Cuestiona la política antidrogas de EEUU

Evo Morales plantea relanzamiento del "Consejo Andino de Productores de Coca"

29.07.21 - El expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien se encuentra en Perú para la toma de posesión del presidente Pedro Castillo, cuestionó la política antidrogas que lleva adelante el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) y señaló que es momento para relanzar el Consejo Andino de Productores de Hoja de Coca.

"So pretexto de la lucha contra el narcotráfico, (instalan) bases militares, por un control geopolítico desde el norte", dijo Morales durante un encuentro con productores de hoja de coca de Perú, en el que también participó el congresista peruano Guillermo Bermejo, de Perú Libre, el partido del nuevo mandatario de ese país, Pedro Castillo.

El exmandatario boliviano añadió que, con las bases militares, Washington logra controlar "al Estado, a la nación, a los pueblos" para "robar" los recursos naturales.

De acuerdo con el exmandatario, "donde hay base militar (de EEUU) crece el narcotráfico". Como ejemplo puso a Colombia, donde hay más de media docena de esas instalaciones estadounidenses y se ha incrementado este delito.

Asimismo, mencionó que la situación de Colombia se replicó durante mucho tiempo en Bolivia, hasta que, según dijo, los sectores sociales se organizaron desde la década de 1990 para llegar al poder y revertir el panorama, cuestión que finalmente ocurrió en 2005, cuando su partido ganó las elecciones.

"Nosotros tenemos cerradas las bases militares y estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico", enfatizó Morales, señalando que la lucha contra ese flagelo la han ganado sin la presencia de los uniformados estadounidenses, sin la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y sin la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Reivindicación de la hoja de coca

En el encuentro, Morales insistió en la reivindicación de la hoja de coca, a la que se le atribuyen propiedades nutritivas y medicinales en su estado natural; aunque reconoció y lamentó que, debido al mercado ilegal de la cocaína, aún hay quienes desvían parte de esos cultivos al narcotráfico, que siguen combatiendo.

"Desde el año 1961 penalizaron y criminalizaron la hoja de coca y decidieron acabar [con ella] en 25 años", recordó el mandatario, tras recalcar que eso finalmente no se logró porque en Bolivia se libró "una batalla sobre el consumo legal".

Del mismo modo, Morales consideró que es el momento adecuado para relanzar el "Consejo Andino de Productores de Hoja de Coca" en Bolivia y Perú, para dar "un mensaje" sobre este cultivo.

Por su parte, el congresista Bermejo dijo en el encuentro que impulsará en Perú una ley de la hoja de coca, con el objetivo de industrializar su producción y generar "un verdadero mercado interno", destacando el modelo boliviano impulsado por Morales para enfrentar al narcotráfico.

En 1994, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) señaló que tomar mate de coca “considerado inocuo y legal en diversos países de América del Sur, forma parte de una actividad ilegal según lo estipulado en la Convención de 1961 y en la Convención de 1988".

Sin embargo, a partir de las reclamaciones hechas por los países suramericanos, en su informe anual de 2007 la JIFE se retractó de esta postura e instó a todos los países a abolir o prohibir la práctica de masticar hoja de coca y la fabricación de mate de coca.

Con información de RT / Telesur.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1675 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter