
La burocracia retardataria, que controla el poder judicial, y la más atrasadas de todas, es la penal que hasta ayer no mas estuvo jefeada por Eladio Apone Aponte, en esta revolución bonita, que me da la impresión que usted para nada se ha dado cuenta de ello, ante la deficiencia de tribunales, fiscales, peritos, defensores y personal administrativo suficiente, en vez de corregir esa falla aumentando el personal y el presupuesto, optó por correr hacia adelante, mochando al COPP, retardando los lapsos y cercenando el derecho de los ciudadanos, en detrimento del debido proceso, por ejemplo, el COPP primigenio (1998) estableció que el imputado una vez detenido, tenia 48 horas para ser presentado ante un juez, quien debía decidir en ese lapso, sobre su libertad, luego el Ministerio Publico, en 20 días debía presentar la acusación o el sobreseimiento o cualquier otro acto conclusivo y el proceso completo debía durar un máximo de Dos (2) años so pena de quedar en libertad el reo; pero en vez de ponerse a tono con ese COPP de carácter progresista y garantista, que era mucho código ante tanta mediocridad, opto por aumentar los lapsos para darle más chance al juez para que decidiera y al fiscal para que cumpliera con su trabajo; se priorizó la comodidad del funcionario público, que no representa ni el 2% del país por arriba del 98% restante de la población. Esa es la salida sindicalera, típica de una socialdemocracia tardía. En Venezuela no podemos alegar, como en El Salvador o Guatemala la falta de recurso, aquí el problema ha sido de falta de voluntad y mala fe. Hoy el proceso puede durar más de 5 años y este retardo es, conjuntamente con un código penal injusto que penaliza con saña a la pobrecía, la principal causa del hacinamiento penitenciario, y este hacinamiento es la principal causa del estado de caos y muerte existente en nuestras cárceles, que es una afrenta para la sociedad venezolana.
Se propone que por cada 100.000 habitantes haya un Tribunal, Una (1) Fiscalía, con su personal e infraestructura suficiente para su funcionamiento eficiente.

Quinta Propuesta: Proceso Oral y Público y Debido Proceso
Producto del mochamiento y el cercenamiento de derechos en el proceso penal con las consecutivas reformas involutivas que ha habido, el proceso criminal que era oral y público de verdad de todos los procesos que han habido, hoy en día es un proceso escrito mas, con algunos actos en audiencia hablada por las partes, cada día el juez se reserva a espaldas de la partes y en secreto la decisión que de esa forma solo puede ser por escrito y no oral y los actos son cada vez no solo menos orales sino menos públicos, sujetos a la discrecionalidad del funcionario.
Se propone que el detenido en un lapso, no mayor de 48 horas sea puesto a la orden de un juez quien decidirá sobre su libertad dentro de ese lapso incluido y el fiscal a más tardar en 3 semanas presentará su acto conclusivo y el proceso no debe durar más de 2 años.
Este tiempo procesal debe ser no solo para los delitos infraganti sino también para los delitos no infraganti u ordinarios, en donde la fiscalías, y las policías, hacen las veces de juez y parte al mismo tiempo y no existe fase de investigación judicial, prestándose esta conducta a la arbitrariedad y corrupción.
Se propone que en los delitos no fraganti, una vez detectado el delito se someta a juicio a sus posibles autores o participes cuestión que no implica violación a la libertad o al principio de detención judicial, de acuerdo a nuestra constitución. La detención administrativa (Sin tutela judicial) puede durar hasta 48 horas.
Ahora esta propuesta es para acabar con un privilegio en donde delincuentes que han cometido delitos mayores pero que por posición de poder, son investigados muy light, sin ser sometido a tutela judicial y en donde el Ministerio Publico se toma el tiempo que le da la gana; y no para que se desaten detenciones arbitrarias por 48 horas a diestra y siniestra. Se propone que en el proceso ordinario, una vez detectado el delito a posibles autores y participes se pongan a disposición judicial quien decidirá sobre su libertad, en ese lapso de 48 horas, y el tiempo para presentar acto conclusivo, no sea superior a 90 días, tiempo suficiente para que un caso difícil sea resuelto.

Sexta Propuesta: Restituir los Beneficios Procesales y Penitenciarios del COPP de 1998
La macolla de derecha, que ha venido reformando de forma involutiva al COPP consecutiva y recurrentemente, le ha parecido horroroso que los pobres que delinquen gocen de tantos beneficios y al principio le adjudicaba ser el causante de la inseguridad, pero aquí la culpa es de la vanguardia del proceso revolucionario que no ha sabido imponer la ideología del bolivarianismo revolucionario, en donde el principal responsable seria usted Mi Comandante, ya que la derecha conjuntamente con el reformismo, en vez de profundizar la revolución a nivel judicial penalizando los delitos de cuello blanco y la conspiración de derecha y despenalizando o disminuyendo la dura penalización de los delitos comunes, contiguamente en económico social impulsar industrialización del país y la construcción de una infraestructura solida para acabar con la pobreza y la dependencia, principales vectores de la delincuencia.
Se propone que se restituyan los beneficios procesales y penitenciarios que contemplaba el COPP de 1998. Igualmente se propone que sea el Juez de Ejecución quien supervise la ejecución de la pena y desparezca tanto los delgados de pruebas como los equipos multidisciplinarios para otorgar beneficios que son fuentes de corrupción y retardo o negación absoluta de beneficios penitenciarios a los presos “limpios”, que son la mayoría.

Séptima Propuesta: Restituir los Juicios en Contra la Corrupción en Ausencia.
Golpistas y chavistas light, que en 2001, en esa destructiva reforma del COPP, eliminaron el juicio en ausencia, para ello contaron con la aquiescencia del Fiscal General del momento, Isaías Rodríguez (El Fiscal de la Impunidad) y con ello ganaban los casos de sus clientes, los corruptos, antes de empezar el juicio.
Resulta que en muchos países para que proceda, la extradición, sobretodo en los llamados del primer mundo, se requiere que la persona esta sentenciada, pero resulta que el reo se da a la fuga o se ausenta. Por otro lado, mientras la persona no sea condenada tampoco se le puede expropiar bienes; y por ello en protección del delincuente rico, que es quien tiene posibilidad de fugarse para Estados Unidos, Costa Rica, Panamá o cualquier otro paraíso fiscal.
Se propone restituir el juicio en ausencia por corrupción, eso no es violatorio a ninguna constitución y es mas existen acuerdos internacionales que contemplan los juicios en ausencia.

Octava Propuesta: Ampliar los Beneficios al Informante Arrepentido y a Quien Admite los Hechos:
Dicen que los ricos ganan los juicios mucho antes de que se realicen, cuando se hacen las leyes, ya que la acomodan a su conveniencia e intereses; eso ha pasado con los golpistas con respecto a las reformas involutivas del COPP, en donde una de sus victorias para sus clientes los golpistas y corruptos, ha sido desmejorar los beneficios o concesiones que da el estado al delincuente que se arrepiente y colabora con la administración de justicia, con ello procuran la integridad del delincuente para que no delate a su compinche en detrimento del estado y la justicia. Igualmente a quien admite los hechos, Existen muchas trabas y pocas garantías o concesiones a quien admite los hechos.
Por último me despido de usted, Mi Comandante esperando que estas recomendaciones puedan ser útiles a usted y a la administración de justicia penal de nuestro país y le recuerdo que más que una carta a usted, que si lo es, por estar personalizada, estas son unas propuestas.
 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1406 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a144975.htmlCUS