La caridad escuálida

 La oligarquía, esa clase social parasitaria; las jerarquías –también radicícolas– de algunas religiones y sus poderosos medios de comunicación, nos hicieron creer que las adversidades –desempleo, enfermedades, hambre, sin techo, ignorancia, etc.– eran producto de nuestra mala suerte, baja autoestima, etc.Bueno, tampoco hay que verlo como hecho del pasado; la plutocracia mediática insiste en imponernos esa visión de culpabilidad individual con su telebasura: programas de autoayuda, esotéricos, religiosos, estúpidos y reality shows (academia de bailes, sobrevivencia, etc.) 

Nos imponen la visión del azar o suerte personal para lograr o no: un trabajo, una vivienda, cupo universitario, etc

Las librerías están abarrotadas de libros de autoayuda que contribuyen a reforzar la visión individualista como vía para satisfacer las necesidades existenciales, reivindicadas por la Revolución como derechos constitucionales.

Hoy observamos con asombro cómo los candidatos de la contrarrevolución, intentan engañar a los simpáticos escuálidos al ofrecerles en forma de dádivas u obras de caridad aquellos derechos, calidad de vida y bienestar social que el pueblo y los jóvenes de la rebelión militar del 4 febrero de 1992 han conquistado, y que se traducen por ejemplo en las Misiones.

La contrarrevolución y sus medios insisten en ocultar que el capitalismo, la estructura de distribución de la riqueza, etc., son las causas de la pobreza y la desigualdad; ocultan que ellos son los responsables –40 años de gobiernos adecos, copeyanos y derivados– de la pobreza y desigualdad en Venezuela.

Nuestra revolución-socialismo lucha por la justicia social e igualdad de condiciones, únicas garantías para la igualdad de oportunidades. ¡No es caridad, es justicia e igualdad! ¡El socialismo es solidaridad, no caridad! ¡El chavismo es socialismo!

--
[email protected]
http://manuelote.blogspot.com/

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1612 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a138194.htmlCUS