Ahora le toca a la Hojilla en Radio Nacional de Venezuela

He estado observando toda esta diatriba que ha originado la salida del aire de la Hojilla. Los variados puntos de vista han generado que en medio de la turbulencia de conceptos, uno pueda darse una idea de lo que está pasando.

El intelectual Néstor Francia, se lanzó con una carta de renuncia, porque no aceptaba una violación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que, presuntamente, Mario Silva cometió.

La señora Eileen Padrón, haciendo uso de su peculiar formación ideológica, le siguió los pasos al intelectual Francia, con la esperanza de montar tienda aparte.

Mario Silva, a excepción de Eileen Padrón y Néstor Francia, ha mantenido un silencio exasperante, pero que podría calificarse de honorable, aunque le provoca espasmos a los chismosos de oficio.

Lo cierto es, dígase lo que se diga, que el mandado estaba hecho y sacaron a la Hojilla de la pantalla chica, brindándole la fiesta a los canales privados.

Ahora, todo el mundo anda molesto y peleando y a la gente que dirige VTV no le importa para nada la reacción de la gente en la calle.

Pero ahora viene lo increíble, Mario Silva conservó el espacio de la Hojilla en radio, por RNV, y de los tres programas últimos, cuando más candente se pone, dos terminaron por cortarlo con una cadena o micro del Ministerio de Comunicación e Información.

Recuerdo también que similar situación se presentaba con la Hojilla en TV, más eran los cortes innecesarios que se le hacían, que lo que pasaban de programa.

Yo le quiero hacer dos preguntas a nuestro presidente Hugo Chávez, una, ¿quiénes son los que realmente están interesados en sacar a la Hojilla, en todas sus expresiones (televisión, radio e Internet), del aire? Y la otra, ¿Andrés Izarra podría explicar a quiénes estaba afectando la Hojilla?

Luanny Colina
Periodista

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3749 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a14255.htmlCUS