Condoleezza Rice: La Secretaria de injerencias

La Secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, atacó duramente a Venezuela y la definió como "uno de los más grandes problemas" de su país y catalogó de "particularmente peligrosa" su alianza con Cuba.

Sus declaraciones fueron formuladas en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes: "Es justo decir que uno de los mayores problemas que afrontamos son las políticas de Venezuela".

La funcionaria agregó que la respuesta de Washington es trabajar con otros para asegurarse de crear un tipo de frente unido contra Venezuela.

Reconoció que habló por teléfono con sus pares de la Unión Europea, entre ellos con la de Austria, que ejerce la presidencia y con los ministros de Relaciones Exteriores de España y Brasil, y les dijo: "realmente tienen que prestar atención a lo que está pasando allí.Tenemos que denunciar lo que está ocurriendo allí". Ese lenguaje imperial es insultante, es una humillación para los españoles y nos ha puesto a nivel de la República Checa, Estonia o Polonia. A la Rice le debemos responder con una fuerte protesta y no olvidar las palabras del presidente venezolano cuando dijo: "Lo único que le pido a Europa es que sea digna".

Me llamó la atención que la Rice no incluyó a Inglaterra y Alemania en sus comunicaciones telefónicas, lo que hace creer que los mandatarios de esos países están de acuerdo con ella y que son sus cómplices.

Tampoco habló con el otrora influyente México, aunque algunos analistas consideran que con ese gobierno no hay que hablar ni pedir, sólo ordenar porque México perdió capacidad de influencia en América Latina.

Pero al parecer son ciertas las informaciones de que trató el asunto personalmente con el canciller Luis Ernesto Dérbez en una cena privada con la Rice en Washington, donde el pronorteamericano funcionario se comprometió a presentar una moción de condena a Cuba y Venezuela en la próxima reunión de la Comisión de Derechos Humanos y estudiar la propuesta de establecer en México una emisora radial con el nombre de Simón Bolívar para trasmitir informaciones contra Cuba y Venezuela.

El portavoz presidencial Rubén Aguilar, se adelantó a las manifestaciones de repudio que esta política servil de México puede provocar e informó: "Lo que la Cancillería mexicana no tiene es una posición respecto a las resoluciones que se puedan presentar en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra"."México no se va a dejar presionar por nadie." También expresó, que aún falta discutir el contenido de las resoluciones que se ventilen en Ginebra y con base en eso México definirá su voto. Sin embargo ilustres mexicanos relataron que no se le puede creer a un mentiroso y taimado portavoz, porque iguales declaraciones formuló el año pasado cuando ya el voto estaba comprometido con los norteamericanos.

La Condoleezza y la política de su país, esta a tan bajo nivel, que para su estrategia contra Cuba y Venezuela se vio obligada a utilizar a un moribundo y desprestigiado José María Aznar, quien en declaraciones a un periódico chileno se autoproclamó "el salvador de Latinoamérica", ante la "marea populista", como llaman ahora a la izquierda.

Nosotros conocemos muy bien a Aznar por su sumisión a Bush, pero ahora esta subordinado a la Secretaria de Injerencias e Intervenciones, lo que indica que ha perdido valor en la bolsa de los mercenarios. La prensa cubana se preguntó "con qué cuenta la cucaracha para encabezar la llamada lucha en Latinoamérica" y cuáles métodos emplearía, y enumeró la fuerza, invasiones o la imposición de dictaduras militares asesinas como las que Washington impuso en décadas pasadas.

Se recordó que el ex presidente español, reclutó a jóvenes latinoamericanos para enviarlo a la guerra contra Irak y en algún momento debería sentarse ante el banquillo de los acusados por crímenes contra la humanidad.

La Rice también impartió instrucciones al movimiento internacional de trabajadores sindicalizados en el sentido de que deberían presionar al gobierno de Chávez, y que esto podría capitalizarse como ocurrió con el movimiento Solidaridad contra el régimen comunista en Polonia y afirmó: "Tenemos que mostrar lo que está ocurriendo". Tachó de "desgracia" el juicio contra los opositores venezolanos que trataron de darle el golpe de estado a Chávez, de la misma forma que lo hizo con los mercenarios y anexionistas cubanos. La Secretaria de Injerencias no comprende que Venezuela y Cuba no están en Europa, ni remotamente se parecen a Polonia y a la República Checa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3391 veces.



Miguel del Padrón


Visite el perfil de Miguel Del Padrón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Del Padrón

Miguel Del Padrón

Más artículos de este autor