Niño chiquitico, niño parrandero

Termina el 2011 y esta historia continúa. Para beneplácito y alegría de los venezolanos que desde hace diez años vivimos esta experiencia llamada Revolución Bolivariana. Algunos le dicen “proceso” y no está mal, porque al fin de cuentas es una historia que se hace todos los días y son los “hechos en pleno desarrollo”, al decir del director del prestigioso programa televisivo “Dossier”, Walter Martínez.

También para satisfacción de toda Latinoamérica, y muy especialmente para la mayoría de los venezolanos, el acontecer político diario está colmado de dinámicas y, sobre todo, buenas noticias. En pocas palabras, aquí el mal ha sido puesto en su lugar. El cinismo, el caradurismo, la intolerancia, la desfachatez, el engaño y la mentira, la demagogia y toda la secuela de vicios que han caracterizado la politiquería y los malos gobiernos, también están precisados por quienes hasta hace 12 años eran tratados como simples votantes y espectadores de un circo de politiqueros desalmados, perversos y corruptos.

El balance a vuelo de pájaro de este 2011 nos arroja un nuevo capítulo de esta obra que paso a paso construye la gran mayoría de compatriotas invisibilizados y marginados a un destino de pobreza eterna. Y aunque como no los dice el mismo presidente Chávez, las cosas no son para cantar victoria porque ciertamente este es un país y un nuevo sistema en construcción. Y como muy bien lo ha dicho el compañero Fidel, llámelo como quiera: Socialismo, cristianismo, Bolivarianismo…Lo importante es la carga de humanismo y solidaridad que lo está engendrando y lo que al fin de cuentas lo hará valioso, perdurable e histórico.

Se trata de un Presidente y un gobierno que se empeña en convertir cada hora del día en piedra, adobe, barro y bloque para la nueva sociedad que construimos. Y si de ejemplos se trata, vean ustedes como se despide este 2011. Acariciamos el sueño de Bolívar y casi tocamos la Patria Grande con la creación de este organismo multinacional y de integración llamado Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC. En la iniciativa de un plan de seguridad social integral, damos un nuevo paso con la creación de las misiones Hijos de Venezuela y Amor Mayor Venezuela, destinados a garantizar bienestar a la infancia y mujeres en estado de pobreza y pensión para los abuelos. Súmese Mercal, PDVAL, Barrrio Adentro, José Gregorio Hernández, Sonrisa, Alma Máter, Robinson, Sucre, Milagro, Árbol, Ciencia y pare de contar.

Chávez nos invita a tener cautela con las encuestas, pero en buena medida, por lo dicho y hecho, dicen la verdad. Para el 7 de octubre de 2012 la tendencia es clara: ¡Victoria popular! ¡Victoria de Chávez! Por ahora, como la navidad no fue arrebatada, nos unimos a las voces que le cantan al Niño Jesús…Niño chiquitico, niño parrandero…O la otra… ¡Fuego al cañón! ¡Fuego al cañón!... Para que respeten nuestro parrandón….


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2449 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a135808.htmlCUS