Letra Desatada

Dos años

Ya nuestra relación tiene dos años. En dos años es mucho lo que se conoce a alguien. Se empiezan a ver los defectos, que ya existían pero estaban ocultos, y aumentan o desaparecen las virtudes. Se piensa en agrandar la familia. En una relación de dos años el amor sigue mandando. Es el amor lo que justifica la existencia. Pero no es cosa de dos, es de muchos.

Se quiere y se aprecia a la gente que acompaña. Es una familia numerosa. Sacan cuentas del presupuesto familiar. Sufren con historias propias y ajenas. Compran comida y mobiliarios para la casa. Compran papel higiénico, bond y absorbente. Organizan agasajos. Cuidan que haya desodorantes ambientales y ahuyentadores de ratas. A veces se inmiscuyen tanto en la relación que son despreciados y mal entendidos… Así es también el amor, irresponsable y egoísta.

Se quiere y se aprecia a la gente que se asegura de que el “acto consumado” no se quede encerrado en cuatro paredes. Es un compartir colectivo, público y notorio. A veces literales, a veces metafóricos, a veces reales. Es un amor que trasciende la plaza, los cotufas, el palacio, la iniciativa burgomaestre. Madrugan. Sueltan la cobija, abandonan piernas, labios y sudores y saltan a contarlo todo. Miles de manos esperan ansiosas.

Se quiere y se aprecia a quienes cuentan detalles de la “promiscua” relación. Escriben, captan imágenes. Otros son “estilistas”, otros cuidan, otros trasladan. Y hasta una sonrisa con sabor a café y té mañanero o vespertino los arrulla. También hay dedos nocturnos que insertan miles de caracteres para seguir multiplicando la experiencia. En esta etapa la trascendencia del amor ya es infinita y perdurable.

Es el quehacer cotidiano de los últimos 700 y pico de días que han convertido al diario Ciudad CCS en una experiencia comunicacional colectiva, en la que hay discusiones, verraqueras, pataletas, suspiros, alegrías, respiraciones profundas que nos hacen pensar en el camino que recorrimos y en el camino que falta… Hemos crecido de repente, son 120 mil almas que nos escrudiñan a diario, que palpan a diario esta relación que vive para y hacia afuera.

Y es que sobre todo se quiere y se aprecia a los lectores, que sólo con leer hacen que la relación se oxigene. Se quiere y se aprecia a nuestros escritores y periodistas de la calle, que escriben a diario, que son mucho más que dos. Con cartas, con artículos de opinión, con mensajes de textos, con crónicas de su cotidianidad, con reclamos, con felicitaciones, con críticas, con palabras de aliento, con reportajes, con fotos, con sus relatos de la vida en comunidad, nos hacen renovar la fe en el amor todos los días. Renovar la fe en el amor cuando la rutina acecha. Cumplimos hoy dos años. Le deseo larga vida a Ciudad CCS, revolución a diario. Sólo el pueblo salva al pueblo se dice, sólo el amor salva, agrego ¡Feliz cumpleaños, querida gente!


mechacin@gmail.com
@mercedeschacin


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a128083.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO